Plataformas
Media  /  Series 29/08/2022

El nuevo éxito coreano de Netflix no tiene calamares (pero sí ballenas)

'Woo, abogada extraordinaria' se ha hecho un hueco entre las ficciones más vistas de la plataforma

4 min
La protagonista de la serie

BarcelonaNo muere gente de manera sádica ni se menciona ningún calamar, pero también ha conseguido triunfar más allá de las fronteras de Corea del Sur. Woo, abogada extraordinaria, una serie sobre una joven abogada autista que siente una gran pasión por los cetáceos, es el nuevo drama coreano que se ha hecho un hueco en la lista de lo más visto de Netflix. Su paso por el servicio de streaming ha propiciado que la serie, que no es una producción propia de la plataforma sino de la cadena coreana ENA, tenga una segunda temporada, cosa poco habitual en los K-dramas. Los nuevos episodios, sin embargo, no se estrenarán hasta el 2024.

La popularidad de Woo, abogada extraordinaria ha ido creciendo a medida que Netflix iba incorporando los capítulos semanalmente. A diferencia de lo que pasa con las producciones propias de la plataforma, los episodios de esta serie coreana, y de otras muchas ficciones del país asiático, están disponibles unas semanas después de que se emitan en Corea del Sur. Así pues, los dos últimos capítulos de Woo, emitidos el 17 y el 18 de agosto, llegarán a Netflix este miércoles y se podrán beneficiar del hecho que la serie cada vez tenga una parroquia de fieles más grande.

Uno de los carteles promocionales de la serie

Si bien es cierto que Woo no ha llegado a las cuotas de popularidad que logró El juego del calamar , sí que puede presumir de unos más que buenos datos de seguimiento. Según Variety, algunos días ha llegado a hacer la competencia a The Sandman, actualmente la serie más vista de Netflix . Donde sí que no tiene competencia es en la lista global de series de habla no inglesa, porque ocupa el número uno.

Autismo y crítica social

Quien se acerque a Woo, abogada extraordinaria buscando algunos de los elementos que hicieron popular El juego del calamar se decepcionará. El nuevo éxito de Netflix sigue más la línea de los dramas románticos coreanos que llenan el catálogo de la plataforma que del festival de violencia extrema de la ficción creada por Hwang Dong-hyuk. Sin embargo, sí que tienen en común la crítica a la ultracompetitiva sociedad coreana.

Woo, interpretada por la actriz Park Eun-bin, fue criada por su padre, que tuvo que hacer frente al hecho de que su hija no era como el resto de los niños. Diagnosticada con autismo, tiene una mente extraordinaria por las leyes y un tema de conversación del cual nunca se cansa, las ballenas y los cetáceos en general. Cuando es contratada por un gran despacho de abogados de Seúl, Woo demuestra que su inusual manera de pensar puede servir para ganar juicios. A pesar de dejar claro que es una profesional valiosa, también tendrá que enfrentarse a los prejuicios de compañeros y jueces.

Los casos en los que trabaja Woo a menudo sirven para vehicular la crítica social de la serie: desde un pueblo que quiere luchar contra la construcción de una carretera que tiene que atravesar la población hasta un chico que se autoproclama líder del ejército de liberación de los niños, una trama que es una referencia nada escondida a los intensos horarios de estudio a los cuales son sometidas las criaturas coreanas. La serie funciona, por lo tanto, como una ventana para algunas de las preocupaciones de la sociedad coreana.

La abogada Woo es un personaje entrañable, pero Park Eun-bin, que aparece en otras series como El afecto del rey, tardó más de un año en aceptar el papel porque no estaba segura de poder hacerle justicia. "Me concentré en su sinceridad. Como no quería limitar el personaje, me mostré abierta a todas las opciones para mostrar sus sentimientos sin trabas. Es alguien valiente y lleno de vida y he aprendido mucho de ella", ha explicado la actriz. Woo es una persona dentro del espectro autista con una inteligencia desbordante por las leyes, pero la serie deja claro que dentro del autismo hay una gran diversidad de personalidades. Aun así, no han faltado las críticas que señalan que mostrar una persona con autismo remarcando la genialidad hace que el retrato del trastorno sea parcial o poco completo.

La buena acogida de Woo, abogada extraordinaria es un nuevo ejemplo de la potencia de la industria audiovisual de Corea del Sur, que ya hace años que es una de las más destacadas del mundo. Como parte de la ola cultural coreana, los K-dramas, igual que la música pop y el cine, están contribuyendo a dar a conocer el país a todo el mundo y pueden servir de palanca para impulsar el turismo en Corea. De momento, el nuevo éxito de Netflix ha logrado unos cuántos hitos singulares que dejan clara su popularidad: según la agencia de noticias de Corea del Sur Yonhap News Agency, la tienda que sirve de escenario del negocio de comida del padre de la protagonista se ha encontrado con colas de fans deseando hacerse una foto. Por si esto no fuera suficiente señal del éxito, la Administración del Patrimonio Cultural de Corea del Sur ha designado monumento natural el almez que aparece en uno de los capítulos y que es el telón de fondo de una de las escenas capitales de la primera temporada.

stats