Misc 24/08/2021

Nomofobia, el trastorno que sufren un 81% de los jóvenes españoles

La nomofobia es el miedo irracional a tener que estar un periodo de tiempo sin teléfono móvil

3 min
El 37% de las familias reconocen que no establecen límites horarios en el uso de pantallas a casa.

Vivimos conectados a la red: trabajar, ir a comprar, revisar posibles destinos de vacaciones, mensajes o correos y consultar el tiempo son algunas de las acciones que realizamos cada día ante las pantallas. De hecho, los españoles pasan una media de 6 horas y 54 minutos al día utilizando internet, según un estudio de Hootsuite y We Are Social. Este escenario ha puesto sobre la mesa numerosos riesgos, sobre todo para los usuarios más jóvenes. Datos recientes del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad muestran que casi el 53% de los españoles sufren nomofobia, acrónimo de la expresión inglesa no-mobile-phone phobia, es decir, el miedo irracional a tener que estar un periodo de tiempo sin teléfono móvil. Esta cifra se eleva hasta el 81% en el caso de los más jóvenes, de acuerdo con un estudio de la compañía OnePoll.

Ante esta realidad es especialmente relevante tomar conciencia de nuestros comportamientos, sobre todo ante los más pequeños. En numerosas ocasiones oímos frases como "Es igual que su madre" o "Habla como su padre", y aunque la genética sea en parte responsable de estas expresiones, el secreto son las llamadas neuronas espejo, un concepto que nace en Italia de manos de un grupo de investigación de la Universidad de Parma en 1996 y que hace referencia a unas células nerviosas responsables de que imitemos algunas conductas que vemos en otras personas.

Los tres primeros años de vida de los niños son muy importantes para su desarrollo posterior, y esto incluye el entorno digital. Un escenario en el que suspenden la mayoría de las familias, como demuestra un estudio publicado en la revista Child Development sobre la cantidad de veces que el móvil, el ordenador o la mesita interrumpen el tiempo que pasan con los hijos. En él participaron 170 familias con al menos un niño con una edad media de tres años, y el 48% revelaron que estos dispositivos interrumpen la relación con sus hijos tres veces o más al día, ante un 11% que aseguraron que esto nunca sucedía.

Por eso, conscientes del problema existente y de la falta de cultura digital de nuestro país, desde Qustodio –una aplicación multiplataforma creada en Barcelona para el control parental– han elaborado una lista de recomendaciones para que las familias consigan que sus hijos tengan una rutina digital saludable basada en las propias referencias familiares.

  1. Predicar con el ejemplo es la mejor opción. Neurocientíficos y psicólogos afirman que los menores aprenden las cosas de dos maneras: ensayo-error y observación. Aquí es donde entran en juego las neuronas espejo y es la forma en la que los menores empiezan a entender cómo interactuar con el entorno, basándose en lo que hacen sus referentes, en este caso sus padres.
  2. Desconnexión digital obligada en casa. Asegurar un tiempo diario lejos de las pantallas es importante, aunque a veces resulte difícil poder cumplir este propósito. Desde que se impuso en muchas compañías un modelo híbrido de teletrabajo, casi 7 de cada 10 españoles afirman que atienen llamadas de trabajo fuera del horario laboral, como muestran los últimos datos facilitados por la plataforma Infojobs. Apagar los dispositivos electrónicos, respetar los horarios de trabajo y dedicar más tiempo a otras actividades al aire libre puede influir beneficiosamente en nuestros hijos.
  3. Tic-tac, tic-tac... Gestionar los tiempos. Según datos de Qustodio, el 37% de las familias no establecen un límite horario en el uso de las pantallas en el hogar. El análisis de la plataforma sobre el consumo digital de los menores ya alertaba del aumento excesivo del tiempo de uso, que ha crecido un 76% en redes sociales, un 49% en aplicaciones de comunicación, un 25% en plataformas de vídeo en línea y un 23% en videojuegos. Y es que los más pequeños llegaron a utilizar dispositivos digitales hasta sobrepasar las 9 horas diarias, según el Observatorio Social La Caixa.
  4. Uso de plataformas de seguridad digital. Según un estudio reciente del Panel de Hogares de la Comisión Nacional de Mercado de la Competencia (CNMC), el 74% de los padres saben que existen estas aplicaciones de control parental, pero solo lo utilizan 1 de cada 10 familias. Mediante el uso de este tipo de herramientas se podría llegar a evitar discusiones con los hijos y empezar a adoptar rutinas digitales que garanticen el bienestar digital de toda la familia y sean un apoyo y recurso para los padres.
stats