Política 24/09/2021

¿Qué le puede pasar a partir de ahora a Puigdemont?

La defensa del ex 'president' reclamará al Tribunal de Luxemburgo que le devuelva la inmunidad mientras en Italia se abre un proceso con 60 días de plazo

4 min
Los eurodiputados Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y Toni Comín en una rueda de prensa al Parlamento  Europeo.

BruselasCarles Puigdemont ha salido de la cárcel de Sassari este viernes a las 18 horas, una situación por la que ya había pasado en Bélgica y también en Alemania. La defensa del ex president, concretamente el letrado Josep Costa, no se muestra nada sorprendido por la detención del líder de Junts en declaraciones al ARA: "Ya sabíamos que esto estaba pasando, en nuestras alegaciones ya le dijimos al TGUE que el Tribunal Supremo no había suspendido oficialmente las euroórdenes, que dentro del sistema de alertas de Schengen seguían activas". Por eso, ya tienen listos todos los documentos para solicitar al tribunal de Luxemburgo el regreso de la inmunidad de Puigdemont a través de vías cautelares. Según el abogado Gonzalo Boye las presentarán este mismo viernes.

La liberación del líder de Junts ha llegado después de que el juez instructor del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, recibiera la comunicación oficial de la detención y puesta a disposición del Tribunal de Apelación de Sassari. El magistrado instó al representante de España ante Eurojust que traslade la euroorden de 14 de octubre de 2019 contra Puigdemont al considerar que "el procedimiento judicial del que deriva la euroorden está activo". También ha remitido la cuestión prejudicial planteada el 9 de marzo ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, informa Ot Serra desde Madrid. Un trámite que "no modifica la situación en que se encuentra actualmente el procedimiento", recalca también Llarena, ante las discrepancias jurídicas sobre si las euroórdenes estaban suspendidas por la consulta en Luxemburgo. Los documentos deben traducirse al italiano y se estima que se podrán enviar el próximo lunes, día 27, en el tribunal de quien depende ahora Puigdemont.

Tras este trámite, el juez italiano ha citado a Puigdemont el día 4 de octubre, pero le ha dado libertad absoluta de movimiento, así que puede salir de Cerdeña si quiere. Este caso es pues diferente a los de Alemania y Bélgica, cuando las autoridades de ambos países prohibieron al expresident salir de su jurisdicción hasta decidir sobre la extradición. Ahora, sin embargo, con la citación del 4 de octubre se inicia un nuevo proceso en Italia en el que el juez escuchará a las partes para decidir si entrega o no a Puigdemont a las autoridades españolas. Aquí era clave la batalla de argumentos entre la defensa de Puigdemont y el Supremo, ya que mientras los primeros argumentan que la euroorden está suspendida, el segundo, que es la autoridad competente para emitir o retirar euroórdenes, defiende todo lo contrario.

Como recoge la regulación de las órdenes europeas de detención, hay plazos temporales "estrictos", precisamente para garantizar que una persona no está bajo custodia judicial demasiado tiempo. "El país en el que la persona es detenida tiene que tomar una decisión final sobre la ejecución antes de 60 días si la persona no acepta la entrega". Si la persona acepta la extradición, la decisión se tiene que tomar en 10 días. Estas normas son comunes en toda la Unión Europea y, por lo tanto, también se aplican a Italia.

"Podría ocurrir que lo dejen en libertad y se abra un expediente provisional para escuchar las partes", anticipaba esta mañana Costa, que recordaba que incluso el juez italiano podría considerar la necesidad de elevar una nueva cuestión prejudicial al tribunal de Luxemburgo. El magistrado de Sassari también podría pedir aclaraciones a las autoridades españolas si lo considera pertinente. Esto implicaría alargar el proceso también durante un periodo temporal más incierto. Esta vez, sin embargo, difiere de Alemania porque mientras el juez germano decidía Puigdemont no pudo salir del país durante cuatro meses.

Lo que parece más factible, sin embargo, teniendo en cuenta el texto de la propia resolución del vicepresidente del Tribunal General de la Unión Europea, es que la defensa del ex president solicite rápidamente las cautelares de nuevo (este mismo viernes, según Boye) y la corte con sede en Luxemburgo las conceda. "El president tiene una reunión del comité de comercio del Parlamento Europeo el lunes", recuerda Costa.

"Los diputados mantienen la posibilidad de interponer una nueva demanda si, con posterioridad a este acto, el perjuicio alegado resultara lo suficientemente probable, en particular en el supuesto de que fueran detenidos por una autoridad de ejecución de un estado miembro o que se llevara a cabo alguna actuación dirigida a entregarlos a las autoridades españolas", decía el texto del vicepresidente del Tribunal General de la Unión Europea sobre la opción de presentar cautelares.

Además, hay que recordar que la inmunidad para desplazamientos en calidad de eurodiputado no se le retiró, como confirmaba el mismo TGUE en su resolución. En este sentido Gonzalo Boye ha explicado que también sería posible que Puigdemont fuera liberado provisionalmente en Italia y que, mientras estuviera pendiente de la decisión del juez, pudiera viajar de acuerdo con sus obligaciones como eurodiputado. Con todo, Boye ha mostrado confiado en que esta vez el proceso será más corto de lo que lo fue en Alemania porque ya acumulan tres años de experiencia.

stats