El ataque ruso en Ucrania
Internacional  /  Rusia 21/09/2022

Putin anuncia una "movilización parcial" y amenaza con el arsenal nuclear

El presidente acusa a Occidente de querer destruir Rusia y dice que no va de 'farol'

5 min
El presidente ruso, Vladimir Putin, pronuncia un discurso durante un acto para conmemorar el 1160è aniversario del estatuto de Rusia a Veliky Novgorod el 21 de septiembre de 2022.

BarcelonaEl presidente ruso, Vladímir Putin, ha anunciado este miércoles una movilización militar parcial de la población, con el objetivo de tener más tropas a disposición para hacer frente a la rápida e inesperada contraofensiva de Ucrania. También ha amenazado con represalias nucleares y ha asegurado que "no es un farol". Con la defensa de la "madre patria" como argumento omnipresente y con un tono amenazante, justifica una decisión que supone una escalada clara en el conflicto que ya hace siete meses que dura.

Según ha explicado en un discurso televisado que se anunció ayer al atardecer, de momento se llamará a filas solo a los reservistas, "y sobre todo a los que hayan servido en las fuerzas armadas, tengan determinadas especialidades militares y una experiencia relevante". Putin ya ha firmado el decreto que ordena esta movilización de tropas, la primera desde la Segunda Guerra Mundial y que, según ha concretado después el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, supondrá llamar a filas a 300.000 personas. La movilización empezará de manera inmediata, este mismo miércoles, y Putin ha dicho que los ciudadanos que sean reclutados recibirán un entrenamiento específico y también el mismo estatus que los soldados profesionales del ejército ruso. También se otorgarán los mismos beneficios a los voluntarios que están luchando en la guerra en Ucrania.

Unas horas antes de que el presidente norteamericano Joe Biden se dirija a la Asamblea General de la ONU, Putin ha insistido en el mensaje que repite desde que lanzó la invasión a gran escala en Ucrania el 24 de febrero: "Nuestro objetivo sigue siendo liberar a los ciudadanos del Donbass del régimen nazi [ucraniano]", ha afirmado, y ha reiterado que "la operación militar especial era la única opción posible" ante las "amenazas" de Occidente. La retórica del Kremlin intenta convertir la invasión de Ucrania en una guerra defensiva, el día después de que las autoridades pro-Kremlin de las regiones ocupadas de Ucrania digan que organizarán "referéndums" para legitimar su anexión a Rusia. La lógica que quiere imponer Putin es que las operaciones ucranianas para liberar el territorio ocupado serán, después de la anexión, ataques a la Federación Rusa.

"[La movilización parcial] es una decisión adecuada ante la amenaza a la que nos enfrentamos", ha dicho, y ha argumentado que es necesario "defender la madre patria, la soberanía, la integridad territorial y la seguridad de los ciudadanos" de Rusia. Además de movilizar a las tropas, el decreto también incluye la orden de aumentar la financiación para incrementar la producción de armamento.

Siguiendo con la retórica amenazante, Putin ha criticado que "la agresiva política anti-Rusia de Occidente ha atravesado todas las líneas", y ha acusado a los países occidentales, y en especial de la OTAN, de querer destruir el país –"como ya hicieron con la Unión Soviética"– y de utilizar un "chantaje nuclear". Y ha asegurado que Moscú responderá con toda la fuerza de su arsenal, a la vez que ha remarcado que Rusia cuenta con algunos componentes militares "más modernos que los que tiene la OTAN". "Si la integridad territorial de nuestro país está amenazada, usaremos todos nuestros medios disponibles para proteger a nuestro pueblo", ha asegurado. Y ha añadido: "No es un farol".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha replicado a Putin acusándolo de utilizar una retórica nuclear "peligrosa e imprudente", y ha subrayado que nunca se tendría que luchar una guerra nuclear. El mandatario noruego ha afirmado que, a pesar de que el discurso del presidente ruso supone una escalada del conflicto, "no es una sorpresa", y ha asegurado que de momento no ha detectado cambios en la postura de Rusia en cuanto a las armas nucleares. Según el dirigente de la Alianza Atlántica, Putin infravaloró la capacidad militar de Ucrania, a la vez que ha considerado que las tropas rusas están mal equipadas y mal comandadas.

