Seguridad
Política 23/06/2022

Teletrabajo, restricciones de tráfico y el Prado cerrado: así prepara Madrid la cumbre de la OTAN

La ciudad se convertirá en un búnker la semana que viene a raíz del encuentro de los principales líderes mundiales, que costará 50 millones

2 min
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y la titular de Defensa, Margarita Robles, este miércoles en rueda de prensa

MadridMadrid se prepara para convertirse en un búnker. La semana que viene la capital española alojará a los principales líderes de Occidente, empezando por el presidente norteamericano, Joe Biden, y continuando por Macron, Johnson, Scholz o Von der Leyen, para participar en la cumbre de la OTAN del miércoles 29 y jueves 30. El despliegue de seguridad es tan importante que afectará de lleno la vida ciudadana desde el martes 28, tanto que incluso las autoridades han aconsejado a los madrileños que puedan que aquellos días hagan teletrabajo y se queden en casa. Los trabajadores públicos lo harán de forma obligatoria.

Para los que opten por moverse la recomendación es que lo hagan con transporte público, que será gratuito durante estos días. Y los que cojan el vehículo privado se arriesgan a quedar atrapados en una ratonera. La cumbre se celebra en el recinto de Ifema, pero el perímetro de seguridad va mucho más allá. De hecho, los periodistas no podrán acceder por sus propios medios sino con unos buses lanzadera desde la estación de Mar de Cristal.

Además de Ifema, el otro epicentro de la cumbre será el Museo de Prado, que el miércoles acogerá una cena euroatlántica con los principales jefes de estado y de gobierno de la OTAN y sus socios. Prado no está preparado para cumplir con las medidas de seguridad necesarias para una concentración tan grande de líderes mundiales, así que se ha optado por cerrarlo durante dos días y establecer un perímetro de seguridad amplio que, a la práctica, mantendrá cortado el paseo de la Castellana durante la cumbre. Los traslados de líderes arriba y abajo también obligarán a cortar, al menos durante momentos puntuales, las principales vías de la ciudad. El domingo habrá una manifestación anti-OTAN en Madrid, pero la delegación del gobierno ha prohibido otra para el miércoles, el primer día de la cumbre.

Ayuntamiento de Madrid

Agenda para los cónyuges

Hay que tener en cuenta que además de la agenda oficial de la cumbre también hay un programa alternativo dirigido a los cónyuges de los participantes. La reina Letizia hará de anfitriona y la intención es llevarlos a visitar lugares emblemáticos como el Real Sitio de la Granja, con sus fuentes naturales de la sierra de Guadarrama, y asistir a un ensayo de la ópera Nabuco en el Teatro Real. Esta comitiva contará con su propio dispositivo de seguridad.

En total está previsto que trabajen unos 10.000 agentes, entre policías nacionales y guardias civiles, además de miembros del ejército del aire que velarán por el espacio aéreo. También se movilizará una batería antiaérea, gestionada por el ejército de tierra.

La Moncloa ha estimado que todo el operativo de la organización de la cumbre costará unos 50 millones de euros, pero consideran que es una inversión que se recuperará con creces en términos de prestigio y marca-país para España. Eso sí, a los madrileños no les saldrá gratis la fiesta.

stats