19/04/2022

Madrid se marca un "No me consta" con el espionaje masivo

2 min

El Madrid político no debería poderse desentender de la acusación de haber espiado con motivaciones exclusivamente políticas. En el minimísimo de los casos, tiene que exigir llegar al fondo del asunto, si las víctimas forman parte –aunque sea a su pesar– del aparato administrativo del Estado. Lo mismo pasa con el Madrid mediático. Solo El País recoge en primera página el asunto (y diluye la responsabilidad de Sánchez explicando que los espiados son "los cuatro últimos presidentes catalanes"). El Abc lo da solamente en el interior, mientras que La Razón lo hace solo en la edición catalana –no fuera que perturbase la calma de su lector general– en unos bajos sin foto y donde dice que el espionaje es solo "supuesto", a pesar de las pruebas abrumadoras. Y El Mundo, en el papel, directamente no lo da. Mientras tanto, en Catalunya el asunto es el principal tema en todos los diarios excepto El Periódico, que lo deja en un módulo menor.

Portada 19 abril 2022 El País

El caso más paradigmático es el del Abc, porque justamente un día antes había dedicado su portada al tema: "La Moncloa usa algoritmos para controlar la imagen de Sánchez". Esto de invocar la palabra algoritmo como si fuera algo oscuro, cercano a la magia negra, da un poco de risa: a cualquiera que haya ingresado sin traumas en el siglo XXI le suena igual de extemporáneo que si leyera el titular "La Moncloa usa calculadoras para elaborar los presupuestos del Estado". Pero es significativo que un Lunes de Pascua abren con este tema menor, y un espionaje masivo que compromete (de nuevo) la destartalada calidad democrática española no merezca ni siquiera un pequeño rinconcito. Los únicos espías que le interesan a Madrid son los pobres sociolingüistas que intentan hacer estudios en los patios de las escuelas, con el inaceptable método de escuchar y apuntar en una libreta, sin nombres, qué lenguas hablan los niños. ¡Exigua SPECTRA catalana!

stats