Sociedad 19/06/2021

Un acto vandálico acaba con el crucero del monasterio de Sant Cugat destrozado

Un hombre se ha subido encima y, debido al peso, el monumento, de la época medieval, ha cedido

L.B.
2 min
El rector de la parroquia, Emili Marles, observa los destrozos

El crucero del Camí dels Monjos, ubicado ante la iglesia del monasterio de Sant Cugat, ha sido objeto esta madrugada de un acto vandálico que ha acabado con esta importante obra del patrimonio histórico en el suelo. Un hombre se ha subido encima y, debido al peso, el monumento ha cedido, cosa que ha provocado importantes destrozos.

El hombre ha tenido que ser ingresado en el hospital, puesto que se sle ha caído parte del monumento encima. Está investigado por un delito contra el patrimonio histórico por malograr un bien cultural de interés nacional. La policía local está revisando las cámaras instaladas en la zona para obtener más información, ya que hay vecinos que aseguran que se estaba celebrando un botellón, aunque el Ayuntamiento de Sant Cugat lo desconoce. "No sabemos lo que estaba pasando antes ni si había más de una persona. Esta es una zona donde se encuentra gente, porque es el centro de la ciudad, pero no es conflictiva", aseguró al ARA la concejala de Cultura de Sant Cugat, Esther Madrona.

En un hilo de Twitter, el Ayuntamiento de Sant Cugat ha reprobado y condenado los hechos y ya ha anunciado que interpondrá una denuncia. También ha hecho un llamamiento al civismo. La concejalía de Cultura y Patrimonio ha contactado con el Centro de Restauración de Bienes Muebles para la recuperación del monumento. Se han recogido todas las piezas -el crucero ha quedado partido en dos trozos muy grandes pero también hay otros pequeños- y se han guardado en el museo. "Cuesta entender cómo alguien puede dañar el patrimonio de esta manera cuando trabajamos para integrar el patrimonio dentro del día a día, para que forme parte del centro de la ciudad", lamentó la concejala de Cultura, que ha explicado que el crucero sufrió un ataque durante la Guerra Civil y hace diez años también sufrió desperfectos graves. Antes de la pandemia el monasterio también fue objeto de vandalismo cuando aparecieron varias pintadas en la fachada de la iglesia.

La policía local ha acordonado la zona por razones de seguridad y para proteger la parte del crucero que todavía queda en pie. Ya se han retirado todos los fragmentos del crucero para llevarlos al Centro de Restauración de Bienes Muebles de Catalunya. La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sant Cugat, Esther Madrona, acompañada de técnicos municipales y del rector de la parroquia, Emili Marlés, han visitado esta mañana la zona.

El monasterio de Sant Cugat fue construido entre los siglos IX y XIV y destaca por su claustro. El crucero fecha de la época medieval. Se encontraba antiguamente en un importante cruce de caminos –el de Rubí, el de Terrassa o Camí dels Monjos, y el del valle del Llobregat–, donde a caballo de los siglos XVII-XVIII fue construida la pequeña capilla de Sant Domènec.

Trasladada inicialmente cerca de la villa al paseo que lleva su nombre, el crucero se situó después de la Guerra Civil dentro del recinto del monasterio, en el antiguo huerto del abad.

stats