Internacional 15/03/2021

Alemania y Francia también paran la vacunación con AstraZeneca

Muere en Noruega una de las personas que sufrieron trombosis grave después de recibir la vacuna

4 min
Un vial de la vacuna de AstraZeneca

Sabadell / BruselasAlemania y Francia han anunciado que preventivamente también suspenden el uso de la vacuna de AstraZenaca por la detección de varios casos sospechosos de trombosis. Dos de los grandes países de Europa se añaden así a la lista de países que ponen en cuarentena la campaña con esta vacuna, a raíz de varios casos en estudio de cuadros de coágulos en pacientes que han recibido dosis.

El presidente francés, Emmanuel Macron, lo ha anunciado esta misma tarde en una rueda de prensa conjunta con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Macron ha asegurado que ha tomado la decisión por recomendación de las autoridades sanitarias francesas y, de momento, le ha dado un carácter temporal a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se pronuncie mañana. Aún así, este mismo lunes, en una comparecencia en el Parlamento Europeo, el científico de la EMA responsable de la estrategia de vacunas, Marco Cavalieri, ha insistido en que por ahora los datos no muestran que haya más riesgos que beneficios en el uso de la vacuna de AstraZeneca y que, por lo tanto, puede continuar aplicándose. Aún así, se está haciendo una nueva revisión de urgencia por si hubiera que desaconsejar su uso en ciertos colectivos más vulnerables o con patologías. El portavoz de la Comisión Europea en el ámbito sanitario ha cerrado filas con la EMA.

Estos dos casos són los últimos en un goteo de bajas y se produce tan solo horas después de que el gobierno de los Países Bajos anunciara también la parada temporal de la administración de la vacuna, ante las sospechas de que podría estar relacionada con riesgo de coágulos que se han encontrado en algunas de las personas que la habían recibido. Irlanda también había anunciado su paralización este domingo, como habían hecho Austria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega, Islandia y Tailandia. La medida es temporal hasta que se estudien si estos trombos están relacionados o no con la vacuna.

"No tiene que haber ninguna duda sobre las vacunas. Es muy importante que los informes sobre efectos secundarios se investiguen adecuadamente. Siempre tenemos que pecar de cautelosos, de forma que ahora es aconsejable pulsar el botón de pausa como medida de precaución, confío plenamente en nuestros expertos para eso", ha dicho el ministro de Salud neerlandés, Hugo de Jonge.

Los hechos se están estudiando, y por ahora no hay ninguna prueba concluyente que vincule la vacuna con estos trombos, pero los nuevos casos se unen a los que ya se habían detectado a lo largo de la semana en Austria, Dinamarca e Italia, algunos de los cuales también acabaron provocando la muerte de los pacientes. En todo caso, en ninguno de estos incidentes se ha determinado que haya una relación directa de causa-efecto entre la inyección y los problemas de salud posteriores. Según el ministro de Salud de Irlanda, Stephen Donnelly, la decisión de parar el uso de esta vacuna en el país es una medida "de precaución".

Además de los cuatro países que han suspendido temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca, otros estados (entre los que están Austria, Italia, Lituania, Estonia, Luxemburgo, Grecia, Rumanía y Letonia) han retirado los lotes concretos del fármaco relacionados con los incidentes. A pesar de todo, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no ven motivos para dejar de utilizar la vacuna y recomiendan mantenerla. Las dosis de AstraZeneca se continúan utilizando con normalidad en muchos países europeos, entre los que está España, uno de los 17 territorios donde se enviaron viales del mismo lote retirado en Austria.

Por su parte, AstraZeneca ha señalado en un comunicado que ha analizado los efectos de más de 17 millones de dosis administradas hasta ahora y que no ha encontrado "ninguna prueba de un riesgo más elevado de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda o trombocitopenia [bajo nivel de plaquetas]". "De hecho, el número de este tipo de acontecimientos registrados con la vacuna de AstraZeneca contra el covid-19 no es más elevado que el número que se habría podido dar naturalmente entre la población no vacunada", defiende la farmacéutica, que recuerda que en sus ensayos clínicos no se detectó ninguna relación entre la vacuna y estos efectos. En todo caso, la compañía dice que está analizando "cuidadosamente" estos casos.

Síntomas "inusuales"

Una de las causas de esta cascada de supensions preventivas son los casos graves de trombosis detectados en Noruega después de la administración de la vacuna desarrollada por el laboratorio de Oxford. Este lunes todavía se han complicado más cuando una de las sanitarias que estaba hospitalizada hacía dos días con trombosis en Noruega ha muerto, según han informado las autoridades del país nórdico. Es una mujer de 50 años sin dolencias previas que había recibido la vacuna hacía una semana y que, según los médicos del hospital noruego, presentaba "síntomas muy inusuales" como por ejemplo sangrados, trombos y una bajada del nivel de plaquetas en sangre, según el director médico de la Agencia Noruega del Medicamento, Steinar Madsen.

En un comunicado, la agencia ha pedido a las personas de este grupo de edad y que hayan recibido la misma vacuna que vayan al médico "tan pronto como puedan" si notan que su estado de salud empeora "más de tres días después de la vacunación" o si detectan "puntos azules grandes o pequeños en la piel".

stats