Política 24/05/2021

Manuel Valls deja el Ayuntamiento y vuelve a Francia

Argumenta que ha descubierto que es "sobre todo francés" en los "valores" y la manera "de hacer política"

3 min
Manuel Valls no repetirá de candidato en Barcelona

Hacia tiempo que se especulaba y ahora ha sido él quien lo ha confirmado: Manuel Valls pondrá punto y final a su breve y poco fructífera etapa en la política catalana (2019-2021) y volverá a Francia. El exprimer ministro francés, que en marzo ya había anunciado que no se volvería a presentar como alcaldable de Barcelona, ha explicado en una entrevista este domingo en El Mundo que de manera inminente renunciará a su acta en el consistorio y emprenderá el regreso hacia el Hexágono. "Mi etapa de regidor se ha acabado. Pronto haré pública mi renuncia", afirma.

La cabeza de filas de Barcelona pel Canvi admite que su proyecto en la capital catalana no ha tenido el recorrido que esperaba. Explica que llegó por una mezcla de cuestiones políticas y personales y en un momento en que empezaron a llamarle para opinar sobre el proceso de independencia en Catalunya. En resumen: para "huir de Francia" y cambiar "de vida". "Con el hundimiento del Partido Socialista es toda mi vida política la que se hunde. 40 años. También me estaba separando de mi mujer de entonces. Para el resto del socialismo me convierto en un traidor, porque voto a Macron. Y muchos de los amigos de Macron me desprecian. Y me siento como una diana del antisemitismo y del islamismo radical", detalla.

Tal como explicó el ARA, su proyecto en la Ciutat Condal fue financiado con 20.000 euros al mes por un grupo de empresarios, pero el dinero no evitó el fracaso a las urnas. La coalición de Barcelona pel Canvi con Cs quedó en cuarta posición, con seis regidores, y se acabó rompiendo cuando Valls acabó dando sus votos a Ada Colau para evitar que ERC consiguiera la alcaldía. Cuando en la entrevista le preguntan si no habría sido mejor irse a Francia en aquel momento, el político francés asegura que su mujer "también lo piensa". "No se acierta siempre", añade, pero dice que ahora lo ha visto claro: "Ahora sé que soy sobre todo francés: en mis valores, en mi manera de pensar y de hacer política".

Hacía tiempo que Valls estaba desvinculado de la política barcelonesa y que hacía actos y entrevistas en Francia, donde es una incógnita cuál será su próxima aventura política. "Quiero hacer política en Francia. El cómo no depende solo de mí. Pero participaré en el debate electoral [de las presidenciales] de 2022", afirma en la entrevista. La vacante que deja en Barcelona la tendría que ocupar el número 7 de su candidatura, Óscar Benítez, que compartirá grupo con Eva Parera –ahora también diputada del PP en el Parlament –, la única otra miembro de Barcelona pel Canvi después de la rotura con los naranjas. A pesar de que, cuando anunció que no repetiría como candidato, Valls apostó por "reinventar" un proyecto unionista para Barcelona y se mostró dispuesto a apoyar externamente la iniciativa, previsiblemente aquella oferta quedará en nada con su regreso en Francia.

Antes de irse, eso sí, ha aprovechado para cargar una vez más contra el independentismo, una de sus principales obsesiones durante los últimos dos años. El hasta ahora regidor, que admitió haber votado al PSC de Salvador Illa en el 14-F, critica en la entrevista de este domingo la elección del exdirectivo de La Caixa Jaume Giró como nuevo conseller de Economia. Según él, se trata del "símbolo espectacular de una sociedad contaminada". Englobando en un mismo saco a Giró, Joan Laporta y a Mediapro, concluye que todo es "el resultado del pujolismo, del proceso independentista y de la cobardía".

stats