Misc 03/03/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Partidos: no podemos perder más tiempo'

Cada día que pasa sin acuerdo es un día que hará que la recuperación empiece más tarde, y esta desconexión de la política sobre la realidad no puede ser

3 min

Hoy hay en Catalunya 117.00 parados más que hace un año. La pandemia ha disparado el paro en nuestro país. Más de medio millón de personas están en las listas del paro, 512.000 para ser exactos, y hay que contar las cerca de 190.000 que están en ERTO. 

Y lo peor es que hace años que estamos en la parte baja del paro, porque la pandemia llegó cuando apenas empezábamos a levantar cabeza del estropicio en la ocupación que provocó la crisis financiera del 2008.

En 2007 el paro llegó a bajar a unas 250.000 personas (ya se sabe que España y Catalunya tienen un paro muy alto dentro de Europa, y que hay uno estructural que no se marcha). No es que 250.000 fueran pocos, ni de lejos, pero es que es la mitad de lo que tenemos ahora, con más de 600.000 parados. Lógicamente, para un país de servicios que se ha desindustrializado, la pandemia ha sido un golpe mortal. Nuestra economía no ha resistido la desaparición del turismo.

El covid-19 tardará en desaparecer de nuestras vidas porque la vacuna se acelera pero no lo suficiente. Quizás este viernes tendremos noticias que “nos dan aire”, pero hasta el verano la mitad no estaremos vacunados. Y mientras tanto, por el camino, por este largo viaje que ya hace tanto tiempo que dura, van cerrando las tiendas quizás por siempre jamás y van cerrando empresas que no pueden soportar más la falta de actividad.

Y sí, las infantas Elena y Cristina se han vacunado, y la sindicatura electoral del 1 de Octubre ha ido hoy a juicio después de más de tres años, y la Fiscalía reclama que los presos políticos vuelvan ya a la prisión. Y ninguna de estas realidades puede considerarse menos grave. Pero el reloj corre, faltan nueve días para que se constituya el Parlament, y seguimos sin acuerdo de gobierno. Según lo que explica hoy Quim Bertomeu, la negociación entre ERC y JxCat para la investidura ha entrado en una fase de cierto estancamiento. Los dos partidos ya llevan dos semanas de conversaciones sin ningún adelanto concreto y ayer se pudieron oír los primeros reproches por boca de los republicanos. El principal obstáculo ahora mismo es que los actuales socios de gobierno no se ponen de acuerdo en qué rumbo tiene que seguir el Procés en la próxima legislatura. 

ERC y la CUP ayer volvieron a celebrar una reunión de la que hicieron bandera, cada cual a su manera. Esquerra emitió un comunicado asegurando que hay “adelantos notables” en materia social y la CUP compareció en rueda de prensa mostrando menos euforia pero también exhibiendo el encuentro. 

Sabemos que ni se han tirado de los pelos los unos a los otros ni nadie se ha levantado de la mesa, y tampoco nadie quiere repetición de elecciones. Pero por la parte de Junts consideran que la estrategia de cómo tiene que continuar el Procés es prioritaria, porque la falta de unidad de estrategia en el Govern anterior fue mortal. Y en esto están trabajando, en el Procés, mientras las conversaciones entre ERC y la CUP ya han bajado a temas concretos.

Cada día que pasa sin acuerdo es un día que hará que la recuperación empiece más tarde. Y esta desconexión de la política sobre la realidad no puede ser. La política es llegar a acuerdos entre gente que no piensa lo mismo en nombre nuestro. 

No puede ser que los partidos sean unos problemas, ellos mismos. No están aquí para ser un problema, sino una solución.

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos, para los exiliados, y que tengamos un buen día.

stats