Ciudadanos se reivindica como la opción antinacionalista para sobrevivir

Carrizosa arremete contra la "manipulación de las encuestas" en el último tramo de campaña

2 min
El líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, en el acto de fin de campaña.

BarcelonaMientras el líder del PP en el Estado, Alberto Núñez Feijóo, aseguraba que "hoy Ciudadanos es el PP", el candidato del partido naranja, Carlos Carrizosa, reivindicaba el papel de su formación como opción antinacionalista en contraposición a las "traiciones" del PP y el PSOE. De hecho, es con ese mensaje que Ciutadans pretende sobrevivir el 12-M. En el acto de fin de campaña, celebrado en el Hotel Ciutat de Barcelona, ​​este viernes se respiraba un ambiente de despedida. Carrizosa ha cargado contra su principal adversario este 12-M: las encuestas, ya que ninguna le da representación. "Son armas de manipulación masiva", espetó.

De hecho, ha aprovechado para repasar la trayectoria de "18 años de Cs comprometidos defendiendo la libertad" y ha presentado su partido como la antítesis real del independentismo, ya que tanto el PSOE como el PP, ha vuelto a recordar, han pactado con los gobiernos nacionalistas de Catalunya. El Pacto del Majestic entre CiU y los populares se ha convertido, de hecho, en uno de los mensajes recurrentes de Ciutadans en esta campaña para reivindicarse como alternativa real. Así, ha subrayado el valor de no querer cambiar nunca: "No hemos pedido perdón por hacer frente al pensamiento único, ni hemos intentado ser aceptados en el paisaje ni en el club del poder [...]. Hemos defendido los derechos y libertades de todos los ciudadanos", ha aseverado.

Después de que esta tarde acudiera a la cárcel de Lledoners por afirmar que es donde debería ir Carles Puigdemont "para purgar sus delitos", también ha definido el 12-M como una especie de plebiscito dentro del españolismo de derechas. Ha presentado la dicotomía entre "lealtad o traición": "Si no queréis ser traicionados por el PP, hay un voto seguro y leal", ha dicho sobre Ciutadans, apelando al millón de votos obtenidos en 2017, que ahora parecen muy lejanos e inalcanzables.

"Está en la mano de los ciudadanos detener a Sánchez y Puigdemont", ha vuelto a insistir, y ha dejado claro que "sólo puede hacerlo Ciudadanos" porque el PP "no es de fiar" y Vox "encanta a los independentistas porque es la apariencia de la España casposa y en blanco y negro". Erigidos en "el voto incómodo al independentismo", en "el refugio que nada tiene que ver con el resto de partidos" y que "causa malestar al separatismo", Carlos Carrizosa ha dicho adiós a la que puede ser la última campaña de Ciudadanos con representación en el Parlament.

stats