Misc 15/12/2020

Francesc Font, cofundador y director general de Incapto Coffee: “Los jóvenes prefieren cafeteras sin cápsulas por ecología; la gente mayor, por el aroma"

Trinitat Gilbert Martínez
4 min
FRANCESC INCAPTO 2

Hacer café puede ser fácil y limpio sin tener que recurrir a la cápsula, ya sea de aluminio o compostable. Esta es la premisa de la empresa Incapto Coffee, que vende máquinas para los hogares que muelen el café en el momento, y ligan la venta con una subscripción a su grano de café.

En verano sacasteis al mercado la cafetera Incapto, que muele el café en el momento de hacerlo. ¿Creéis que tenéis lugar en un mundo en que las cápsulas de todo tipo parecen la única manera de hacer café?

Sí, y no ha sido fácil. Somos tres socios, dos que venimos del comercio electrónico, Joaquim March y yo, y una, Beatriz Mesas, que es barista, experta en café. Y repito no ha sido fácil porque sabemos que jugamos contra gigantes. El caso es que para crear la cafetera conseguimos 96 inversores, que ahora tienen acciones en el producto, porque entre todos juntos la hemos financiado. El inversor más pequeño puso 3.000€.

La cafetera automàtica Incapto va aparèixer al mercat l'estiu passat, i està pensada per a les llars/INCAPTO

Antes de analizar números y cafés, ¿por qué Incapto

En latín querría decir libre; por lo tanto, para nosotros llamarlo Incapto Coffee es decir café no encapsulado. Buscar un nombre también ha sido una tarea ingente, porque topábamos con nombres reservados, que no podíamos usar.

La cafetera, pues, no necesita cápsulas, porque funciona con granos que se muelen cuando te preparas el café.

Así es. Todo vino porque la industria del café ha cogido el camino de la cápsula, y nosotros creemos que tiene que cambiar. De hecho, hemos diseñado Incapto con la premisa que el café recién molido es bueno para uno mismo, porque desprende aroma y tiene más sabor. Además, es bueno para tu bolsillo, porque el precio es más económico que lo que cuesta una cápsula, y, finalmente, es bueno para el medio ambiente, porque no generamos residuos.

Pero ahora muchas cápsulas son compostables. Y las de aluminio también son recicladas por las empresas que las hacen. Incluso hacen bicicletas.

Nosotros tenemos estudios de Ecoembes que nos indican que solo 4 de cada 100 cápsulas se reciclan. Y es así, porque es muy difícil reciclarlas por culpa del poso que queda dentro. Por lo tanto, con las cápsulas de aluminio tenemos un problema medioambiental importante. Porque si se pudieran reciclar todas haría falta hacer una tarea manual que consistiera en separar el poso del aluminio.

Pero las cápsulas compostables se degradan y se convierten en orgánico.

Sí, pero de entrada causan residuos. Y además estropean el café, porque lo oxidan. Por eso un café de una cápsula compostable no tiene aroma ni sabor.

Entonces solo vuestra cafetera hace un buen café. ¿El modelo de cafetera italiana tampoco lo salvas?

No, nuestra cafetera no es una innovación, porque las cafeteras automáticas ya existen en el mercado desde hace tiempo. Pero solo se venden a un precio que no es el nuestro, que cuesta 249€. Hasta ahora eran muy caras, tenían un diseño muy grande, eran difíciles de tener en los hogares. La nuestra está pensada para las casas. Y le aseguro que el aroma y el gusto que desprende un café hecho con la Incapto es incomparable con las otras cafeteras. Solo hay que tener en cuenta el olor que queda en casa cuando se ha acabado de hacer. ¿Con qué cafetera consigues olor de café? En cuanto al modelo italiano, la idea con la que trabaja es parecida en la nuestra, con la diferencia de que ya tienes molido el café cuando preparas la cafetera. La Incapto muele el grano al momento.

Abordemos el precio. Dices que hay diferencias de precios importantes.

Con las cápsulas estamos pagando 0,40 € mínimo por café. Con el café en grano que nosotros ofrecemos, con la venta de la cafetera, 0,15 €. Por lo tanto, en un kilo de café en cápsula pagas 70€, mientras que con el café en grano, entre 20 y 25 €.

Dices que el café en gra lo vendéis junto con la máquina?

Sí, porque se tiene que hacer una suscripción con la cafetera , que incluye comprarnos el café. Consideramos que la población ha aumentado su conocimiento sobre la variedad de cafés, que lo aprecian, y queremos ayudar en este aprendizaje con la venta también de variedades arábicas, que están cultivadas a mayor altura y precisamente por eso contienen menos cafeína, y porque hace falta proteger tanto el grano de los insectos, como pasa con otras variedades.

Por lo tanto, la cafetera tiene un coste de 249€, pero después hay que sumar el precio de la suscripción por la compra del gra de café

Sí, pero la subscripción es de 20€ al mes, en la que entra un kilo de café, de diecisiete especialidades diferentes con las que contamos, y que por lo tanto te permite 120 consumiciones. También tenemos suscripciones de 12 € para los que toman más cafés fuera de casa.

Los números los tienes claros.

Por supursto. Mira, si tomas cuatro cafés al día en casa te digo que en un año te ahorras aproximadamente 300€ respecto a las cafeteras de cápsulas.

Para acabar, ¿cuál es el público que tiene vuestra cafetera?

Tenemos población de 50 años hacia arriba, y también aspiramos a la gente joven, que ha empezado a tomar café con cápsula y, por conciencia medioambiental, se ha pasado a la cafetera italiana. En cambio, la población más mayor sabemos que aprecia la cafetera por el aroma, por el sabor. La gente joven la prefiere para proteger el medio ambiente. Es curioso, pero hay un choque intergeneracional de intereses diferentes, porque los jóvenes prefieren cafeteras sin cápsulas por ecología; la población mayor, por la calidad de la bebida.

stats