Política 26/03/2021

La Mesa rechaza las peticiones del PSC, Vox, Cs y PP y mantiene el voto delegado para Lluís Puig

El secretario segundo de la mesa, Jaume Alonso Cuevillas, se ha abstenido alegando conflicto de intereses

3 min
Laura Borràs y Jaume Alonso-Cuevillas, esta mañana

La mesa del Parlament ha dado luz verde a la delegación del voto del diputado de JxCat Lluís Puig, ex conseller en Bélgica, después de una reunión que ha retrasado el inicio del pleno de investidura. El PSC, Ciudadanos y Vox habían presentado peticiones de reconsideración a la delegación, que ayer ya había validado la presidenta del Parlament, Laura Borràs. El órgano las ha tumbado las tres por mayoría, aunque el abogado Jaume Alonso-Cuevillas (JxCat) se ha abstenido alegando un conflicto de intereses, puesto que formó parte de la defensa de Puig, confirman fuentes parlamentarias.

Un hecho que el mismo Cuevillas ha confirmado desde su cuenta de Twitter, alegando que al ser "abogado" del ex conseller, no ha votado en contra para "evitar" una "impugnación" por este motivo. El mensaje de Cuevillas ha llegado para responder un tuit del cuarto secretario de la mesa, el republicano Ruben Wagensberg -hoy ausente del pleno por ser contacto estrecho de un positivo de covid-19-, que ha criticado la abstención del vicepresidente segundo diciendo que "para volver a tejer confianzas y acuerdos estaria bien compartir con los miembros independentistas de la mesa el sentido de un voto tan importante como este". "Se trataba de proteger en bloque los derechos políticos de un diputado", ha añadido Wagensberg.

Finalmente, a pesar de la abstención de Cuevillas, las reconsideraciones se han desestimado. En este sentido, Borràs ha criticado al inicio del pleno que una de las peticiones (la de Ciudadanos) haya entrado más tarde, lo que ha llevado al órgano rector de la cámara y también la Junta de Portavoces a volverse a reunir, motivo por el que el debate de investidura ha empezado unos cuarenta y cinco minutos más tarde.

Tanto el PSC como Cs argumentaban en sus peticiones de reconsideración que la situación de Puig no se ajusta a los supuestos previstos en el reglamento del Parlament para que un parlamentario pueda delegar su voto: enfermedad, paternidad o maternidad. Los socialistas se refirieron en su escrito a un informe de los letrados de enero de 2018 que se pronunciaba en este sentido. Por otro lado, la portavoz socialista en el Parlament, Alícia Romero, pidió por carta a Borràs que solicite un nuevo pronunciamiento de los letrados sobre la cuestión.

Cs, PP y Vox lo llevarán al Constitucional

Al inicio de la sesión, el diputado de Cs Nacho Martín Blanco ha pedido la palabra para expresar el rechazo de su grupo a la decisión de la mesa, pero Borràs lo ha cortado, insistiendo que ya se había debatido la cuestión en "el espacio correspondiente". Ciudadanos ha anunciado que llevará la decisión al Tribunal Constitucional. Buscarán hacerlo, según ha dicho su líder Carlos Carrizosa, por la vía de un recurso de amparo, alegando que se han vulnerado los derechos de los diputados y se ha despreciado "la pluralidad". "Ya tenemos la primera resolución prevaricadora", ha criticado Carrizosa. Al movimiento del partido naranja se ha sumado Vox, puesto que el partido ultra ha anunciado a la mitad del pleno que también trasladará el aval del voto de Puig al Constitucional. Y a primera hora de la tarde también se ha añadido el PP, que ha anunciado a través de un comunicado que también recorrerían la decisión de la mesa al alto tribunal.

Puig, que fue conseller de Cultura en el Govern del 1-O y está en el exilio, ya solicitó la delegación del voto en la sesión constitutiva de la nueva legislatura. No obstante, la mesa de edad lo rechazó. Esta mañana también hay tres diputados más que han pedido la delegación del voto por cuestiones médicas.

stats