Estats units
Internacional 10/12/2020

El hijo de Biden está siendo investigado por posible fraude fiscal

Carlos Pérez Cruz
2 min
Hunter Biden abraçant el seu pare en una imatge d’arxiu.

WashingtonFue objeto de los ataques de Donald Trump durante la campaña electoral y ayer anunció que está siendo sometido a una investigación fiscal por parte de gobierno federal. Hunter Biden, hijo del presidente electo de los EE.UU., Joe Biden, hizo pública ayer por la noche una nota en la que informaba de que el martes supo que el fiscal de Delaware tiene abierta una investigación sobre sus finanzas. “Me tomo esta cuestión muy seriamente -apuntó el hijo del demócrata-. Al fin se demostrará que gestioné mis asuntos de forma legal y adecuada”. Al cierre de esta edición se desconocían los motivos por los cuales Hunter Biden es objeto de la investigación, a pesar de que según la CNN los investigadores están analizando si él y sus socios infringieron leyes fiscales en sus negocios con países extranjeros, principalmente con China.

En la misma nota, difundida por el equipo de comunicación de Joe Biden, se explica que “el presidente electo está profundamente orgulloso de su hijo, que ha superado difíciles desafíos, incluidos ataques personales despiadados en los últimos meses, de los cuales ha emergido más fuerte”. Los ataques, que fueron incitados entre otros por el presidente Trump, se centraron en los negocios de Hunter Biden durante la etapa de su padre como vicepresidente con Barack Obama. De hecho, Trump acabó afrontando un impeachment por sus presiones al presidente de Ucrania para que anunciara una investigación sobre Joe Biden, a quien el republicano acusó de chantaje político contra Kíev cuando su hijo formaba parte de una empresa ucraniana que estaba siendo investigada por corrupción.

Según una fuente anónima citada por el Washington Post, la investigación abierta en este momento no tendría relación con las acusaciones que hizo Donald Trump durante la campaña electoral. La CNN apunta, además, que la investigación empezó en 2018 y que se ha retomado pasadas las elecciones, después de un paréntesis para no interferir en el proceso electoral.

Mientras tanto, y pasadas cinco semanas desde la cita con las urnas, a Donald Trump se le agotan las opciones jurídicas para intentar retener el poder. Ayer, en una tormenta de tuits, pidió “anular” las elecciones.

stats