12/05/2021

La responsabilidad insoslayable de formar gobierno

3 min
Edificio de la Generalitat.
Disponible en:

Tres meses después de las elecciones al Parlament de Catalunya, las negociaciones para formar gobierno no avanzan y todos los síntomas apuntan a que se tendrán que convocar elecciones nuevas. Todo esto en un momento extremadamente delicado para nuestro país, cuando se está acelerando una grave bajada económica, cuando la pandemia ha dejado tantas familias destrozadas, tantas personas sin trabajo, tantas empresas en situación de precariedad y bajo amenaza de desaparición. Es decir, cuando necesitamos más que nunca un gobierno que coja el timón e intente dar la mejor respuesta posible al conjunto de problemas que tenemos planteados como sociedad.

Como ciudadanos y ciudadanas de Catalunya consideramos que esta parálisis es inadmisible. Los resultados de las elecciones mostraron la fragmentación de la opinión publica catalana y, por lo tanto, la dificultad de investir un gobierno con una mayoría sólida. Aun así, dos son las mayorías posibles: una independentista y otra de izquierdas. No todas las opciones son equiparables y nuestra preferencia es clara. Aun así y más allá de nuestras preferencias, entendemos que en este momento es prioritario que exista un ejecutivo capaz de asumir las responsabilidades que hace demasiados años que no han sido ejercidas con suficiente visión ni eficacia.

No es aceptable, pues, que se desista ahora de formar gobierno. Creemos que en este momento algunos partidos están anteponiendo intereses de partido y de personas por delante de las necesidades del país y especulando con la opción de unas nuevas elecciones para ver si pueden mejorar sus posiciones en el tablero político. Con esta actitud están desgastando la autoridad y el prestigio de una Generalitat que es la institución de todos, debilitando de manera rotunda la posición de Catalunya en relación a España, Europa y el mundo, y desacreditando la tarea de la política de forma que haría más explicable la abstención de una parte de la ciudadanía en unas posibles nuevas elecciones, junto con el crecimiento de opciones autoritarias que desgraciadamente ya están presentes en nuestro Parlament.

Por todo esto, hacemos un llamamiento a los partidos con posibilidades de unir mayorías de gobierno para que renuncien al juego cruzado de las exclusiones mutuas y a la idea de unas nuevas elecciones que podrían empeorar la situación y que se pongan de acuerdo de manera inmediata para facilitar la formación de un ejecutivo decidido a dar respuesta a las múltiples cuestiones que la necesitan. Nos parece totalmente inaceptable y nacionalmente suicida que, en nombre de una futura independencia de Catalunya, se vayan dando pasos que malogran la producción de riqueza, la cohesión social y la capacidad de autogobierno.

Este esfuerzo al que estamos asistiendo de fabricación de un “relato” que permita atribuir todas las dificultades al adversario cada vez engaña a menos gente. Por lo tanto, pedimos ahora a los que tienen responsabilidades institucionales y políticas –empezando por la presidencia del Parlament– que demuestren el sentido de estado que tantas veces reivindican, cumplan con sus obligaciones y antepongan el refuerzo de las instituciones a sus intereses partidistas y de grupo. Este es el encargo que nuestros parlamentarios recibieron el 14 de febrero. Este es el mandato de la ciudadanía. Quien no pueda o no quiera cumplirlo, que dé un paso atrás. 

*El GRUP PRÒLEG se constituyó en el mes de febrero de 2018 con el afán de recuperar espacios de diálogo democrático en Catalunya y con el resto de pueblos de España. Está integrado por personas procedentes de las izquierdas catalanas no independentistas. Sus miembros actuales son Jordi Amat, Marc Andreu, Marga Arboix, Oriol Bartomeus, Laia Bonet, Joan Botella, Victoria Camps, Joan Coscubiela, Jordi Font, Mercedes García-Aran, Oriol Nel·lo, Raimon Obiols, Lluis Rabell, Joan Subirats, Marina Subirats y Josep M. Vallès.

stats