Estados Unidos
Internacional 25/06/2022

El final de Roe

El caso que legalizó el aborto en Estados Unidos habría cumplido 50 años el año que viene

2 min
Protesta contra la sentencia que anula el derecho del aborto ante el Tribunal Supremo de los EE.UU..

Nueva YorkUna constante ha prevalecido durante los casi 50 años de aborto universal en Estados Unidos. Una mayoría clara de los norteamericanos (un 60%) ha estado y está a favor de este derecho en la mayoría de los casos. El apoyo es, incluso, más grande en interrupciones de embarazos producto de una violación o que suponen un peligro para la vida de la mujer.

Aun así, Estados Unidos se ha ido polarizando en los últimos años de una manera que ha afectado a todas las instituciones del país, la corte suprema incluida. El caso Roe vs. Wade de 1973, que legalizó el aborto en todos los 50 estados, fue votado por cinco jueces nominados por presidentes republicanos y dos por presidentes demócratas; y solo dos (un conservador y otro progresista) se opusieron. Por el contrario, la decisión de este viernes muestra una politización del tribunal de consecuencias imprevisibles, puesto que los jueces que apoyaron la revocación de Roe fueron nominados por presidentes republicanos.

El caso fue ratificado años después por Planned Parenthood vs. Casey, pero esto no impidió que la actual supermayoría optara por revocar unos precedentes históricos. Norma McCorvey, conocida en documentos judiciales como Jane Roe y que quería abortar en 1969, fue la cara del histórico caso contra Henry Wade, el fiscal que hizo cumplir una ley de Texas que prohibía el aborto, excepto para salvar la vida de una mujer.

El Supremo determinó entonces que ningún estado podía “anular los derechos de la mujer embarazada” solo para “adoptar una teoría de vida” y sostuvo que la decisión de la mujer de abortar era una decisión personal incluida en el derecho constitucional a la privacidad, que está en la 14.ª enmienda.

Casi 50 años después, y a pesar de que la mayoría de los norteamericanos no ha cambiado de opinión, los seis jueces conservadores han considerado que sus antecesores se equivocaron y, por lo tanto, que había que poner fin a Roe. La sentencia del caso Dobbs vs. Jackson es producto de un país profundamente dividido. Dobbs será la ley para la mayoría de los estados.

stats