Internacional 15/06/2022

La OTAN aprobará un nuevo paquete de armamento para Ucrania en la cumbre de Madrid

Stoltenberg confía también acordar un incremento de presencia militar en los países del Este

4 min
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, este miércoles antes de la reunión con ministras de Defensa en Bruselas.

BarcelonaLa OTAN prevé aprobar un nuevo paquete de armamento para Ucrania en la cumbre de la Alianza que se celebrará en Madrid la semana que viene. Lo ha explicado este miércoles el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que solo ha detallado que será "armamento pesado y de largo alcance". "Se trata de capacitar a Ucrania para que pase de una equipación militar vieja de la era soviética a una equipación moderna alineada con los estándares de la OTAN", ha recalcado varias veces Stoltenberg, que ha comparecido en rueda de prensa justo antes de una nueva reunión de los ministros de Defensa de la organización.

La reunión de este miércoles, de hecho, ha de servir para que el ministro de Defensa ucraniano ponga al día a los aliados sobre "las necesidades más urgentes de Ucrania" y para que "los aliados de la OTAN hagan nuevos anuncios de apoyo a Ucrania". Es la tercera vez, de hecho, que los ministros de la Alianza se reúnen para coordinar la asistencia a Ucrania. "Estamos extremadamente concentrados en aumentar el apoyo" en Ucrania, ha dicho Stoltenberg.

Stoltenberg también ha confirmado que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, intervendrá en la cumbre de Madrid y hará un discurso ante los líderes de la OTAN. "Se le ha invitado a hacerlo en persona, pero si no puede asistir comparecerá por videoconferencia", ha especificado Stoltenberg. La cumbre de Madrid tiene como objetivo principal aprobar la nueva línea estratégica de la OTAN para los próximos 10 años, pero la "guerra ilegal de Rusia en Ucrania", dice Stoltenberg, no solo ha puesto nuevos puntos en el orden del día sino que también ha dado forma a esta nueva estrategia.

"El concepto estratégico que aprobamos hace 10 años hablaba de Rusia como aliado estratégico y recuerdo que el mismo Dmitri Medvédev (entonces presidente de Rusia) atendió aquella cumbre, pero ahora ya no nos referiremos así a Rusia", ha apuntado el jefe de la Alianza, y ha añadido también que si en aquel documento no se hizo ninguna mención a China, en la nueva línea estratégica sí que aparecerá. "No la definiremos como adversaria, pero sí que abordaremos aspectos de seguridad y los retos que plantea", ha dicho.

Stoltenberg prevé que la cumbre permita también "fortalecer y escalar" la presencia militar de la OTAN a los estados miembros del este de Europa, donde a raíz de la guerra en Ucrania "ya se han duplicado las unidades de combate" de la OTAN, que han pasado de cuatro a ocho. "Más presencia quiere decir más capacidades y mayor preparación" en esta región, ha añadido Stoltenberg, que ha detallado que no se trataría de sumar posiciones militares "permanentes" en estos países sino "estacionaments rotatorios". Por todo esto, Stoltenberg confía también que la cumbre acuerde un incremento de la inversión en Defensa que siga la línea ascendente de los últimos siete años, desde la anexión de Crimea por parte de Rusia.

Stoltenberg ha asegurado que el acuerdo de la OTAN y Rusia de 1997 no impide este incremento de presencia militar de la Alianza, pero en todo caso, ha alegado, "Rusia abandonó este acuerdo cuando invadió Ucrania".

Diálogo con Turquía, Suecia y Finlandia

Las solicitudes de adhesión a la OTAN de Suecia y Finlandia serán otro punto que debatir en la cumbre, pero muy probablemente no tendrán una resolución allí mismo, tal como el mismo Stoltenberg había previsto hace unas semanas. "En aquel momento era más optimista, sí, porque entonces no teníamos ninguna información que dijera que esto sería un problema", ha admitido. Ahora, la oposición de Turquía a esta ampliación de la OTAN ha dejado el proceso congelado mientras se intentan "resolver las preocupaciones legítimas" del gobierno de Recep Tayyip Erdogan. El mismo Stoltenberg se reunió este fin de semana con la primera ministra de Suecia y el presidente de Finlandia para tratar estas "preocupaciones" de Ankara, que argumenta su oposición a la entrada de los nórdicos por el supuesto apoyo que dan estos dos gobiernos a los kurdos. El Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) es considerado, también por la OTAN y por Suecia y Finlandia, como una organización terrorista, pero Suecia no considera así al Partido de la Unión Democrática (PYD), la rama del PKK en Siria. Este sería el principal obstáculo, junto con la petición turca de extradiciones de activistas kurdos que viven en Suecia, pero el secretario general de la OTAN dice que se está "trabajando para buscar soluciones lo antes posible para que [Suecia y Finlandia] puedan convertirse en miembros [de la OTAN] tan pronto como se pueda".

También hay conversaciones con Turquía para que el gobierno de Erdogan "facilite algún acuerdo que permita extraer cereales de los puertos del mar Negro" para aligerar la subida de precios de los alimentos derivada del conflicto en Ucrania, según Stoltenberg. El líder de la OTAN ha querido dejar claro, de hecho, que "en contra de la narrativa que está usando el Kremlin, la subida de precios no es provocada por las sanciones de Occidente a Rusia sino por la invasión rusa de Ucrania, así que la mejor manera de parar la subida de precios es parar la guerra ilegal de Rusia", ha dicho.

stats