Sociedad 04/08/2021

Antonella: víctima de machismo, desprotegida por el sistema y una hija huérfana

Las instituciones no vieron riesgo en la denuncia de hace tres meses de la mujer asesinada por su pareja en Sant Vicenç de Castellet

2 min
El punto donde  había el cadáver calcinado del Antonella, en Sant Vicenç de Castellet.

BarcelonaEl cuerpo de Antonella, de 30 años, quedó totalmente calcinado viernes de madrugada en unos matorrales de Sant Vicenç de Castellet, en el Bages. Hacía una década que estaba con Adrián, que la asesinó y le prendió fuego antes de suicidarse unos metros más allá, dentro de un coche donde estaba la hija de 20 meses de la pareja. Antonella, más conocida como Debbie entre sus amigos, y Adrián eran de Argentina y vivían desde hacía un tiempo en Terrassa. Se habían trasladado por el trabajo de él.

Hace tres meses, en abril, Antonella había denunciado a Adrián por violencia verbal pero no recibió protección. Fuentes judiciales consultadas por ARA explican que los Mossos d'Esquadra no vieron riesgo y que la Fiscalía se opuso a una orden de alejamiento. Según las mismas fuentes, el juez de violencia contra la mujer de Terrassa, que también tramitaba el divorcio de la pareja, no tenía ningún elemento para acordar una medida de protección y el forense tampoco detectó nada relevante.

Esta denuncia se tenía que resolver en un juicio en octubre en un juzgado penal, pero será demasiado tarde. El grupo feminista Punt Lila de Sant Pere de Terrassa, que atiende mujeres que sufren la violencia machista en la ciudad, ha lamentado que en medio de esta espera Antonella “se vio obligada a vivir bajo el mismo techo que su asesino”. Ella también les había pedido ayuda y por eso el grupo ha criticado la reacción de las instituciones en este caso: “La ineficacia de un sistema judicial, la insuficiente respuesta de un sistema de bienestar social así como de los recursos de nuestra ciudad que no le dieron suficientes alternativas y la nula ayuda a la que los Mossos en Terrassa nos tienen acostumbradas”.

Antonella es la séptima víctima mortal de este año en Catalunya en un asesinado machista y la octava en un feminicidio –este último recuento incluye el caso de un hombre que mató a su madre, mientras que el resto tenían relación de pareja o ex pareja –. El crimen de Antonella ha dejado otra víctima: Esmeralda, la hija de la pareja, que ha quedado huérfana.

Campaña de crowdfunding

De momento la dirección general de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat se ha hecho cargo de la niña, que nació en 2019. A la menor, que estuvo en la escena del crimen y tenía quemadas, la llevaron al Hospital de Manresa, donde la aislaron porque dio positivo de covid. La familia de Antonella vive en Argentina y sus hermanos han puesto en marcha una campaña de crowdfunding para poder reencontrarse con la niña.

“Estamos haciendo esta colecta para poder ayudar a Esme a empezar una nueva vida y superar este trágico desenlace. Las donaciones facilitarán su traslado hacia Argentina, además de solucionar gastos comunes de su crianza”, ha explicado la familia materna, que querría que la menor fuera a vivir al país y que no tenga que estar tutelada por la administración.

stats