Política 29/01/2021

El CEO pronostica para el 14-F una pugna al milímetro entre ERC y JxCat

El efecto Illa se limitaría a ganar un máximo de cuatro escaños respecto a los que se pronosticaban para Iceta

3 min
Laura Borràs y Pere Aragonès

BarcelonaLa incertidumbre del 14-F es máxima con variables tan difíciles de interpretar como el efecto de la pandemia, la decisión pendiente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya o el posible crecimiento disparado de la abstención. Por eso las encuestas ofrecen resultados a priori muy contradictorios entre ellos. Este viernes ha llegado el turno del Centro de Estudios de Opinión, que pronostica una pugna al milímetro entre ERC (34-35 escaños) y JxCat (32-34) y limita el efecto Illa a una tercera posición que ya parecía garantizada para el PSC cuando Miquel Iceta estaba al frente (26-29). El batacazo de Cs sería histórico, pasando de 36 diputados a un abanico de entre 12 y 13, y todavía habría cuatro fuerzas más en el Parlament: el PP con 9 escaños; los comunes con 6-8; la CUP con 8; y Vox, que entraría por primera vez en la cámara catalana con 5-6. Todo ello con un 33% de los encuestados que se confiesan "indecisos" a dos semanas de la jornada electoral y con un descenso de la participación hasta el 62%.

Si el CIS apuntaba la semana pasada a una lucha muy de cerca entre ERC y el PSC por la victoria (con el PSC por delante), el CEO calcula que habrá disputa, sí, pero entre los republicanos y JxCat. La distancia entre unos y otras en la estimación de voto es de solo 1,3 puntos y, de hecho, sigue la misma tónica que las últimas encuestas del organismo. Junts remonta (20,7% en estimación de voto) y ERC va a la baja (22%), según el CEO, que ahora hace un mes daba 35 escaños a los de Oriol Junqueras y entre 30 y 32 a los del partido que encabeza Carles Puigdemont. En las últimas catalanas fue Junts quien se acabó imponiendo en el último momento a pesar de partir por detrás en las encuestas, con 34 diputados por los 32 de su socio de Govern.

La campaña electoral ha empezado con una tregua entre las dos formaciones, que prefieren atacar al PSC y su flamante candidato a la presidencia de la Generalitat. Salvador Illa irrumpió con fuerza a finales del año pasado cuando, por sorpresa, sustituyó a Miquel Iceta al frente de la candidatura socialista. El Barómetro del CEO, sin embargo, limita el impacto del exministro de Sanidad. Entre 26 y 29 diputados obtendría un PSC que ahora hace un mes ya era cuarto con 25 y con Iceta como cabeza de lista. En todo caso, todos los sondeos sitúan a los socialistas al alza (19,6% de los votos), especialmente respecto a las elecciones del 2017, cuando, borrados del mapa por Ciudadanos, se tuvieron que conformar con 17 escaños.

Mayoría absoluta independentista

Otra incógnita que habrá que resolver el 14-F (o el día que decida el TSJC que se tienen que hacer las elecciones) es si el independentismo seguirá teniendo mayoría absoluta en el Parlament. El Barómetro de este viernes no tiene ninguna duda: de hecho, ERC y JxCat aspiran a obtener la mayoría absoluta sin tener que pivotar en otras formaciones. La suma de los actuales socios de Govern iría de los 66 escaños que ya tenían en la pasada legislatura hasta los 69, uno por encima de la mayoría absoluta. Con la suma de la CUP, el independentismo podría llegar a un récord histórico de entre 74 y 77 diputados (en 2015 consiguió 72 y en 2017 bajó a los 70).

Y, en opinión del CEO, también está muy cerca superar el 50% de los votos. Si a estas tres formaciones se les añade el PDECat -que no obtendría representación en la cámara al no llegar al 3% de los votos- los independentistas representarían prácticamente el 52% de los votantes. Ahora bien, esto no necesariamente quiere decir que haya más que hace cuatro años. En ese momento, con una participación récord, los partidos favorables a la independencia obtuvieron 2.079.340 votos, que ahora sería difícil revalidar si la participación acaba bajando 17 puntos (del 79 al 62%), como presupone la encuesta.

stats