Tecnologia
Misc 08/06/2021

El sereno digital que te trae las llaves cuando las pierdes

RedKey custodia las copias de las llaves y las envía al cliente cuando las necesita a cambio de pagar menos de un euro al mes

3 min
El sereno digital que te trae las claves cuando las pierdes

En la Barcelona del siglo XIX, e incluso una parte del XX, se los podía reconocer de lejos cuando se ponía el sol. Por la noche, el sereno empezaba a recorrer las calles de la ciudad vestido con una capa y una gorra de color azul marino. En algunos momentos de la historia barcelonesa, en la mano llevaba un farol de aceite que iluminaba sus pasos. Mientras velaba por el orden durante la nocturnidad, dejaba como rastro el tintineo de un gran puñado de llaves. El de sereno es ahora un oficio extinguido, pero estos empleados municipales fueron durante muchos años los encargados -entre otras funciones- de abrir el portal de casa a los vecinos que no tenían las llaves. Con la desaparición de esta figura, los ciudadanos se volvían a quedar con la alternativa más informal y clásica de todas: dejar una copia a un amigo o un familiar para evitar disgustos en caso de perderlas.

Pero en 2021 el sereno ya dispone de una versión digital. RedKey es una empresa fundada en Barcelona que ofrece un servicio para guardar las llaves -de casa, de la moto o del despacho del trabajo, por ejemplo- y las hace llegar al cliente en caso de pérdida o robo. “La idea la tuve en 2011, pero entonces las aplicaciones de la última milla no estaban tan desarrolladas y la guardé en un cajón”, explica su creador, Javier Durán. Directivo en una multinacional, no sentía una necesidad urgente para emprender. Aún así, después de la pandemia y con el crecimiento vertiginoso del sector del delivery decidió rescatar ese proyecto arrinconado: “Hicimos un estudio de mercado, la gente respondió bien y nos tiramos al mar”.

Cuando depositas unas llaves en RedKey no hace falta que digas cómo te llamas ni qué dirección tienes. La compañía hace gala del anonimato como uno de sus valores clave. Así pues, solo pide a los usuarios un teléfono móvil y un correo electrónico para estar en contacto, y les hace firmar un seguro que garantiza que la empresa se hará responsable de las llaves custodiadas. “Si estás en un restaurante o en la estación de Sants no nos hace falta saber dónde vives. Puedes tener un recambio inmediato en cuestión de minutos”, asegura Durán. El cliente envía las llaves en un sobre certificado y se guardan en las instalaciones de RedKey hasta que tenga lugar el temido descuido. “Olvídate de las dos horas de espera, los 70 euros del cerrajero más los 400 euros para reventar la cerradura”, promete la aplicación en su página web.

Los precios del servicio, explica Durán, siempre están por debajo de un euro al mes y el envío de las llaves está garantizado las 24 horas del día los 365 días del año. De hecho, uno de los primeros pasos que ha dado RedKey para crecer más deprisa ha sido asociarse con el grupo por excelencia en Catalunya cuando se trata de asistencia doméstica. Su plataforma se ha integrado a Nestor, la aplicación de soluciones digitales del RACC. “Para nosotros era muy importante porque son referentes en los servicios en el hogar”, apunta Durán. RedKey quiere buscar ahora acuerdos parecidos con otros tipos de empresas, como aseguradoras, administradores de fincas y propietarios de pisos turísticos, que puedan ofrecer este servicio a su cartera de clientes.

Hasta ahora la empresa ha salido adelante con el dinero que Durán y sus cuatro socios y amigos -Joan Castells, Ernest Quingles, Eduardo Conde y Ramon Bargunó- han puesto de su bolsillo. Pero el empresario asegura que están a punto de cerrar una nueva ronda de financiación de 250.000 euros con otros inversores particulares para poner en marcha RedKey en Madrid en septiembre. “Este 2021 estamos estimando que conseguiremos 5.000 clientes, y con esto ya llegaríamos a no tener pérdidas”, avanza. El objetivo es que los 5.000 acaben siendo 10.000 y añadir más ciudades. “También querríamos desarrollar un modelo de franquicia”.

De momento el reparto de las llaves lo hace un equipo fijo de cinco mensajeros propios. Los diez primeros kilómetros los cubre el pago mensual, pero a partir del undécimo el cliente tiene que abonar un euro extra por cada kilómetro. “Como no hay ningún otro servicio parecido, no tenemos una comparativa para estimar cuál será la incidencia de perder las llaves. Por ahora hemos calculado un 1% para empezar por algún lugar”, admite el fundador de Redkey.

stats