Mesa de diálogo
Política 14/09/2021

La Moncloa cierra filas con la decisión de Aragonès de excluir a los miembros de Junts

Rodríguez subraya que el espacio es entre gobiernos y expresa su apoyo al 'president' de la Generalitat

3 min
La portavoz del gobierno español, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa

MadridEl gobierno español irá a la mesa de diálogo este miércoles por la tarde, a pesar de la crisis del Govern por su composición. La portavoz de la Moncloa, Isabel Rodríguez, ha cerrado filas con la decisión del president de la Generalitat, Pere Aragonès, de presentarse con los consellers de Esquerra en solitario, sin los miembros de Junts. "Apoyamos la propuesta que ha lanzado el president de la Generalitat", ha afirmado la también ministra de Política Territorial, que ha considerado que el jefe del ejecutivo es la persona "legitimada" para escoger quién lo representará en el espacio de negociación. Del mismo modo, Sánchez ha escogido a los ministros que participarán, ha dicho. Fuentes gubernamentales añaden que la mesa está legitimada aunque una parte de la coalición catalana no asista.

"El marco siempre ha sido el de dos delegaciones de trabajo de dos gobiernos. El ámbito es el entendimiento de los dos gobiernos. No entendemos otro marco", ha asegurado Rodríguez, en la misma línea de lo que ha expresado el jefe del ejecutivo catalán en su comparecencia extraordinaria en el Palau. La portavoz de la Moncloa inicialmente ha mostrado su "respeto" con la delegación comunicada y ha afirmado que no podía "valorarla", pero luego ha dejado claro que los componentes debían ser consellers.

Desde el socio minoritario del gobierno español, el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, también ha avalado la decisión de Aragonès de excluir a Junts y ha acusado a la formación de Carles Puigdemont de querer "dinamitar" la mesa de diálogo. "Sorprende que quien pedía la presencia del presidente del gobierno español ahora envíe una delegación de partidos. Nos parece un error querer convertir la mesa de gobiernos en una mesa de partidos. Parece que algunos buscan excusas para hacerla descarrilar. Es difícil empezar un diálogo con quien quiere dinamitarlo", ha criticado Asens en rueda de prensa desde el Congreso.

Rodríguez no ha querido hacer sangre de la actitud de Junts y se ha limitado a expresar su confianza en que la Generalitat quiere trabajar en la vía del diálogo. La portavoz del ejecutivo español se ha sumado también al enfoque marcado los últimos días por varios ministros y por Sánchez este lunes en la entrevista en TVE, que es dejar en un segundo plano el conflicto de fondo y centrarse en la recuperación económica después de la pandemia. "Creemos que será en el interés de la Generalitat hacer que su territorio adelante en la misma línea que lo haga España", destacó la ministra, recordando de nuevo la inyección europea a ejecutar próximamente y de la que ha esperado que Catalunya no quede al margen.

Tal como ya habían adelantado fuentes de la Moncloa, Sánchez y Aragonès se reunirán en solitario para fijar las reglas del juego del encuentro y luego se unirán a la mesa de trabajo, pero no se quedarán hasta el final. De hecho, después de su encuentro comparecerán ante los medios y luego inaugurarán la reunión de las delegaciones. Fuentes de la Moncloa no aclaran todavía el formato, pero previsiblemente será por separado. El objetivo de la toma de contacto inicial es acercar el terreno de las negociaciones para que después los integrantes de la mesa profundicen en las materias. Desde Madrid se destaca que se parte prácticamente de cero debido a que ambos gobiernos han cambiado respecto del que tomó parte de la primera reunión, en febrero de 2020.

No hay, de momento, novedades sobre las propuestas del gobierno español. Rodríguez ha vuelto a hablar de la agenda para el reencuentro, el documento de 44 puntos que Sánchez trasladó al ex president de la Generalitat Quim Torra días antes de la primera cita. Una serie de propuestas que se encuentran en una fase muy incipiente en cuanto a su cumplimiento un año y medio después de su presentación.

Bolaños coordinará por encima de la vicepresidenta Díaz

La Moncloa ya anticipa que todo lo que hay encima de la mesa no se resolverá ni con una ni con dos reuniones, sino que la de este miércoles es el inicio de una larga negociación. Este mismo mensaje ha trasladado el jefe de filas de En Comú Podem al Congreso, Jaume Asens. El ejecutivo español asegura que ha trabajado a fondo las cuestiones a abordar. Quien lleve la batuta de la delegación de la Moncloa será el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, persona de máxima confianza de Sánchez. Esto supone que se situará por encima de la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, que formalmente será la miembro del ejecutivo de mayor rango del lado español de la mesa.

stats