Política 29/01/2022

¿Por qué Lambán plantó a Aragonès?

El presidente de Aragón acusa a la Generalitat de “falta de respeto institucional”

3 min
El presidente aragonés, Javier Lambán, ayer durante una comparecencia de prensa.

BarcelonaAntes de las doce del mediodía del jueves todo estaba más o menos pactado. La relación entre los equipos de comunicación de Pere Aragonès y Javier Lambán -capitaneados por Marçal Sarrats y Ramón Buetas- era fluida y se intercambiaban mensajes para acordar cuál sería la convocatoria a los medios de comunicación: una escenificación conjunta de los dos presidentes en Balaguer (Noguera) y una reunión después de seis años de incomunicación entre Catalunya y Aragón con los Juegos de Invierno como principal telón de fondo. El consenso pasaba por hacer hincapié en las cuestiones “técnicas” de la candidatura y por dar un mensaje de colaboración para dar fuerza al acontecimiento del 2030. Nada más lejos de la realidad: hacia las seis de la tarde el presidente aragonés, Javier Lambán, llamó al president de la Generalitat, Pere Aragonès, cuando apenas entraba en un acto al Parlamento , y le comunicó que suspendía la reunión, por sorpresa del jefe del ejecutivo catalán.

¿Qué pasa a estas horas? ¿Por qué Lambán acaba plantando a Aragonés y asegura ayer en rueda de prensa que la Generalitat tiene “nula voluntad” de acuerdo? Como acostumbra a pasar en estas ocasiones, las interpretaciones son libres y contradictorias en ambos lados. A las 13.26h hay una llamada entre el jefe de gabinete de Lambán, José María Giral, y el jefe de la oficina del presidente catalán, Sergi Sabrià, que según las autoridades aragonesas no va bien y es uno de los detonantes de la decisión de Lambán de no acudir a la cita. Una sensación que en ningún caso tienen en el Palau de la Generalitat, puesto que ven intereses electorales en el movimiento de Lambán. Desde el Govern explican que con la conversación Sabrià-Giral se puso en contexto el encuentro para que fuera bien, después del distanciamiento a raíz del Procés.

En esta conversación telefónica aparecieron seis años de incomunicación entre los dos gobiernos, los reproches que ha hecho Lambán al independentismo desde el referéndum e, incluso, la topada por las obras de Sigena, con las que el presidente aragonés despidió el 2017 su discurso de Nochevieja.

Una llamada que, según la versión del presidente de Aragón, estuvo rellena de “manifestaciones radicales” y fue “desalentadora” sobre la voluntad de Catalunya de organizar los Juegos de Invierno de 2030 con Aragón. Y es que Lambán volvió a recriminar a la Generalitat que se erija como “líder ” de la candidatura poniendo a su gobierno en una situación “subalterna”, en alusión a varias declaraciones de la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà. Ahora bien, desde la Generalitat mantienen que no hay discusión: la gran parte de las pruebas se harán en territorio catalán y aseguran que en esto hay pacto a escala técnica.

Además, Aragón quería una comparecencia conjunta con Catalunya posterior a la reunión, mientras que en la plaza Sant Jaume eran partidarios que, al acabar la cumbre, Aragonès siguiera con su visita en Castelló de Farfanya y que Lambán, si quería, tuviera micrófonos ante los medios.

Sánchez y el COE, informados

Para el presidente de Aragón, el hecho de que no hubiera una rueda de prensa con Aragonès fue una “falta de respeto institucional intolerable” y, ante estas discrepancias nucleares, decidió anular el encuentro. “Lejos de ser un paso adelante, la reunión habría sido un paso atrás”, valoró, y añadió que ya tenían los detalles de todo lo que había pasado el presidente español, Pedro Sánchez, y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. Después llama a Aragonés y ya no hay nada a hacer: no viaja a Balaguer.

stats