Sociedad 07/05/2021

Las medidas sin el estado de alarma: 6 personas en los encuentros y restauración y cultura hasta las 23 h

El TSJC avala las restricciones para evitar que la desescalada sea “abrupta e incontrolada”

3 min
Un camarero sirviendo los clientes a la terraza de un bar de Barcelona.

BarcelonaA pesar del final del estado de alarma este sábado a medianoche, los encuentros de más de seis personas continuarán prohibidos al menos hasta el 23 de mayo. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha dado el aval a las restricciones por covid que necesitan la ratificación de los jueces: el límite de como máximo 6 personas en los encuentros y los aforos al 50% en los actos religiosos. La Fiscalía Superior ya había anunciado que veía bien mantener las dos medidas durante los próximos quince días y el TSJC también se ha mostrado favorable. Los jueces de la sala del contencioso administrativo han decidido ampararlas para evitar que la desescalada sea “abrupta e incontrolada, susceptible de invertir la curva descendente”.

Las nuevas restricciones en cinco puntos
  • Calendario Empezarán a aplicarse domingo y se mantendrán hasta el 23 de mayo
  • Sin el estado de alarma Las dos medidas que desaparecen son el toque de queda por la noche y el confinamiento perimetral de Catalunya
  • Bares y restaurantes Podran reabrir para cenar con clientes hasta las 23 h, sin superar el 30% de la ocupación dentro y en las terrazas dependiendo del espacio, con un máximo de cuatro personas por mesa
  • Cultura y deportes Las salas culturales podrán estar abiertas hasta las 23h y las actividades deportivas también podrán alargarse hasta esta hora
  • Comercios y parques de atracciones Los comercios podrán estar abiertos hasta las 22 h si tienen la autorización correspondiente y los parques de atracciones podrán reabrir con el aforo al 30%

La Generalitat estaba pendiente de la decisión judicial para confirmar las restricciones que entran en vigor a partir de domingo, cuando ya se habrá acabado el estado de alarma. De entrada, el toque de queda por la noche y el confinamiento perimetral de Catalunya se dejarán de aplicar. Los bares y restaurantes podrán reabrir para cenar porque podrán volver a tener clientes hasta las 23 h con las limitaciones actuales: sin superar el 30% de la ocupación dentro y en las terrazas dependiente del espacio, con un máximo de 4 personas por mesa excepto si son de la misma burbuja. Otro sector beneficiado por las nuevas medidas será la cultura, porque las salas podrán estar abiertas hasta las 23 h. Las actividades deportivas también se podrán alargar hasta la misma hora.

En cuanto a los comercios, podrán estar abiertos hasta las 22 h si tienen la autorización correspondiente, a pesar de que los que cierran a las 21 lo tendrán que continuar haciendo a esta hora. Otra de las novedades será la reapertura de los parques de atracciones con el aforo al 30%. La enseñanza de régimen especial también recuperará la presencialidad, como se ha hecho con el resto de la educación. En el caso de las equipaciones cívicas, que podían hacer algunas actividades con un máximo de 6 personas, ahora podrán ampliar el aforo al 50% si los espacios están bien ventilados.

Una repercusión “muy leve” en derechos

Para validar las medidas que afectan derechos y libertades fundamentales, el TSJC ha argumentado que las nuevas restricciones, en general, comportan “un cierto relajamiento” en comparación con periodos anteriores: “Han sido diseñadas con el propósito de garantizar la tendencia a la baja y la funcionalidad de los servicios sanitarios”. Por eso los jueces consideran “muy leve” la repercusión que pueden tener en el derecho de reunión y en la libertad religiosa, lo que “quizás no habría resultado posible” si hubieran sido más restrictivas. El Govern ha aportado un informe de la Agència Catalana de Salut Pública que recoge que la pandemia, a pesar de tener "signos evidentes de remisión", todavía presenta “elementos preocupantes” que aconsejan mantener las medidas.

De hecho, la decisión del TSJC no ha sido unánime porque incluye el voto particular de dos jueces. Los magistrados discrepan que se piense que las restricciones, sin el estado de alarma, suspenden derechos fundamentales porque valoran que las autoridades sanitarias tienen la potestad de “minimizar el riesgo de contagio y avanzar en el debido control de la pandemia”. Según los dos jueces, las medidas son “proporcionadas, ponderadas y suficientemente ajustadas”.

Sin calendario para el ocio nocturno

El secretario general de Salut, Marc Ramentol, no ha querido pronosticar si dentro de quince días ya no pedirán aplicar el máximo de 6 personas en los encuentros porque dependerá de la evolución del covid. Así, ha justificado que se mantenga esta prohibición porque la población más joven todavía no ha recibido ninguna dosis de la vacuna contra el virus y forma una franja de edad en la que es “más habitual” la interacción social. En cuanto a la reapertura de las discotecas, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, tampoco ha concretado el calendario: “Cuando los datos lo permitan”. Sàmper ha recordado que se ha hecho una primera reunión con el ocio nocturno para plantear cómo podría volver a abrir uno de los sectores “afectados duramente” por la pandemia.

En cambio, Ramentol ha admitido que el plan para recuperar la circulación de cruceros en los puertos catalanes está en una fase “muy avanzada”. Si no hay ningún imprevisto, las restricciones estarán vigentes durante las próximas dos semanas y se volverán a revisar cuando estén a punto de caducar.

stats