Media 26/05/2022

'Stranger things' vuelve invocando a Freddy Krueger

La serie de Netflix estrena nueva temporada después de tres años de espera

3 min
Lo Elevan ahora vive en California pero sigue teniendo problemas para adaptarse

BarcelonaTres años. Esto es lo que han tenido que esperar los seguidores de Stranger things para reencontrarse con Eleven y el resto de los amigos. La pandemia, entre otras cosas, atrasó el rodaje de la cuarta entrega, que llega este viernes a Netflix y que tiene como uno de sus principales referentes la película de terror Pesadilla en Elm Street. La serie no solo invoca este clásico de los 80 a través de la trama, sino también con una de las incorporaciones en el reparto: Robert Englund, que dio vida al mítico Freddy Krueger.

Mientras en el mundo real han pasado tres años –y esto se nota en los protagonistas más jóvenes, que ya son plenamente adolescentes–, en la ficción solo han pasado seis meses de los hechos con los que acababa la tercera temporada. La nueva entrega arranca en 1986, con Eleven (Millie Bobby Brown), que ahora se hace llamar Jane, trasladada a Lenora Hills, California, con la familia de Will (Noah Schnapp). La madre de Will, Joyce (Winona Ryder), hace lo que puede para llegar a fin de mes y Jonathan (Charlie Heaton), el mayor de la familia, sigue siendo un marginado en el instituto. No es el único escenario de la serie, porque esta temporada Stranger things tiene dos localizaciones principales más: el agente Hopper (David Harbour) sigue retenido en Rusia, a pesar de que todo el mundo cree que está muerto, y el resto del grupo de amigos se ha quedado en Hawkins, donde siguen pasando cosas extrañas. Entre los fenómenos inexplicables que tienen lugar al principio de la cuarta temporada hay una criatura con unas uñas afiladas (una referencia clara a Freddy Krueger) y la muerte de una animadora que parece que está poseída.

Uno de los misterios a los que tendrá que dar respuesta la temporada es qué papel juega en el universo de Hawkins y su mundo del revés el personaje que interpretará Robert Englund. El actor, que se ofreció a los hermanos Duffer para la serie, da vida a Victor Creel, un hombre terrorífico que está ingresado en un psiquiátrico por un asesinato que tuvo lugar en 50. Siguiendo los tópicos del terror que tanto gustan a Stranger things, la casa encantada de los Creel será uno de los escenarios a los que irán a parar algunos de los protagonistas de la serie en busca de pistas para resolver el enésimo enigma de Hawkins.

La cuarta temporada pone énfasis en el terror y menos en el género de aventuras que caracterizó a la serie al principio. "Esta temporada ya no tenemos niños. Ya no podemos hacer los Goonies. Así que, de repente, nos empezamos a adentrar de una manera más clara en el cine de terror que tanto nos gusta. Ha sido muy divertido hacer el cambio", asegura Ross Duffer, mitad de la pareja de hermanos que crearon la serie inspirándose en el cine de su infancia.

Capítulos de larga duración

Después de los tres años de espera, los hermanos Duffer han optado por volver por la puerta grande y con unos capítulos de duración extensa: la temporada tiene nueve episodios y todos superan la hora. De hecho, los dos episodios finales –que no se estrenarán ahora, sino el 1 de julio– duran respectivamente una hora y veinticinco, y dos horas y media. Los creadores decidieron añadir un capítulo adicional, el noveno, cuando ya llevaban rodada la mitad de la temporada. Lo consideraban imprescindible para dejar resueltas como querían algunas de las tramas y Netflix lo aprobó rápidamente.

A pesar de que no ha estrenado nuevo material desde hace tres años, Stranger things sigue siendo considerado el gran fenómeno de la plataforma de Reed Hastings, que ahora más que nunca, con la primera pérdida de suscriptores anunciada al final del primer trimestre, necesita fidelizar la audiencia. "Hacemos broma diciendo que es nuestra temporada Juego de truenos porque es muy extensa. Creo que esto es lo más singular de esta temporada", explicaba Matt Duffer en una charla organizada por la revista especializada Deadline.

Además de ser la temporada más ambiciosa de la serie, según sus creadores la cuarta entrega de Stranger things promete revelar por fin algunas de las incógnitas que rodean Hawkins y sus personajes. Dar respuestas a los espectadores es una de las razones por las cuales han hecho episodios tan largos. "Cada temporada hemos ido sacando capas de la cebolla, para decirlo de alguna manera. Pero con esta temporada queríamos empezar realmente a dar respuestas. Pero para hacerlo bien necesitábamos tiempo y la temporada empezó a crecer y crecer", dice Ross Duffer. De este modo, la serie se prepara para la despedida definitiva, que tendrá lugar con la emisión de la quinta temporada, según ha confirmado Netflix . El mundo creado por los Duffer, pero, es probable que reviva porque los hermanos han abierto la puerta a un posible espín-off del cual no han querido dar detalles. Eso sí, aseguran que Finn Wolfhard, que interpreta Mike, es el único actor de la serie que ha sido capaz de adivinar la trama de la continuación.

stats