22/06/2021

Sí, estamos donde estamos. ¿Dónde?

1 min

Exacto, "Estamos donde estamos", como dice Pedro Sánchez citando al poeta. ¿Pero dónde estamos? Porque la realidad está hecho de muchos puntos de vista, y el "nosotros", de muchas almas. El presidente del gobierno español teatralizaba la concesión de los indultos en un acto prescindible el mismo día que el Consejo de Europa pedía la retirada de las euroórdenes y la liberación de los presos; pocos días antes de que un tribunal administrativo embargue bienes a 41 servidores públicos más; a pocos días de cumplirse 11 años de la sentencia del Estatut, y casi 4 años después del 1 de Octubre. Nueve presos políticos saldrán en libertad y es una buena noticia, pero estamos solo en el primer paso del camino más difícil, el que las anteriores generaciones han acabado violentamente y que no es otro que el de establecer el marco de convivencia de Catalunya y España democráticamente. Pedro Sánchez habla de un "espíritu constitucional de concordia", hace un llamamiento a "empezar de nuevo" y ofrece "una ruta para avanzar juntos", y la música es mejor que el odio del PP, pero nadie conoce qué propuesta tiene el PSOE para una Catalunya mayoritariamente soberanista, cansada y a la que no se pueden pedir actos de fe en el Estado. Sánchez utilizó un verso del poema Ara mateix de Martí y Pol, ese que acaba con los versos "Que todo está por hacer y todo es posible". Pero ni todo está por hacer, ni todo es posible. Eviten el teatro y pongan las cartas encima de la mesa.