Misc 24/08/2021

Charas Vega, astròloga: “Mira el horóscopo, pero ve también al psicólogo”

4 min
Charas Vega, influencer  que hace el horoscop a Instagram

Aviso con luces de neón: la fiebre del horóscopo ha vuelto, sobre todo entre las generaciones más jóvenes. Sí, eso de saber qué signo eres, de salir airoso en una conversación (básica) sobre el tema o de dejar caer comentarios del tipo “¡si es que eres terca como un tauro de manual!” vuelve a estar de moda. En algunos sectores de la población, de hecho, ya es absolutamente cool. Lo explica Charas Vega, la creadora de @charcastrology, una popular cuenta de Instagram que produce contenidos sobre el horóscopo a través de memes que juegan con referentes cotidianos de la cultura pop y la actualidad del siglo XXI. Efectivamente, los soportes para vehicular el horóscopo han cambiado –los nuevos seguidores ya no van al final de las revistas o ponen la tele a las cinco de la madrugada, sino que hacen scroll– y las caras visibles también: ya no son Sandros Reys, sino que se han multiplicado y tienen más la pinta de Charas Vega.

Husmear en el perfil de @charcastrology (casi 70.000 seguidores) te permite iniciarte en esto del horóscopo mientras te ríes un rato; suyas son las series virales de memes sobre qué personaje de la rave de Llinars eres según tu horóscopo o las de qué nivel del Infierno de la Divina Comedia de Dante o qué canción de High School Musical eres según tu signo. Y es que es así, entre los referentes clásicos y la actualidad más popular, como esta joven astróloga autodidacta ha creado su mundo en Instagram, la red que eligió poco antes del primer confinamiento para publicar sus memes para difundir el horóscopo con la estética “cutre y a la vez punky” de Power Point.

Charas Vega, sin embargo, como tantos otros creadores de contenido de las redes, no vive de esto. Su currículum es el de tantas millennials precarias: una carrera doble (audiovisuales y periodismo), dos másteres y un trabajo de dependienta a media jornada en una tienda de Barcelona. Por suerte, dice que ahora también ha empezado a ingresar colaboraciones puntuales que le han salido a raíz de @charcastrology. “¡He podido pagarme el dentista! ¡Estoy muy contenta! Lo siguiente será el psicólogo… ¡Una fantasía!” Pero entonces se hace el silencio en la Llibreria Byron, el lugar que ha elegido para hacer la entrevista, y aparecen las dudas: ¿es compatible el psicólogo con el horóscopo? “Claro, tú puedes mirar los horóscopos y después te vas a terapia, hablas de tus traumas y te trabajas emocionalmente”, comenta.

Más allá de esta faceta lúdica de las cuentas especializadas en los horóscopos, Charas Vega cree que se puede hacer una lectura más trascendental de este nuevo tirón de la astrología. Ella considera que este auge, más allá de beneficiarse inevitablemente del éxito que han tenido las redes en plena época de confinamientos –"La Iglesia no ha sabido hacer buenos tiktoks, pero la astrología sí”–, también responde a ciertas carencias de nuestra sociedad. Por un lado, hay una falta de "espiritualidad brutal” entre los más jóvenes: “Yo creo en la ciencia, pero también creo –y sé que es polémico– que es sano que haya espacio para otras cosas. La astrología no es la Cuore, es una tradición con miles de años de historia que se remonta a la antigua Mesopotamia, que durante la Edad Media fue despreciada y de la que podemos aprender muchísimo y pasárnoslo bien”, explica mientras le baila el símbolo de Escorpión que le cuelga del cuello.

Por otro lado, Vega también considera que este éxito responde a una necesidad generalizada de introspección, que afecta sobre todo a estas mismas generaciones que crecen en la “incertidumbre” permanente. “En un momento en el que no sé si mañana me quedaré sin trabajo por el covid o si me podré independizar de los padres –arranca la creadora de @charcastrology–, la astrología al menos me explica que soy de un signo, me da risa un rato y a la vez me invita a hablar con mis amistades de cómo me siento, de cómo me relaciono con los otros o sencillamente me ayuda a vincularme con nuevas personas a través de las redes”. Una estrategia muy golosa, esta de compartir memes del horóscopo con los que nos identificamos, que triunfa cada vez más entre estos sectores de la población “porque apela al yo, e Instagram, al final, va de egos”. 

Charas Vega pide explícitamente mencionar que el horóscopo también se está convirtiendo en un gran aliado para ligar en los tiempos de distanciamiento social que corren. Un “ostras, ¿tú también eres piscis?” puede romper el hielo, dice, y quien sabe si dar pie a una historia de amor. 

Otro espacio de ellas "despreciado"

Más allá de si las nuevas generaciones creen realmente en el horóscopo o si lo han integrado como una forma de socialización más –"Cada uno hace lo que puede", se limita a decir Charas Vega–, la creadora de @charcastrology también inserta esta nueva moda en un contexto global de reivindicación de aquellos temas que, por estar tradicionalmente ligados a la feminidad, se han considerado "de segunda". Lo explica así: "Hay un día que te das cuenta de que has invertido muchas horas haciendo cosas porque tenían valor dentro del mundo de los hombres –hablo de leer grandes novelas clásicas "en las que apenas aparecen personajes de mujeres" o de ver películas de mafia "en las que no se dedican minutos a los sentimientos"– porque te habían hecho creer que aquello que a ti te gustaba no servía para ser "interesante" o parecer "más lista", pero llega un momento en el que te cansas y reivindicas lo que te gusta y punto, aunque haya sido despreciado, ya sea ver comedias románticas, hablar de sentimientos, de Britney Spears o leer el horóscopo".

stats