Sociedad 07/05/2021

El adiós al toque de queda: tanta vigilancia como por Nochevieja o San Juan

Los Mossos y las policías locales desplegarán un dispositivo especial de ocho horas

Pau Esparch i Marc Parayre
1 min
Restriccions al Borne, vigilancia guardia urbana
Disponible en:

BarcelonaLa última noche del toque de queda será la más extraña. El confinamiento nocturno sólo se aplicará este sábado entre las 22 h y las 0 h, porque a partir del primer minuto del domingo, cuando desaparezca el estado de alarma, ya se habrá acabado. Esto también provocará que, después de medio año sin que estuviera permitido, a medianoche la gente podrá salir de casa y desplazarse. Conscientes de la movilidad que puede comportar la recuperación de la libertad nocturna, los Mossos d'Esquadra y las policías locales han preparado un dispositivo especial de ocho horas, desde medianoche hasta las ocho de la mañana. El portavoz de los Mossos, el comisario Joan Carles Molinero, ha definido la dimensión del operativo como el de Nochevieja o la verbena de San Juan. Los objetivos del dispositivo son los siguientes.

1. Evitar las aglomeraciones en la calle

De entrada, Molinera ha querido dejar claro que entre las 22h y las 0h continúa vigente el toque de queda. Por lo tanto, serán dos horas en las que los agentes todavía podrán multar a la gente que esté en la calle. Según Molinero, la movilidad no será la misma que para Nochevieja o San Juan, pese a que los Mossos buscarán "los puntos más estratégicos". "No sabemos cuántas personas saldrán a medianoche", ha admitido el conseller de Interior, Miquel Sàmper, pero Molinero ha explicado que los Mossos estarán en los lugares donde se pueda "celebrar el fin del toque de queda" para evitar que se produzcan aglomeraciones con fiestas y encuentros masivos y también delitos, como por ejemplo robos. Lo harán con efectivos de orden público de la Brimo y al ARRO.

2. Alerta en las playas de Barcelona

La Guardia Urbana de Barcelona tendrá un 30% más de policías trabajando durante la noche, con 260 agentes de servicio. El jefe del cuerpo, el intendente mayor Pedro Velázquez, ha puesto el foco en un posible incremento del incivismo. "El uso compartido de espacios puede afectar a la convivencia entre ciudadanos", ha alertado. También ha avisado de que se espera un crecimiento de delitos y de la siniestralidad viaria en la franja nocturna. El despliegue de los agentes se hará en las zonas donde se piensa que habrá más aglomeraciones: Ciutat Vella, Sants-Montjuïc, los búnkeres del Carmel y los miradores de la Rabassada. Pero Velázquez ha hecho hincapié en las playas, porque se cree que es donde se concentrarán los encuentros y se tendrán que "vigilar de cerca".

3. Controles de alcoholemia y drogas

Uno de los puntos donde se notará seguramente el fin del toque de queda es en las carreteras. El portavoz de los Mossos ha adelantado que harán controles de alcoholemia y drogas para garantizar la seguridad del tráfico. De hecho, como el transporte público ha descartado ampliar los horarios a pesar de que acaba el toque de queda, el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha reconocido que puede comportar un aumento del uso de vehículos privados. Batlle, al igual que Sàmper, ha recordado que se mantiene la prohibición de consumir alcohol en la calle.

4. Llamamiento a la responsabilidad

La palabra responsabilidad es la que más han repetido los responsables políticos que han hablado de las nuevas restricciones. Sàmper ha pedido "cuidado y seny", Batlle "prudencia, convivencia y civismo" y la consellera de Salud, Alba Vergés, "precaución". "La epidemia continúa", ha advertido Vergés. Según Batlle, el relajamiento de las medidas "dará un respiro económico y social", pese a que ha pedido "no quemarlo todo" porque el virus todavía "no está controlado". "Se ha acabado el estado de alarma, pero no la pandemia", ha añadido Sàmper. Batlle ha aprovechado la ocasión para informar que desde el primer estado de alarma por covid el Ayuntamiento de Barcelona ha recaudado 1,74 millones de euros con las multas por saltarse las restricciones: "Seguiremos sancionando", ha concluido.

stats