Política 02/05/2021

Borràs avisa a ERC de que los ultimátums suponen una "presión" que puede hacer "descarrilar" el acuerdo

La presidenta del Parlament defiende trazar "ahora" la estrategia independentista y no en 2023

M.E.
3 min
La presidenta del Parlamento , Laura Borràs, en una entrevista a la ACN

BarcelonaAhir sábado venció el ultimátum que lanzó ERC a JxCat hace una semana en una entrevista en el ARA para llegar a un acuerdo de gobierno, pero, a estas alturas, todavía no hay nada decidido. No se divisa un acuerdo inminente y los republicanos ya se plantean la opción de gobernar en solitario. Sin embargo, desde Junts de momento no se dan por aludidos por la presión de ERC. Al contrario. La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha criticado los ultimátums de ERC porque considera que son "presiones" y elementos "de tensión" y que no son "lo que más conviene" en las negociaciones. En una entrevista en la ACN, Borràs avisa que son "presiones sobrevenidas que lo que seguro que harán será intentar descarrilar o ayudar a descarrilar lo que tiene que quedar más bien encarrilado que nunca".

La segunda reunión en Lledoners de esta semana que mantuvieron ayer sábado ERC y JxCat, donde también participó el vicepresident Pere Aragonès, no sirvió para desencallar la negociación. Ayer Esquerra todavía no planteó la posibilidad a Junts de gobernar en solitario, pero prevé hacerlo si en los próximos días no hay un pacto por un gobierno de coalición. Para Borràs, el único ultimátum que se tendrían que fijar los negociadores es el 26 de mayo, la fecha límite antes no se convoquen unas nuevas elecciones. "No hace falta añadir otros límites que ponen más presión y que pueden sacar fiabilidad y robustez a un acuerdo que tiene que ser muy sólido y robusto", ha defendido.

De hecho, la presidenta del Parlament ha recordado que el actual Govern en funciones propuso celebrar las elecciones el 30 de mayo, por lo tanto, según ha apuntado, en estos momentos todavía ni se habrían celebrado los comicios y la formación del Govern no se habría producido hasta después del verano. "Pero ahora parece que no podamos vivir ni un día más sin gobierno. Hay un gobierno en funciones que puede funcionar", ha añadido. Para Borràs, en estos momentos ya hay mucha "tensión" y lo que se tendría que intentar ahora es justamente "destensionar" la situación.

La estrategia independentista

La hoja de ruta que tiene que seguir el independentismo en los próximos meses y, en concreto, el papel que tiene que jugar el Consell per la República a la hora de fijar esta estrategia es uno de los puntos que continúan separando a Junts y Esquerra después de más de dos meses de negociaciones. En este sentido, Borràs defiende que la línea política a seguir se tendría que trazar "ahora" y no esperar a más adelante: "Tener una mayoría independentista sirve para que se pueda avanzar hacia la independencia y es esto lo que tendrían que estar preparando los partidos independentistas para desarrollarlo no en 2023, sino ahora, que es cuando han recibido el mandato de las urnas".

El acuerdo firmado entre ERC y la CUP da dos años de margen a la mesa de diálogo con el gobierno español para decidir si funciona o buscar un nuevo "embate" con el Estad. Para Borràs, el escenario que se puede abrir en 2023 si este diálogo no funciona se tendría que prever ahora y no cuando se agote el plazo fijado dentro de dos años. "Hay que pensar en qué hay que hacer cuando las cosas no vayan como hay gente que se piensa que irán", ha afirmado.

Òmnium pide superar "la discrepancia táctica"

Por otro lado, este domingo ha sido Òmnium quien también ha emplazado a todos los partidos independentistas a llegar a un acuerdo de gobierno y a fijar una estrategia "conjunta" que permita llegar a la independencia. "Estamos convencidos de que las diversas miradas dentro del independentismo pueden confluir, que no hay nada insalvable", escriben el presidente y vicepresidentes de la entidad, Jordi Cuixart, Marcel Mauri y Clàudia Pujol en un artículo en El Punt Avui. "La legítima discrepancia táctica no puede sustituir la construcción inaplazable de una estrategia conjunta para hacer frente a la represión y ganar el derecho a ser independientes", añaden.

"Con instituciones, ciudadanía organizada, presos políticos, exiliados y la tarea de internacionalización del exilio y del Consell per la República", ha enumerado Òmnium, se tiene que tejer una "estrategia independentista ganadora". También ha pedido, sin embargo, superar "los cantos de sirena que de nuevo llegarán buscando renuncias por la vía del perdón o el arrepentimiento". "Lo volveremos a hacer. Porque, si algo hemos aprendido, es que la represión no puede condicionar los legítimos anhelos democráticos del pueblo de Catalunya", concluyen los tres dirigentes de la entidad.

stats