Modificación legislativa y referéndums

Ayer martes, la Duma –la cámara baja rusa– impulsó varios cambios en el Código Penal ruso para forzar a sus soldados a luchar en el frente, un movimiento que ya hacía pensar en una posible intensificación del conflicto. Las enmiendas aprobadas endurecen las penas por deserción, saqueo y rendición voluntaria de los militares en tiempos de guerra y allanan el camino para la movilización de tropas, puesto que introduce por primera vez en el Código Penal el concepto mismo de movilización, así como el de ley marcial y estado de guerra.

También ayer, las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y las administraciones pro-rusas de las regiones de Jerson y Zaporíjia convocaron plebiscitos entre el 23 y el 27 de septiembre sobre la integración de estas zonas en Rusia. El Kremlin ya dejó claro que lo apoyaría, argumentando que los residentes de estos territorios tienen derecho a decidir, una justificación que Putin ha repetido. Este martes, la administración pro rusa de Kherson ha anunciado que las partes ocupadas de la región vecina de Mikolaiv serán incorporadas a su provincia, según ha informado la agencia TASS, con lo que estas zonas bajo control ruso también se incluirían en las consultas.

De momento, el Kremlin no ha aclarado si la movilización de tropas irá vinculada a un cierre de las fronteras, para evitar la fuga de reservistas que no quieran ir a la guerra, pero ha indicado que la ley lo permite. El gobierno de Letonia, país fronterizo con Rusia, ya ha avisado de que no ofrecerá refugio a los rusos que intenten escapar. "Por motivos de seguridad, Letonia no emitirá visados humanitarios o de otro tipo a los ciudadanos rusos que eviten la movilización", ha dicho en Twitter el ministro de Exteriores letón, Edgar Rinkevics. Otro de los estados bálticos, Lituania, ha elevado el nivel de preparación de las fuerzas de respuesta rápida de su ejército "para evitar cualquier provocación del bando ruso", ha anunciado su ministro de Defensa, Arvydas Anusauskas, argumentando que la movilización militar de Rusia también tendrá lugar en la región de Kaliningrado.

Un paso "previsible"

La orden de movilización parcial de las tropas rusas es un "paso previsible" que demuestra que la guerra no va según los planes de Moscú, según ha afirmado Mijaíl Podoliak, el asesor del presidente ucraniano a Reuters. Ha augurado que esta decisión, con la que Putin intenta "trasladar la culpa" de la guerra a Occidente, "resultará extremadamente impopular" en Rusia. Por su parte, el opositor ruso Aleksei Navalny ha acusado a Putin de querer "manchar con sangre a centenares de miles de personas". En un vídeo grabado desde la prisión y publicado en las redes sociales, ha lamentado que "esta guerra criminal se está agravando y Putin intenta involucrar al número más grande de gente posible".

Desde Europa también han llegado las primeras reacciones a la decisión del mandatario ruso. El portavoz de la Comisión Europea, Peter Stano, la ha tildado de "desesperada" y ha asegurado que demuestra que a Putin "solo le interesa seguir con su guerra destructiva". Ha dicho que los estados miembros han hecho una reunión de coordinación y ha garantizado que los últimos movimientos de Putin tendrán "consecuencias", a pesar de que no ha dado detalles y ha indicado que las discusiones sobre una sexta ronda de sanciones son confidenciales. El vicecanciller alemán, Robert Habeck, lo ha considerado "otro paso negativo y equivocado de Rusia" que supone una escalada del conflicto, mientras que la ministra de Exteriores británica, Gillian Keegan, ha avisado de que "hay que tomarse seriamente" las amenazas sobre las armas nucleares. Su compañero de gobierno, el ministro de Defensa, Ben Wallance, ha asegurado la movilización de tropas y el intento de anexión ilegal de territorios ucranianos "suposen una admisión de que la invasión está fracasando".

stats