30/11/2021

Guía sobre cómo se comportan los manipuladores

2 min
Pepe Navarro y Jorge Javier Vázquez a 'Sálvame deluxe'.

El sábado por la noche Pepe Navarro, posiblemente el presentador de la televisión más execrable que se ha hecho nunca en España (Esta noche cruzamos el Mississippi, La sonrisa del pelícano) creando los espectáculos informativos más ominosos que hemos visto nunca, asistía a uno de los espacios más abominables de la programación actual, el Sábado Deluxe de Telecinco. Navarro iba para negar que sea el padre del hijo de Ivonne Reyes, tal como dice una sentencia judicial. La entrevista sirvió para seguir paso a paso cómo se comportan los hombres manipuladores en la televisión. 1) Conjura y protección entre aliados: Jorge Javier arrancó el programa haciéndole la pelota y riéndole todas las gracias, evidenciando una complicidad insólita. Metafóricamente, le cedió su silla de presentador y le extendió la alfombra roja. 2) Silenciar y confundir a la mujer que rebate su punto de vista y cuestiona su estatus: como la colaboradora Paloma García Pelayo contradijo con fechas, documentación y veredictos de las sentencias judiciales las excusas baratas que Navarro se sacaba de la manga, la reportera fue instada sutilmente y reiteradamente a dejar de hablar. Navarro primero le dijo que no se la oía bien y finalmente le soltó la colección típica de frases para hacerla parecer incompetente y corta: “No tiene sentido lo que estás hablando ahora”, “Estás confundida”, “Esto no es verdad”, “Te estás liando”, “Ya no hay nada más que hablar”, “Paloma: ¡punto!”, “Paloma, se acaba la discusión”, “Esto no hace falta que lo mires”, “No tienes razón”, “Por ahí no van las cosas”. Pero ella era la única que aportaba textos y pruebas, mientras que Navarro no paraba de contradecirse y fue al programa con muchas bromitas pero sin ninguna documentación. 3) Humillar y castigar a la mujer que no se dobla ante la desacreditación: como la colaboradora recordó la sentencia que había considerado a Navarro responsable de lesiones en otra relación de pareja, Vázquez la acalló de golpe con un discurso para humillarla profesionalmente: “Nos estás poniendo en muy mal lugar a todos”, “No haberte sentado aquí”, “Eres una irresponsable y una ventajista sacando este tema a la una de la madrugada”, “Estoy profundamente decepcionado contigo”, “Nos has ofendido a todos”. Además, le pidió que en próximas emisiones no la quería en ningún programa suyo. 4) 'Mansplaining' sobre buena conducta: Navarro la tildó de demagoga, de irresponsable y de mala profesional y le llegó a decir que si le quería hablar de aquello lo tendría que haber avisado antes. Vázquez se añadió. Y, así, los dos hombres que han hecho la televisión más putrefacta del país aleccionaban a la única colaboradora que se había preparado el tema. 5) Ningunearla con sarcasmo: “¿No te importa darle la mano a un maltratador?”, le soltó Navarro, prepotente, cuando se despidió de ella. La colaboradora no volvió a abrir la boca y las cámaras apenas la enseñaron más. 

Así es como se comportan los manipuladores (en la televisión y por todas partes) cuando no tienen argumentos y se los deja al descubierto.