Internacional 21/04/2021

Francia prueba el certificado covid para viajar

Se trata de un programa piloto, el primero de la UE que se pone en marcha, para vuelos a Córcega y los territorios de ultramar

3 min
Emanuel Macron, presidente de Francia, durante una visita en Montpellier, este lunes

LondresDesde esta semana Francia se ha convertido en el primer país de la Unión Europea (UE) que prueba un certificado digital de covid para poder viajar, a raíz de la actualización de la aplicación TousAntiCovid, que se lanzó el año pasado para detectar y controlar casos de coronavirus. La nueva versión permite que se almacene en los teléfonos móviles de los viajeros la información sobre los resultados negativos de las pruebas covid-19. Se ha empezado a utilizar en vuelos a Córcega y a los departamentos de ultramar. La iniciativa forma parte de un sistema europeo más amplio, “reforzado, consolidado y estandarizado”, ha dicho el ministro de Transición Digital, Cédric O.

La aplicación Tous Anti Covi, tal como se ve en el Apple Store

La prueba piloto se ampliará a partir del 29 de abril para incluir en la aplicación información sobre certificados de vacunación, según ha publicado el vespertino Le Monde en su edición del lunes. Si el resultado de las pruebas es satisfactorio, el sistema podría adoptarse finalmente para permitir la entrada en acontecimientos públicos multitudinarios, como por ejemplo conciertos, festivales y ferias comerciales. De momento, se descarta el uso para acceder a bares y restaurantes.

El comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, aseguró la semana pasada que esperaba que el "certificado verde digital" de la UE esté operativo antes del 21 de junio. El certificado es una prioridad urgente para los estados miembros del sur de Europa, con una economía muy dependiente del turismo, la mayoría de las cuales han sido devastadas por la pandemia. Pero el programa francés no se ha querido denominar pasaporte de vacunación para evitar discriminaciones contra las personas que todavía no han podido ser inmunizadas. Bruselas ha subrayado que, a pesar de que tendría que facilitar los viajes, no se tiene que convertir en una condición previa a la libre circulación de personas.

El certificado tendría que implicar que los viajeros no tendrán que pasar una cuarentena. En Francia, las personas que se hagan a partir de este martes una prueba de coronavirus recibirán un mensaje de texto, o correo electrónico, que les da acceso a un documento digital que se puede descargar e imprimir o almacenar en la aplicación TousAntiCovid, y que demuestra su estado.

Lo mismo se aplicará a las personas vacunadas a partir de la semana que viene, con una base de datos completa de pruebas y vacunas anteriores abiertas para la descarga de todo el mundo a partir de medios de mayo. Los resultados de las pruebas de anticuerpos se tienen que incorporar en una etapa posterior.

Varios estados miembros de la UE están desarrollando sistemas parecidos, cosa que genera preocupaciones sobre posibles errores o incompatibilidades. La semana pasada, Dinamarca empezó a probar su coronapas, disponible para las personas vacunadas, bien las que hayan dado positivo entre dos y doce semanas o bien que hayan tenido una prueba de covid negativa en las últimas 72 horas. El programa danés no es para viajar, sin embargo, a pesar de que permite a los usuarios acceder a servicios no esenciales, como peluquerías, salones de belleza y autoescuelas. Pero, en principio, se extenderá para incluir museos, teatros, cines y restaurantes a partir del 6 de mayo.

Los Países Bajos también prueban un programa parecido llamado Back to Live que permite a las personas asistir a acontecimientos en directo, siempre que hayan tenido resultados negativos en lugares designados especialmente a partir de este martes a las 8 de la mañana, y lo hayan registrado en la aplicación CoronaCheck con un código QR. Y el Reino Unido trabaja en el desarrollo de un pasaporte parecido al francés a partir del pase verde desarrollado en Israel.

stats