Medios públicos
Media 15/12/2021

La muerte de Forqué cuestiona la ética de 'Masterchef'

Críticas al programa por una posible explotación del frágil estado psicológico de la intérprete

4 min
Verónica Forqué, en el momento de anunciar que dejaba el programa

BarcelonaEl suicidio de Verónica Forqué ha reabierto el debate sobre qué impacto pueden tener los formatos de telerrealidad en los concursantes que sufren algún problema de salud mental. En la última edición de Masterchef Celebrity, las excentricidades de la actriz la convirtieron en una de las participantes que generaron más comentarios –a menudo de una hostilidad extrema– en las redes sociales. En todo caso, Forqué abandonó antes de tiempo el programa, que se grabó en verano, arguyendo que su cuerpo le había marcado la necesidad de hacer un alto.

"Estoy regular. Necesito descansar. La última prueba de cocina de equipos... me agobié. Y no doy para más. No soy de tirar la toalla, pero esta vez hay que ser humilde y decir no puedo más, no puedo más", explicaba en el plató. El cocinero y juez del reality de RTVE, Pepe Rodríguez, le dice: "Si entregas el delantal es que renuncias al concurso". Entonces ella responde: "¡Es que no puedo más!" Y él remacha: "Me estás haciendo polvo. Lo sabes, ¿no?" Forqué concluye: "Don't say that to me! Namasté! I love you very much. Se tiene que ser coherente y si no puedo más, no puedo más".

El ARA ha preguntado a la productora Shine Iberia si dispone de equipo de psicólogos en el programa para evaluar el estado de los concursantes y si, en caso afirmativo, la intervención de Forqué disparó alguna alarma. La compañía ha declinado contestar. Y tampoco da respuesta a las preguntas sobre si se planteó prescindir de la actriz en algún momento o si alguna cláusula del contrato de los concursantes hace que se penalice a quien abandona antes de tiempo. El primer comunicado de la productora sobre el asunto era solo una nota de pésame: "Desde Shine Iberia y en nombre de toda la familia Masterchef lamentamos enormemente la pérdida de una extraordinaria profesional y una persona maravillosa, Verónica Forqué. Enviamos un fuerte abrazo y todo el aprecio del mundo a su familia. Descanse en paz". Horas más tarde, añadía en un segundo mensaje: "En Masterchef Celebrity el bienestar, la seguridad y el respeto por la privacidad de los concursantes es nuestra prioridad absoluta. Verónica decidió tanto empezar como acabar su participación en el programa cuando y como lo consideró oportuno, y contó con nuestro apoyo continuado".

El ARA también ha formulado varias preguntas a RTVE para saber si exigirán al programa algún cambio en los protocolos y en el control de los concursantes, pero la cadena no ha respondido, de momento, ni ha hecho ninguna comunicación sobre el asunto.

Críticas en el programa

Entre los que han señalado al programa de RTVE se encuentran compañeros de profesión como el actor Willy Toledo. "Los programas porquería de la televisión no tienen ningún problema a la hora de exponer de manera repugnante las debilidades de las personas", explicaba en un mensaje en Facebook. "Tanto les da que sepan de sobra, como en este caso, que su víctima tiene graves problemas emocionales y psiquiátricos". Toledo calificaba al programa de "pozo de inmundicia conducido por fundamentalistas católicos y herederas del franquismo" y lamentaba que, a su parecer, no tuvieran "ningún problema para hacer caja con los obvios problemas de su concursante". En Twitter, Pilar Eyre se ha mostrado también crítica con el programa, con un tuit breve pero contundente: "Si Masterchef se hiciera en Telecinco...".

Quienes compartimos tantos momentos con ella supimos enseguida por su comportamiento en sus últimas apariciones en la...

Posted by Guillermo Toledo on Monday, December 13, 2021

Por su parte, las entidades que trabajan contra la estigmatización de los trastornos mentales han alertado de los peligros que comporta convertir en espectáculo el malestar ajeno. "Si estuviera más normalizado hablar del sufrimiento psicológico en los medios, la ciudadanía tendría más criterio y rechazaría esta explotación, porque todos juntos entenderíamos que no es motivo de burla", explica a este diario Ariadna Rogero, responsable de prensa de la asociación Obertament. "Si visiblemente una persona no atraviesa su mejor momento, que un país se pueda estar riendo es preocupante. Si no habláramos de un programa de televisión sino de un aula, no tendríamos ninguna duda de calificarlo de bullying".

Pero desde la entidad se recuerda que en los casos de suicidio no suele haber una causa única; por lo tanto, también rechaza que se pueda ahora hacer espectáculo del deceso de Forqué. "Si los medios tienen ganas de aprovechar esta desgracia para construir algo, que la enfoquen interpelando la responsabilidad colectiva. Lo que no tiene ningún sentido es empezar a especular sobre las causas", detalla Rogero. "Al final, la esfera mediática no deja de reproducir una dinámica social".

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya publicó, en septiembre de 2015, una serie de recomendaciones sobre el tratamiento de la salud mental en los medios. A pesar de que no entraba específicamente en la representación que podía ofrecer un programa de telerrealidad, sí que abordaba las obras de no-ficción. Se lee: "Se pueden abordar las cuestiones de salud mental con humor y calidez, pero cabe evitar la ridiculización o caer en estereotipos".

La capilla ardiente de Verónica Forqué estará instalada este miércoles en el Teatro Español de Madrid, de las 11 de la mañana a las 4 de la tarde. Amigos y familiares de la artista han acudido a velarla este martes al tanatorio de San Isidro. 

stats