Agresiones sexuales
Sociedad  /  Barcelona 30/07/2022

Cuatro caminos seguros para volver a casa

Se crean itinerarios con más patrullas, alumbrado y señalización en el Frente Marítimo, el Poblenou, el Paral·lel y Gràcia/Sarrià-Sant Gervasi

Mar Bermúdez i Jiménez
3 min
Fachada de la discoteca Opium, al Frente Marítimo de Barcelona, en una imagen de archivo.

BarcelonaLa Guardia Urbana asegura que la mayoría de las agresiones sexuales pasan en viviendas, pero empiezan en los espacios públicos, sobre todo en entornos de ocio nocturno. Hay agresores que se aprovechan del estado de embriaguez de la víctima (vulnerabilidad química) o directamente ponen sustancias en la bebida (sumisión química) para anular la capacidad de decisión y reacción de las chicas. Es por eso que detectar el primer acercamiento puede ser clave para evitar una agresión sexual. Consciente de esta problemática, el Ayuntamiento de Barcelona ha diseñado cuatro "itinerarios seguros" que se convierten en caminos más protegidos para volver a casa.

De momento, las cuatro rutas se han preparado en las áreas del Frente Marítimo, el Poblenou, el Paral·lel y Gràcia/Sarrià-Sant Gervasi, que tienen mucha vida nocturna. Son recorridos que se han dibujado de acuerdo con el camino natural que sigue la gente al salir de los establecimientos y hasta las paradas de transporte público más cercanas, y que a partir de ahora contarán con una patrulla de la Guardia Urbana que pondrá especial atención en detectar situaciones sexistas y de posibles agresiones sexuales.

Además, para reforzar esta tarea de prevención, el cuerpo está impartiendo, junto con el área de Feminismos del Ayuntamiento, unas formaciones al personal de seguridad de los locales de ocio nocturno –público y privado– para dar herramientas para poder detectar y actuar ante agresiones sexuales. Cerca de 90 profesionales ya han recibido este curso, que engloba desde aspectos legales hasta el tipo de atención que hay que ofrecer a la víctima. La gerente del área de Seguridad y Prevención del Ayuntamiento de Barcelona, Maite Casado, agradece la colaboración del colectivo: "Les ha faltado tiempo para decir que sí".

La luz genera sensación de seguridad

Casado reivindica que el proyecto de itinerarios seguros es "de corresponsabilidad y coordinación", es decir, que integra varias áreas del Ayuntamiento. Desde la concejalía de Urbanismo se prevé mejorar el alumbrado, para garantizar la visión continua en estos caminos y generar más sensación de seguridad. Para hacerlo, se asegurará que la luz siempre tenga la máxima intensidad en estas zonas, se hará "una poda lumínica" para evitar que las copas de los árboles tapen la luz e incluso se podarán arbustos para que su medida no impida ver qué hay detrás. En paralelo, se trabaja para instalar puntos lilas que proporcionen información, hagan pedagogía y sensibilicen a la población sobre las agresiones y los abusos sexuales, y, sobre todo, atiendan a posibles víctimas. El próximo punto lila se abrirá en la playa de Somorrostro el 5 de agosto.

En el año 2020 se hizo una prueba piloto de estos itinerarios seguros en grandes eventos como por ejemplo las fiestas mayores, festivales de música, Fin de año y la verbena de San Juan. Según fuentes de la Guardia Urbana, los resultados fueron "exitosos", y ahora los planes de futuro ya incluyen la creación de más itinerarios en toda la ciudad, la mejora de la señalización de las paradas de transporte público a lo largo de todo el recorrido, formar más profesionales y trabajar con el sector del taxi para garantizar también un transporte seguro.

Las agresiones sexuales en Catalunya

Los datos de los Mossos d'Esquadra muestran que entre 2019 y 2022 ha habido un aumento del 31% de las agresiones sexuales y de un 11,34% de los abusos sexuales. Las víctimas son mujeres en un 87,2% de los casos y tienen entre 14 y 21 años. Pero los datos podrían ser mucho más graves, porque hay muchos casos que quedan sin denunciar. "A veces las víctimas no se pueden identificar como tales porque no recuerdan los hechos o no se pueden recoger pruebas porque la denuncia se pone demasiado tarde", asegura la subinspectora de la Guardia Urbana, Gemma Alfonso. Estos casos se conocen como "la cifra negra".

Desde el sector del ocio nocturno, el representante de la Asociación de Salas de Conciertos de Catalunya (ASACC) y responsable de Razzmatazz, Lluís Torrents, pide que "no se relacione directamente las agresiones con el ocio nocturno", puesto que recuerda que durante los años que ilustran los datos, el sector estaba cerrado por la pandemia: "A veces se nos señala y se nos pregunta cómo puede ser que pase esto en nuestros locales, y puede pasar en cualquier lugar".

stats