Política 05/02/2021

La Junta Electoral de Barcelona descarta finalmente la bolsa de voluntarios y reasignará suplentes a mesas que no se hayan constituido

El alud de alegaciones genera el riesgo de que en algunas zonas no se pueda votar hasta después de 48 horas

3 min
Imatges de algunos epis y material de protección que se utilizarán en Barcelona en las elecciones del 14-F

BarcelonaNo habrá bolsa de voluntarios para completar las mesas como planteaba ahora hace unos días el presidente de la Junta Electoral de Zona de Barcelona y sí reasignación de los suplentes. Es la fórmula que se ha elegido para resolver el alud de alegaciones que han ido recibiendo las juntas de zona de personas contrarias a formar parte de una mesa electoral. El mecanismo que se ha establecido por parte de la Junta Provincial de Barcelona (y el recomendado por todas las juntas de zona de la provincia) será el de reubicar a los suplentes que no se hayan tenido que quedar en los colegios electorales que tenían asignados a otros que hayan tenido problemas para constituir las mesas. "Preferiblemente" se los mandará a mesas de su mismo municipio, pero serán las juntas correspondientes las que decidan en base a sus necesidades. Lo que se descarta es seleccionar a los primeros votantes, tal como prevé la ley electoral, teniendo en cuenta que la Generalitat ha recomendado que de 9 a 12 h sea una franja de voto para la gente mayor. La de Barcelona es la junta de zona que más objeciones ha recibido, 8.000 de las más de 20.000 que se han acumulado en Catalunya.

En la demarcación de Tarragona, la Junta de Reus es en la que más alegaciones se han registrado, casi 700. "Si una mesa no se pudiera constituir se podría aplazar hasta 48 horas su constitución". El presidente de la junta electoral de Reus, Diego Álvarez, ha recordado que si faltaran presidentes o vocales en las mesas electorales el 14-F, la ley prevé varios mecanismos para que se acabe votando, incluso el de "aplazar la votación de esa mesa hasta 48 horas", es decir, hasta el 16 de febrero, y que provocaría que "entre el lunes y el martes se votara en esa mesa en concreto". Un escenario extraordinario que prevé "muy posible" en algunos casos, ha detallado a Radio 4. Ahora bien, esto no le quita legitimidad al 14-F, ha dicho en una segunda entrevista a TV3: "Sería legal que en estas mesas se votara el martes y el resultado de las elecciones sería perfectamente válido porque está previsto en la ley".

Más de 20.000 personas (25% del total) ya han pedido que se las excluya de las mesas electorales. Álvarez, que no se muestra preocupado por el alud de alegaciones porque dice que todavía hay 60.000 personas "disponibles", ha dicho que el 95% de las excusas se acaban aceptando. A raíz de las numerosas alegaciones se podría citar a ciudadanos hasta el sábado por la noche, apunta el presidente de la junta electoral de Reus. "No sería ideal, tendríamos problemas para encontrar a la gente en casa el viernes o el sábado, pero sería factible", explica.

Álvarez también ha descartado el llamamiento de voluntarios porque la ley no lo prevé y porque se corre el riesgo de que no los haya, después de que el Síndic de Greuges se haya posicionado en contra.

La constitución de las mesas se complica después de que el consejo del Col·legi de Metges de Catalunya (CCMC) haya pedido un periodo extraordinario de voto por correo para infectados y contactos estrechos para que no se tengan que desplazar a los colegios electorales. Por ahora la Junta Electoral Central ha rechazado el recurso que había presentado el infectólogo Oriol Mitjà para que se prohibiera a las personas positivas de coronavirus votar presencialmente. El periodo para solicitar el voto por correo acaba este viernes a las 14 h. Los que lo hayan pedido dentro de plazo tendrán tiempo para votar hasta el próximo 12 de febrero.

stats