Parlament
Política 28/09/2021

La CUP lleva al Parlament una propuesta para celebrar un referéndum esta legislatura

Los anticapitalistas avisan que la posición del Govern influirá en su apoyo a los presupuestos de la Generalitat

3 min
El grupo parlamentario de la CUP, en una imagen de archivo al Parlamento

BarcelonaLa CUP pisa el acelerador y presiona al Govern en pleno inicio del proceso de diálogo con el Estado. La formación anticapitalista da por amortizada la negociación con la Moncloa y ha decidido llevar al debate de política general, que arranca este martes en el Parlament, una propuesta para celebrar un referéndum de independencia esta misma legislatura. Según ha avanzado La Vanguardia y han confirmado los cupaires en rueda de prensa, la iniciativa busca que el ejecutivo se comprometa a impulsar una consulta este mandato aunque no haya acuerdo con el Estado. Es decir, abriendo la puerta a la vía unilateral. Según ha avisado el diputado Carles Riera, la posición que tomen ERC y JxCat en el pleno influirá en el apoyo de su grupo a los presupuestos de la Generalitat: "Todo condiciona", ha dicho.

El acuerdo al cual llegaron cupaires y republicanos para la investidura del presidente Pere Aragonès establecía un plazo de dos años para evaluar los resultados de la mesa de diálogo con el gobierno español. Y añadía que, si este espacio no daba sus frutos, se impulsaría un "nuevo embate democrático", priorizando "la vía del referéndum de autodeterminación". Pero, según ha afirmado Riera, su formación considera que, en el actual contexto de "represión" –ha citado la detención del expresidente Puigdemont o la acusación de terrorismo contra los CDR– y ante el veto del Estado a la autodeterminación, "no se dan las condiciones para que la mesa de diálogo sea efectiva". "El Govern está encallado en una mesa que no tiene resultados", ha añadido, y ha reivindicado el referéndum como un "pla B". Tal como ya avanzó el ARA, además, los anticapitalistas apuestan por hacer coincidir la nueva consulta con la de Escocia, que podría tener lugar en 2023.

A la espera de que la mesa de la cámara dé el visto bueno a la propuesta de la CUP, el posicionamiento de ERC y JxCat contribuirá a definir la hoja de ruta del Procés, pendiente de la articulación del Acuerdo por la Amnistía y la Autodeterminación. De momento, la presidenta del Parlament, Laura Borràs (JxCat), ha considerado en una entrevista a Catalunya Ràdio que un referéndum acordado es "imposible", pero también ha añadido que una votación unilateral "no es factible" en el contexto actual porque el Estado "tomaría medidas para que no pasara lo que se consiguió" el 1 de Octubre de hace ahora cuatro años. Los recelos de JxCat con el texto cupaire –que han "sorprendido" a la CUP, según ha dicho Riera– podrían ser todavía mayores en las filas de ERC, que se ha conjurado con el PSOE para mantener vivo el diálogo a pesar de hechos como la detención –y posterior liberación– el fin de semana pasado en Alguer (Cerdeña) de Puigdemont.

La propuesta del referéndum es una de la quincena de iniciativas que la CUP lleva al debate de política general, entre las cuales también estará una que denuncia de la corrupción de la monarquía y pide que Juan Carlos I "sea desposeído de todos sus títulos, consideraciones, privilegios y protecciones por parte del Estado", ha explicado Riera. Un texto que –como el de la autodeterminación– podría comprometer la mesa, en el punto de mira de la justicia por la tramitación la legislatura pasada de iniciativas parecidas. Las propuestas a votación de la CUP, con todo, marcarán la solidez de la mayoría independentista que sostiene al Govern e influirán en la necesidad o no del ejecutivo de buscar otros apoyos en la oposición para sacar adelante los presupuestos y el resto de la legislatura. En declaraciones a La 2 y Radio 4, la portavoz del PSC, Alícia Romero, ha recordado esta mañana la mano extendida de los socialistas al ejecutivo si no se lograr aprobar las cuentas. Augurando el posible desenlace, Riera ya ha dejado clar que la CUP denunciará el talante "continuista" del Govern con las políticas "neoliberales" y propias –ha dicho– de la sociovergencia.

stats