Espacio público
Sociedad  /  Barcelona 20/07/2022

¿Por qué Barcelona gastó menos en limpieza en 2021 (en plena crisis de la suciedad)?

El ayuntamiento defiende que el plan de choque de 70 millones que empezó en octubre no se reflejará hasta el presupuesto de este año

3 min
Deixalles junto a unos contenedores en la calle Josep Torres de Barcelona

BarcelonaEl verano del año pasado fue caliente en Barcelona por las quejas por la suciedad en las calles, y el gobierno municipal, que en aquel momento defendía que la ciudad se preparaba para estrenar los cambios del nuevo contrato de limpieza, anunció, en septiembre, un plan de choque de 70 millones de euros que se tenía que desplegar hasta el 2023 y que tenía que incrementar la presencia de las brigadas en 350 puntos críticos. El plan tenía una fase de aplicación inmediata (a partir de octubre) para mejorar el aspecto de las calles ya antes de que se pusieran en marcha, en marzo de este 2022, la maquinaria y los contenedores del nuevo contrato . Y, de hecho, el gobierno municipal llegó a hacer balances de cómo se estaba haciendo este refuerzo. Por eso sorprende que, mirando las cifras del cierre de presupuesto municipal del año pasado, el gasto en limpieza viaria y recogida de residuos sea inferior al del 2020: en 2021 se gastaron 168,8 millones en limpieza de las calles, el 91,3% de lo que se había presupuestado y 6,4 millones menos de lo que se destinó en 2020. Y en cuanto a la recogida de residuos, el gasto ejecutado fue de 76,7 millones, 5,7 millones menos que el año anterior, a pesar de que en este caso sí que se agotó la partida prevista.

Según el informe de contabilidad de costes, en 2021 el consistorio destinó 101,6 euros por habitante a limpieza mientras que el año anterior fueron 104,6. ¿Por qué esta bajada?

La primera explicación del gobierno municipal es que los 70 millones anunciados en el plan de choque empezaban a contarse ya en el presupuesto del 2022. A pesar de que en su momento sí que se anunció una fase de aplicación inmediata, aseguran que primero hubo un proceso de debate vecinal y que las inversiones “fuertes” se hicieron ya con el cambio de año. Que el plan no empezara a computar hasta el 2022 podría explicar que el gasto en limpieza no se incrementara de un año para otro. Pero, ¿por qué fue a la baja? Según fuentes municipales, por una suma de factores.

El primero es que en 2021 la partida destinada a tareas de control de calidad se imputó a un programa diferente, mientras que el año anterior sí que había quedado incluida dentro del genérico de la limpieza viaria. Consultada la mesa de gastos, sí que aparece un capítulo que, bajo el nombre Otros contratos de limpieza viaria, en 2021 suma 6,1 millones, 1,5 millones más que en 2020. Pero esto solo explica una parte del descenso.

Según el gobierno municipal, también juega un papel el hecho de que durante 2020, en pleno estado de alarma, se ejecutara un contrato específico de desinfección de contenedores y se incrementaran "significativamente" las deducciones a las empresas contratistas por los resultados de los controles de calidad, puesto que en el momento más duro de la pandemia no se pudieron hacer estas revisiones. Y, en cambio, aseguran que en 2021 creció la partida destinada a limpiar grafitis y a la recogida de residuos, que se normalizó después de la gran parada del covid.

Hay todavía, aseguran, otro motivo que explicaría el descenso de gasto en limpieza: en 2021 la revisión de precios fue negativa (-0,5%) por efectos de la variación del IPC, mientras que en 2020 fue positiva (+0,8%), lo cual provocó un decrecimiento excepcional de los costes del contrato en 2021. Y una explicación de por qué no se gastó todo lo que estaba previsto: la aplicación del puerta a puerta no siguió el calendario anunciado y se congeló después de la primera prueba en Sant Andreu.

ERC lo llevará al pleno

Las dudas sobre la bajada de la inversión en limpieza ya llevaron al grupo municipal de ERC a presentar una alegación al cierre de cuentas del 2021. Los republicanos, poco satisfechos con las respuestas que recibieron, llevarán el tema al pleno de este viernes en forma de ruego. Quieren aclarar por qué las cuentas del 2021 todavía no reflejan el plan de choque anunciado y por qué el gasto en limpieza fue inferior en 2021, ya con la actividad recuperada, que en 2020 del estado de alarma. Y aprovecharlo para pedir más recursos para combatir una problemática, la de la suciedad, que ya ha escalado hasta el segundo lugar de las preocupaciones ciudadanas según el barómetro municipal. "Nos encontramos de nuevo con un anuncio, con la política del marketing del gobierno municipal que no se hace efectiva ni presupuestariamente, ni tampoco con las medidas tomadas", ha denunciado el portavoz republicano, Jordi Coronas.

stats