Cambra catalana
Política 13/12/2020

¿Cuánto cobran los diputados del Parlament de Catalunya?

Algunas voces piden bajar sueldos, pero el único consenso es el de hacer tributar las dietas

Anna Mascaró
4 min
¿Cuánto cobran los diputados del Parlament de Catalunya?

BarcelonaLa crisis económica que ha acompañado a la pandemia ha reavivado el debate sobre los sueldos que cobran los representantes institucionales. Mientras que el sueldo medio de Catalunya en 2019 era de 1.811 euros brutos al mes -según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)-, el sueldo base de un diputado raso es de 2.921,8 euros. A esto se le suman muchos complementos en función del cargo y una “indemnización” por desplazamientos que no tributa en Hacienda y puede llegar a los 23.895,12 euros anuales. A pesar de que algunas voces reclaman una rebaja de los sueldos, el único consenso que hay actualmente entre partidos es el de regularizar progresivamente las dietas por desplazamientos para que los diputados tengan que pagar los impuestos correspondientes.

¿Qué cobra exactamente un diputado? Según informa el Parlament de Catalunya, depende de dos factores: su función en la cámara y su lugar de residencia. El sueldo más alto es lo del presidente del Parlament, Roger Torrent, que ingresa en total unos 164.372,66 euros brutos anuales. Esto comprende: 7.931,18 euros mensuales como presidente de la cámara, más 1.592,58 euros mensuales por “complemento de representación”, un complemento mensual por desplazamientos de 524,66 euros y una “indemnización” anual de 23.694,48 por su lugar de residencia, que está exenta de IRPF. Otro caso sería el de los presidentes de grupos, que tienen un sueldo base como diputados de 2.921,82 euros mensuales, sumado a los 2.936,30 que cobran como líderes del grupo parlamentario. Un presidente de grupo que viva en Valls, como Albert Batet (JxCat), sumando el mismo complemento y la misma indemnización que Torrent -viven a distancias similares de Barcelona-, tiene una retribución de 113.053,4 euros. Los diputados también cobran un complemento cuando son vicepresidente o secretario de la mesa o bien portavoz de grupo, y presidente, vicepresidente, secretario o portavoz de una comisión. En cambio, ¿Cuál es el mínimo que puede cobrar un parlamentario? Un diputado raso -2.921,82 euros al mes- y residente en Barcelona -con un complemento de 375,88 euros mensuales y una indemnización de 16.975,56 euros anuales- cobra 63.143,36 euros brutos el año.

Debido a la devastadora crisis de 2008, el Parlament congeló los sueldos de los diputados y después los redujo a partir del 2010. La rebaja fue del 15% para los miembros de la mesa y los presidentes de los grupos, del 10% para los portavoces de los grupos y del 8% para el resto. En 2019, las retribuciones se incrementaron por primera vez desde entonces, un 1,7%. No obstante, el debate más candente ahora es el de las indemnizaciones por desplazamiento. Los diputados no tienen que justificar este gasto y, de hecho, como hizo público el programa Planta baixa de Tv3, han continuado cobrándolas durante la pandemia -menos en abril, cuando pactaron dar un 25% del sueldo-, aunque muchos de ellos no han asistido al hemiciclo.

La discusión no es nueva: los servicios jurídicos publicaron un informe en 2018 en el que recordaban que con el reglamento actual las retribuciones por desplazamiento y representación no son un “derecho” de los diputados, y que incluso su sueldo base podría dejar de serlo con un cambio de la normativa. Recomendaba a la mesa que aprobara reglas más específicas sobre la percepción de las indemnizaciones que tuvieran en cuenta la “realización efectiva” de los viajes.

La moción de la CUP

En 2015 se introdujo por primera vez una disposición en el reglamento que establecía que “las indemnizaciones que tienen derecho a percibir los diputados tienen que ser objeto de una reducción gradual [...] para que sean incorporadas a la asignación fija”. Desde entonces, la mesa ha ido aplicando esta reducción del concepto de indemnización por desplazamientos. Esto no ha implicado una pérdida de poder adquisitivo para los diputados: la parte recortada por un lado se ha asignado en forma de complemento del sueldo. Eso sí, este complemento tributa. ¿Por qué esta regularización se hace de manera progresiva y no de golpe? Según fuentes del Parlament, es una cuestión de pura voluntad política.

“Es un sobresueldo encubierto”, asegura la diputada de la CUP Natàlia Sànchez. En el último pleno, los grupos votaron a favor del punto de una moción de la CUP que apostaba por modificar el reglamento durante el primer semestre del 2021 para “reducir de manera gradual y progresiva las indemnizaciones” y regularlas -como ya se está haciendo- en la asignación fija. “En la moción original proponíamos reducir el sueldo de los diputados, pero finalmente llegamos a una transacción con los partidos del Govern”, explica. Se trata de un nuevo paso en un debate que continúa abierto.

stats