Streaming
Media 21/06/2021

Las plataformas globales, todavía mudas con el catalán

El CAC constata que la HBO solo tiene un 0,1% de su catálogo en catalán, Disney++ el 0,8% y Amazon el 1,3%

3 min
'Los últimos Jedi', una de las películas disponibles en catalán a Disney+

BarcelonaEl mes de mayo de 2020, el Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) puso números a lo que todos los usuarios catalanohablantes de Netflix sabían: que la plataforma mantiene una presencia residual del catalán en sus contenidos. Un año más tarde, el organismo ha analizado también tres operadores globales más, como son HBO, Disney+ y Amazon. Y los resultados son igualmente desalentadores, con porcentajes que oscilan entre el 0,1% y el 1,3% del catálogo con versiones dobladas o subtituladas en la lengua propia de Catalunya. Así lo explica un informe que, para comparar, muestra también el caso local de Filmin, que tiene el 18,9% de su catálogo en catalán.

La HBO es el farolillo rojo de las plataformas en cuanto a normalización lingüística. El único vestigio del catalán es la versión original que ofrece de una película rodada en esta lengua, lo cual significa solo un exiguo 0,1% del total de su catálogo, formado por 1.725 obras audiovisuales. En realidad el porcentaje es del 0,06%, pero en el informe se beneficia del redondeo a un decimal. En el caso de Disney+, cuando se hizo la monitorización había solo tres películas en catalán, pero la reciente incorporación de 10 títulos más hace que el porcentaje sobre el total del catálogo haya subido hasta el 0,8%. Amazon es quien lidera el grupo, aunque sea con un exiguo 1,3%, puesto que tiene 71 obras en catalán (original, doblado o subtitulado) de un total de 5.585 títulos. En los tres casos, el contraste con Filmin es apabullante: la plataforma de matriz catalana tiene 1.949 obras disponibles en catalán, un 18,9% del total de su catálogo. Cuando se hizo el informe de Netflix , el año pasado, el porcentaje era solo del 0,5%, que no se ha movido significativamente en estos trece meses.

La Generalitat promueve los doblajes en catalán de dos maneras: con subvenciones que otorga la dirección general de Política Lingüística –fundamentalmente pensados para el estreno en los cines– y a través de los doblajes que emprende TV3 de las películas que emite. En los dos casos la pista de audio resultante se ofrece gratuitamente a las distribuidoras que quieran editarla en apoyo físico o colgarla en sus servicios de vídeo a demanda. La realidad, sin embargo, es que en la inmensa mayoría de los casos estos doblajes mueren una vez la película se ha retirado de las salas o se ha ofrecido ya por el canal público catalán. Los pretextos que ofrecen las plataformas van desde consideraciones técnicas –la HBO asegura que solo puede tener dos pistas de audio– hasta cuestiones empresariales internas, puesto que dentro de un mismo grupo empresarial la explotación en salas de cine y en streaming corresponde a menudo a dos sociedades diferentes.

Oh, Europa

En la práctica, las plataformas no tienen ninguna obligación de cumplir una mínima deferencia con el catalán. Pero la directiva de la UE de servicios audiovisuales sí las obliga a tener un 30% del catálogo formado por obras europeas. Amazon Prime Video es la única que supera este porcentaje mínimo en cuanto a los gigantes del streaming, puesto que un 34,3% de los títulos que ofrece tiene procedencia europea. La HBO llega al 25% y Disney+ apenas se queda en un 4,5%, puesto que la mayoría de su oferta son las producciones propias que atesora después de prácticamente un siglo de actividad. De nuevo, Filmin –más centrada en las películas independientes y del circuito de festivales– hace subir los colores al resto: el 65,7% del catálogo corresponde a obra europea.

Pero Europa no solo obliga a unas cuotas: también exige que estas obras tengan visibilidad y no queden enterradas en las tripas de las plataformas, accesibles solo después de quince scrolls. Bajo este parámetro, Disney tiene configurado el algoritmo de forma que si detecta un interés por las producciones españolas, ofrece entonces un 12,6% de obras europeas en las primeras pantallas de acceso. La HBO puede llegar a mostrar un 40% de obra europea al inicio. En el caso de Amazon, en cambio, a pesar de que logra la cuota, hace una promoción muy baja. Solo después de avanzar hacia las pantallas inferiores empiezan a aparecer títulos de manera significativa.

Otro dato curioso del informe es el tratamiento de los clásicos (que es como se consideran las películas de más de 20 años). En la HBO y Disney+, menos de un 10% del catálogo es del siglo XX, mientras que los films y temporadas de los últimos diez años suponen un 70% del total. Amazon tiene más consideración por los clásicos, puesto que llegan al 19,2% del catálogo. En el caso de Filmin, el porcentaje se eleva hasta el 24,3%. El informe fue aprobado por un pleno del CAC con tres votos a favor y el voto contrario del consejero Daniel Sirera, propuesto por el PP, que acostumbra a censurar las incursiones del organismo regulador catalán en el análisis del panorama español o internacional.

stats