Internacional 27/10/2021

La justicia europea impone una multa diaria de un millón de euros a Polonia

El TJUE exige esta sanción hasta que el gobierno polaco cumpla con las medidas dictadas el pasado julio para proteger la independencia judicial

2 min
El primer ministro polaco,  Mateusz Morawiecki.

BruselasGolpe de efecto en el pulso entre Polonia y la Unión Europea. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha impuesto este miércoles una multa diaria de un millón de euros al gobierno polaco hasta que cumpla con las medidas que el mismo tribunal de Luxemburgo le ordenó el pasado julio para proteger la independencia del Tribunal Supremo polaco. La sanción la tendrá que pagar a la Comisión Europea que es quien ha llevado al país ante los tribunales europeos en varias ocasiones por vulnerar el estado de derecho y, en particular, por aprobar varias reformas en el ámbito judicial que minan la independencia de los tribunales. Nunca antes se había impuesto una sanción tan elevada a un estado miembro.

Lo que reclama el TJUE es que Polonia cumpla con las medidas cautelares que el tribunal europeo le exigió el pasado 14 de julio para que suspendiera la cámara disciplinaria que permite abrir expedientes a los jueces del Tribunal Supremo del país en función de sus sentencias. El pasado septiembre, la propia Comisión Europea pidió al TJUE que impusiera una sanción a este socio europeo ante el incumplimiento, y la sanción ha llegado con una cifra sin precedentes.

El fondo del caso va mucho más allá que la cámara disciplinaria del Tribunal Supremo. "El cumplimiento de las medidas cautelares ordenadas el 14 de julio de 2021 es necesario para evitar un daño grave e irreparable al ordenamiento jurídico de la Unión Europea y a los valores sobre los que se fundamenta esta Unión, en particular el del estado de derecho", asegura el comunicado enviado por el tribunal con sede en Luxemburgo. Es decir, que lo que hace en el fondo el vicepresidente del Tribunal, Lars Bay Larsen, que es quien ha dictado esta orden, es dar un puñetazo sobre la mesa para recordar a Polonia que las decisiones del TJUE no se pueden ignorar.

El gobierno de Varsovia ya hace tiempo que intenta pasar por alto las decisiones de la justicia europea e, incluso, como explicaba en una entrevista a este diario el experto Jakub Jaraczewski, se ha valido de su propio paraguas legal para seguir haciéndolo. La decisión del Tribunal Constitucional polaco que de facto cuestiona el principio de primacía del derecho europeo por encima del nacional ataca a los fundamentos jurídicos y legales de la Unión Europea porque justamente permitirían que un juez nacional ignorara las decisiones del Tribunal de Justicia de la UE y se fragmentara el ordenamiento jurídico europeo, sus estándares mínimos del estado de derecho y los principios de cooperación judicial dentro del marco legal de la Unión.

Por eso, el vicepresidente del TJUE recuerda que un "estado miembro no puede invocar disposiciones, prácticas o situaciones vigentes en su ordenamiento jurídico interno para justificar el incumplimiento de las obligaciones derivadas del derecho de la UE y que estas obligaciones son vinculantes para todas sus autoridades, incluidos, para cuestiones de su jurisdicción, los tribunales".

La imposición de sanciones a través de la justicia europea es uno de los varios mecanismos que tiene la Unión Europea y, en concreto la Comisión Europea, para hacer respetar el principio del estado de derecho. Hace años que Polonia da pasos en detrimento de este principio y las instituciones europeas habían optado hasta ahora por vías más blandas.

stats