Futbol
Misc 04/05/2021

Una década esperando este momento

El City de Guardiola, que defiende un 1-2 de la ida contra el PSG, busca su primera final de la Champions

2 min
Pep Guardiola, entrenador del Manchester City

BarcelonaEra mayo de 2011. En el Camp Nou. El Barça había ganado 0 a 2 en el Bernabéu y empataba en la vuelta contra el Real Madrid. El equipo, entrenado por Pep Guardiola, había llegado a la final de la Champions. Fue la última vez que el técnico catalán jugaría el partido decisivo para el título. Una década después, y ahora en el banquillo del Manchester City, confía en volver a disputarla. El conjunto azul cielo, que lo tiene de cara después de derrotar a la ida al París Saint-Germain por 1 a 2, tan solo necesita rematar el trabajo en los 90 minutos restantes en el Etihad. Sería la primera final de Champions de su historia (21 h, Movistar Liga de Campeones). "Hemos esperado este momento durante muchos años..."

"Me preocupan varias cosas, pero al mismo tiempo soy muy optimista. Estoy más tranquilo que en otras ocasiones. Los jugadores han entrenado bien, todo el mundo quiere ayudar. La vuelta de una semifinal es el partido más difícil, incluso más que una final", comentaba el técnico de Santpedor en la previa. Desde ese 2011, había disputado cuatro semifinales más. Una con el Barça y tres con el Bayern de Múnich. Siempre se había quedado a las puertas.

El buen marcador de la ida, y sobre todo, las buenas sensaciones de la segunda mitad en el Parque de los Príncipes dan ánimos a un City que podrá contar con todos sus efectivos. Además, Guardiola, con la Premier sentenciada, pudo dar descanso a algunos de sus titulares. No así el PSG, segundo en la League 1, que se está jugando el título con el Lille. "Se trata de hacer daño al rival, de ser nosotros, de hacer lo que sabemos hacer", cerraba Guardiola.

"Necesitamos ser mejor que ellos"

También en París intentan mirar el vaso medio lleno, a pesar de perder en la ida. El PSG, ahora entrenado por Mauricio Pochettino, aspira a su segunda final consecutiva. "Se trata de jugar bien, de jugar mejor que ellos. Necesitamos ser fuertes mentalmente y futbolísticamente", comentaba el entrenador argentino, que se aferra a la buena racha de su equipo fuera de casa para creer en la remontada.

Pochettino, que ocupó por Navidad el lugar de Thomas Tuchel, no desveló si Kylian Mbappé podrá jugar el partido. El atacante francés es el principal argumento del PSG para marcar los goles que cambien la eliminatoria, pero sufrió una contractura en el partido de ida. En cambio, seguro no estará Idrissa Hambre Gueye, expulsado a la ida con roja directa por una entrada en el tobillo a Gundogan.

Con el futuro incierto de sus dos estrellas, Mbappé y también Neymar, que podrían abandonar el PSG este verano, el conjunto que preside Al-Khelaifi busca una remontada balsámica que permitiría calmar el mar de críticas que ha recibido un club pensado para ganarlo todo y que puede quedarse en pocos días sin Champions y sin liga.

stats