Política 28/01/2021

La CUP trata de convertir las elecciones en un plebiscito contra JxCat y ERC para remontar el vuelo

Sabater avisa a las dos grandes fuerzas independentistas: "No estaremos en un gobierno autonomista"

3 min
Sabater, en el acto de inicio de campaña de la CUP

En pleno debate sobre si las elecciones tienen que ser o no referendarias si se supera el 50% de los votos independentistas, la CUP quiere convertir estos comicios en un plebiscito contra "las renuncias" de JxCat y ERC en el ámbito social y nacional y cambiar así los malos resultados que obtuvo en el 21-D, cuando se quedó con solo cuatro diputados. En el acto de inicio de campaña en Girona, los cupaires se han presentado como la alternativa a las dos grandes fuerzas independentistas para impulsar un plan de choque social para hacer frente a la pandemia y a la vez para hacer avanzar al país hacia un nuevo embate contra el Estado para conseguir la independencia. Una ruptura que en su propuesta programática concretan con un nuevo referéndum antes del 2025.

La cabeza de lista, Dolors Sabater, ha hecho un llamamiento "a iniciar un nuevo ciclo" después de dejar claro que son "la única alternativa para avanzar en el ámbito social y nacional". La presidenciable ha instado a votar "para cambiar de rumbo como respuesta a la sumisión" de JxCat y ERC después de dejar claro que "los derechos sociales y nacionales tienen que ir juntos", como solo ellos defienden, según la cabeza de lista. En un discurso con un claro acento social, Sabater ha reclamado una banca, una sanidad y una farmacéutica públicas, algunas de las propuestas estrella de los cupaires, con el objetivo de que "nunca más nadie quede atrás". "Queremos desbordar las instituciones como hemos hecho en los ayuntamientos", ha dejado claro.

Después de una semana inesperadamente convulsa por el debate interno sobre si entrar o no en el futuro gobierno, los dirigentes de la formación anticapitalista no se han referido hoy en ningún momento durante el mitin a esta cuestión –que ha quedado aplazada hasta después de los comicios, como adelantó el ARA– y han tirado reproches a los posconvergentes y republicanos por sus políticas en esta última legislatura. También han reivindicado la necesidad de que se ponga en marcha un cambio político en Catalunya que se paren las privatizaciones y apueste de manera decidida por los servicios públicos. Una vez acabado el acto, sin embargo, Sabater ha dado la palabra a los pocos medios presentes y le han vuelto a preguntar sobre el rol de los cupaires en la próxima legislatura. Sabater ha sido clara: "No podemos entrar en un gobierno autonomista y que no quiera desbordar el régimen del 78 ni el modelo neoliberal actual", ha avisado, antes de limitarse a responder que su objetivo es poder influir en el nuevo ejecutivo: "Aspiramos a tener la máxima representación para condicionar al nuevo gobierno". "Serán las bases las que decidirán qué hagamos, porque nuestra candidatura la configuran organizaciones asamblearias", ha dicho la cabeza de lista, que ha advertido que "se puede hacer trabajo desde el gobierno y desde la oposición".

Marcando perfil propio respecto a los dos partidos, los cupaires confían al aumentar su peso en el Parlament recogiendo el descontento de las bases independentistas por sus peleas internas y por la falta de concreción en el camino que hay que seguir para llegar a la plena soberanía. Con unas encuestas que apuntan a que podrían llegar a duplicar el número de escaños, el partido asambleario confía en el fichaje de la ex alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, como catalizador para lograrlo.

Ante suyo tendrá el reto de impedir ser víctima del voto útil y que el votante fronterizo que tiene con estos dos partidos no se decante por uno de los dos grandes después de que JxCat haya recortado distancias con ERC y la victoria de Esquerra, que parecía clara hace sólo unos meses, ahora ya no lo sea tanto. Los cupaires también tendrán que reivindicarse para que no se concentre el voto independentista en uno de los dos grandes partidos para evitar que el PSC, con el ahora ya exministro de Sanidad, Salvador Isla, al frente, pueda ser el ganador de los comicios.

stats