Política 04/02/2021

Cs avisa de que si hay indulto a los presos lo recurrirán en los tribunales

El partido naranja afirma que aceptaría los votos de Vox para gobernar

4 min
El candidato de Cs al 14-F, Carlos Carrizosa, en rueda de prensa a la sede de la ACN

BarcelonaLa posibilidad de un recurso judicial sobrevuela los indultos a los presos antes incluso de que el gobierno español haya decidido si los dará. Hasta ahora, Cs se ha opuesto a ello firmemente tildándolo de "privilegio", pero esta mañana el partido naranja ha dado un paso más asegurando que combatirá "si hace falta ante los tribunales" un posible indulto a los presos. Pero... ¿Cs puede presentar un recurso al Tribunal Supremo en caso de indulto? Según Miquel Pons, abogado experto en derecho administrativo, dependerá del propio tribunal. No cualquier persona puede recurrir un indulto, sino que solo lo podrán hacer aquellos que el alto tribunal considere que tienen "un interés legítimo en el tema". Es decir, los que puedan argumentar que serán afectados ante un posible indulto.

Los que prácticamente tienen asegurado que su recurso tendría recurrido son las acusaciones del juicio. Así, Vox -que fue acusación popular en el juicio del Procés- tendría más posibilidades que Cs. Por ejemplo, el Supremo aceptó en 2011 los recursos de varios accionistas contra el indulto que el PSOE dio al banquero Alfredo Sáenz. Uno de estos accionistas había sido acusación particular del juicio y, en cambio, los otros no habían participado en el pleito. En todos los casos el alto tribunal consideró que tenían un "interés legítimo" en la causa y, por lo tanto, aceptó sus recursos.

"Lo más probable es que el Supremo considere que Ciudadanos tiene un interés legítimo", expone Pons. Otra cosa es que la alegación pueda cambiar el sentido del indulto, que en el fondo es una decisión política que el alto tribunal no puede juzgar. Sí puede valorar, según Pons, la adecuación formal y las razones que expone el gobierno. Así, el Supremo podrá revocar el indulto si no está ajustado a nivel formal o si los argumentos del gobierno para darlo no están muy explicados o no son lo bastante concluyentes. "Es una línea sutil entre entrar o no en el fondo de la cuestión", comenta Pons.

Promesas de difícil cumplimiento

Pase lo que pase con los indultos, Cs promete en su programa electoral que los presos y los exiliados no se volverán a presentar a las elecciones "incluso si fueran indultados". Una promesa de difícil cumplimiento sin cambios legales de mucha profundidad. Fuentes del partido naranja aseguran que la opción de impedir que los exiliados puedan ser elegidos es viable reformando la Loreg y prohibiendo el sufragio a los "fugados de la justicia española". Una modificación de la ley electoral que Cs y PP ya presentaron en el Congreso en 2018. La propuesta no tuvo recorrido y desde el gobierno español se calificó de "inconstitucional". También utiliza el mismo término Xavier Arbós, catedrático de Derecho Constitucional de la UB, que añade que solo se pueden quitar "derechos fundamentales por una sentencia firme" -Puigdemont todavía no ha sido juzgado.

Todavía es más complicado cumplir la segunda parte de la promesa de Cs, en la que afirman que impedirán que los presos políticos se presenten incluso si son indultados. Una medida que Arbós también considera que "no tendría cabida en la Constitución". Esta mañana Carrizosa, preguntado por este tema, ha evitado entrar en el fondo de la cuestión y se ha limitado a decir que la inhabilitación "es adecuada para el tipo de delito que cometieron".

Cs aceptaría el apoyo de Vox para gobernar

Revalidar las mayorías de la Comunidad de Madrid, Murcia y Andalucía en el Parlament de Catalunya es una opción prácticamente imposible –las encuestas pronostican que Cs, PP y Vox no sumarán más de 30 escaños–, pero Carrizosa ha admitido que si fuera viable no sería una opción que descartarían. Así, Cs ha abierto la puerta a aceptar los votos de Vox para gobernar: "No haremos cordones sanitarios a nadie", ha afirmado Carrizosa esta mañana en una rueda de prensa organizada por la ACN. Y esto que el líder naranja se ha mostrado muy duro con la ideología de Vox. Ha usado la palabra "asco" para referirse al "racismo, clasismo y xenofobia" que representa la ultraderecha .

A la hora de la verdad, la primera opción de Cs, y así lo ha asegurado Carrizosa, es pactar un gobierno con el PSC. Una alternativa que de momento las encuestas no prevén que pueda ser viable, ni siquiera con el apoyo del PP y Vox. De hecho, los populares ya empezaron este martes a poner las primeras condiciones para formar este gran frente "constitucionalista". El candidato del PP, Alejandro Fernández, descartó investir a Salvador Illa, pero se abrió a buscar un candidato de consenso. Por su parte, Vox aseguró ayer que "nunca jamás" votaría a un candidato socialista.

Para frenar las reticencias, Carrizosa ha presionado a los dos partidos diciendo que no tendrán "otra opción que apoyar un gobierno de cambio". La clave de esta alternativa, sin embargo, la tiene el candidato socialista, Salvador Illa, que ha priorizado en todo momento una coalición con los comunes. Aún así, Carrizosa se muestra optimista, tanto con las posibilidades de entrar en la Generalitat como con las de aguantar los resultados electorales del año 2017. "Nuestra aspiración es sacar los mismos resultados", ha dicho. Las encuestas, sin embargo, tampoco están a su favor en este sentido: la que da más escaños al partido naranja les otorga 17 diputados, cuando en los pasados comicios sacó 36.

stats