Guerra en Europa
Internacional 09/09/2022

La OTAN dice que "las victorias de Ucrania" en el frente demuestran la utilidad de la ayuda militar aliada

Estados Unidos envía más armas a Kiev mientras Rusia envía refuerzos a la región del este

3 min
El secretario de Estado  de los EE.UU., Antony Blinken, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa este viernes.

BarcelonaLa contraofensiva ucraniana en el sur y este del país está consiguiendo éxitos destacables y esto demuestra la utilidad de la ayuda militar contra la invasión rusa que los aliados de la OTAN le están proveyendo. Este es el mensaje que ha querido remarcar este viernes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que asegura que los recursos financieros y materiales que Occidente ha suministrado a Kiev "han marcado la diferencia" y están logrando importantes victorias en el campo de batalla para las tropas ucranianas.

Después de una reunión del consejo atlántico norte, Stoltenberg ha comparecido ante la prensa con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, que ha detallado el nuevo paquete de ayudas económicas y militares aprobado por su país y que se anunció ayer, justo cuando Blinken estaba de visita en Kiev. El jefe de la diplomacia norteamericana también ha destacado los avances ucranianos en el campo de batalla y ha remarcado que "no solo paran el avance ruso sino que han recuperado terreno que había sido ocupado". Pese al optimismo por los últimos acontecimientos, ha querido ser prudente a la hora de hacer pronósticos sobre el desenlace final de la guerra. "Justo estamos en el inicio de la contraofensiva", ha dicho.

Algunas informaciones de los mismos medios estatales rusos también señalan "victorias ucranianas" en el frente del este, el Donbás. En declaraciones a la televisión estatal rusa recogidas por Reuters, Vitali Ganchev, oficial ruso de la provincia de Járkov, dijo: "El solo hecho de que hayan roto nuestras defensas ya es una victoria sustancial para las fuerzas armadas ucranianas". El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, asegura desde hace días que sus tropas han conseguido recuperar varias ciudades que habían sido ocupadas por Rusia en la región oriental del Donbás y también en el sur, en la provincia de Jersón.

Avances sobre el terreno

A Járkov, el ejército ucraniano dice este viernes que ha conseguido avanzar 50 kilómetros en tres días, mientras que la administración prorrusa anunciaba que evacuaría a la población por una situación "complicada e inestable", una información que parece verse confirmada por las imágenes que publicaba hoy mismo el ministerio de Defensa ruso donde se ven blindados, camiones y equipos especiales que se dirigen hacia Járkov: Rusia ha empezado a enviar refuerzos a la región.

Sobre qué le hace confiar en una victoria ucraniana, Blinken ha preferido alejarse del análisis puramente militar y ha asegurado que "es el hecho de que los ucranianos luchan por su tierra y por su futuro", mientras que "muchos de los soldados rusos no saben qué hacen allí, y si no sabes por qué luchas es insostenible". "Hemos visto informes que dicen que su moral es baja", apuntaba Blinken, a pesar de que admite que Rusia tiene "muchos recursos" y ahora incluso "está acudiendo a Corea del Norte e Irán" en busca de armamento.

Washington ha aprobado un total de 2.800 millones de dólares en ayudas para Ucrania pero también para los países vecinos, que les servirán, ha explicado Blinken, para adquirir mejores sistemas militares que les permitan estar preparados "a medio y largo plazo" frente a posibles futuras agresiones rusas. Este dinero incluye una nueva partida de 675 millones de dólares en armamento para Ucrania, que incluirá "muchos sistemas de lanzamiento de cohetes guiados múltiple, munición para la artillería, misiles antirradiación de alta velocidad y sistemas antitanques", entre otros, según ha detallado este viernes el secretario de Estado de EE.UU.. Se trata, ha dicho, del vigésimo paquete de armamento que Estados Unidos envía a Ucrania, desde antes de que empezara la invasión rusa.

“El precio sería más alto”

"Estados Unidos lidera el camino", ha dicho Stoltenberg, que ha invitado a los aliados a seguir aportando ayuda de todo tipo a Ucrania que le permita derrotar al ejército ruso. El secretario general de la Alianza ha admitido que el nivel de apoyo militar que están dando a Kiev "no tiene precedentes" y se ha mostrado convencido de que servirá para conseguir parar Rusia.

Sobre los enormes "costes" que esto supone para las economías aliadas, no solo en ayudas financieras sino también por las repercusiones que la guerra está teniendo en los precios de los combustibles y los alimentos, Stoltenberg ha querido dejar claro que "el precio a pagar sería mucho más alto si Rusia y otros regímenes autoritarios ven que su agresión es recompensada".

"El precio que nosotros pagamos se mide en dinero, pero el que pagan los ucranianos es en vidas", ha recordado. Y ha añadido: "Si Rússia deja de luchar, habrá paz, pero si Ucrania deja de luchar dejará de existir como una nación independiente".

stats