Política 25/02/2021

Primeros movimientos en el Parlament para organizar un frente contra Vox

ERC, JxCat, la CUP, los comunes y el PSC empiezan los contactos pero ya se lanzan los primer reproches cruzados

2 min
Ignacio Garriga, de Vox
Disponible en:

BarcelonaUna de las principales novedades cuando se constituya el Parlament, el 12 de marzo, es que por primera vez habrá diputados de Vox en el hemiciclo, en concreto, 11. Ante esta situación, varios grupos de la cámara han empezado los contactos para organizar un frente común contra el partido de extrema derecha. Es decir, una estrategia conjunta para combatir el discurso y la beligerancia que ya anticipan que mostrarán estos 11 parlamentarios. Por ahora los partidos involucrados en este proyecto son la CUP, JxCat, ERC, los comunes y el PSC, pero los contactos no han empezado con muy buen pie y ya ha habido algunos reproches cruzados.

El primero en disparar fue este miércoles el PSC, que propuso al resto de partidos una estrategia conjunta para "vallar el paso" a la extrema derecha. Añadió alguna medida concreta como, por ejemplo, "coordinar" todos los votos para evitar que los diputados de Vox tengan representación en la mesa del Parlament o a las meses de las comisiones. También propuso que ningún grupo firme iniciativas conjuntas con la formación que lidera Ignacio Garriga.

JxCat, ERC y la CUP también han movido ficha este jueves anunciando que preparan un "pacto antifascista" en el Parlament. Todavía no han presentado las medidas concretas, pero el objetivo general es "frenar los discursos de odio de la extrema derecha en el Parlament". Los tres partidos también han acusado al PSC de no querer involucrarse. Según explican fuentes parlamentarias consultadas por el ARA, el motivo es que este miércoles se produjo una reunión a cuatro bandas -JxCat, ERC, la CUP y los comunes- para explorar la cuestión y los socialistas no fueron. Desde el grupo de Salvador Illa replican que se les convocó tarde y mal, y ni siquiera les precisaron que se hablaría de Vox.

Finalmente, quien también se ha posicionado son los comunes: su líder parlamentaria, Jéssica Albiach, mandó una carta al resto de grupos donde les insta a acordar esta estrategia conjunta para evitar que la extrema derecha "instrumentalice" la cámara y promocione sus valores "autoritarios, machistas, homófobos, racistas y contrarios a los derechos humanos". Así, de momento, ya son cinco los partidos que están interesados al construir este frente común, pero de momento socialistas, comunes e independentistas han hecho cada uno la guerra por su cuenta.

Cs y PP no participan

La duda ahora es si el PP y Cs también quieren sumarse a este frente. De momento, todas las señales que envían dicen que no. Ni populares ni naranjas participaron en el encuentro del miércoles, y fuentes de Cs apuntan que no oyeron ni hablar. De hecho, voces de los impulsores del encuentro entre ERC, JxCat, la CUP y los comunes indican que ni los naranjas ni el PP fueron invitados a la mesa de trabajo. Los populares, sin embargo, a través de su nueva diputada Eva Parera, ya han explicado que no son partidarios de los "cordones sanitarios". Según ha explicado en una entrevista con Ser Catalunya, a los ultraderechistas "no se les pueden limitar los derechos parlamentarios".

stats