Sociedad  /  Cambio Climático 03/02/2022

Catalunya lanzará su segundo nanosatéllite para seguir los efectos del cambio climático

El nuevo aparato se lanzará en otoño y se sumará al Enxaneta, que ya ha dado resultados en cultivos de viña del Pallars Jussà

Júlia Peñascal Felís
2 min

LleidaEl Govern lanzará su segundo nanosatélite al espacio este otoño con el objetivo de obtener datos para "luchar contra el cambio climático", según ha anunciado esta mañana el vicepresidente del Govern y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró. Poner en órbita el segundo aparato, cuyo tamaño será el doble del de Enxaneta, que se elevó el 22 de marzo del año pasado, tendrá un coste de 1,7 millones de euros, una inversión elevada pero "imprescindible" para poder avanzar en iniciativas que tienen "un regreso muy superior en puestos de trabajo y servicios", ha insistido el vicepresidente.

El satélite, que ya se ha empezado a diseñar, llevará unos sensores para monitorizar parámetros clave sobre los efectos que el cambio climático tiene ya sobre el territorio y para poder actuar. De hecho, se prevé que, por primera vez, se pueda hacer uso de datos obtenidos tanto desde la Tierra como desde el espacio a la hora de tomar decisiones sobre la emergencia climática.

Después de un año con el Enxaneta en órbita, la Generalitat ha presentado este miércoles el primer caso de uso del nanosatélite en un entorno real, en el Pallars Jussà, donde se ha utilizado para medir diferentes parámetros físicos del suelo en cultivos de viña. El proyecto se inició en la Conca de Tremp, pero también se ha desarrollado en viñas situadas en puntos más elevados del Pirineo y Prepirineo, que debido al aumento de la temperatura se han convertido en zonas adecuadas para este tipo de cultivo. A estas áreas montañosas que tienen un relieve más complicado no llegan las redes terrestres de móvil. Es por eso que la cobertura que ofrece Enxaneta, a través de nuevas tecnologías, es imprescindible para poder instalar estaciones del Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC), que registran continuamente datos, como la temperatura y la humedad del suelo.

Con la cobertura del nanosatélite se prevé poder ampliar la red de estas estaciones para poder recoger datos que sirvan, por ejemplo, para mejorar los cultivos, monitorizar la fauna salvaje y poder estudiar la situación en las cuencas hidrográficas en caso de cambios meteorológicos.

Un sector emergente de futuro

El lanzamiento del Enxaneta desde la base de Baikonur, en Kazajistán –la misma desde donde se elevará el próximo nanosatélite– dio el pistoletazo de salida a las misiones de la Estrategia NewSpace del gobierno de Catalunya, que busca aprovechar las oportunidades del NewSpace, un innovador ámbito que utiliza pequeños satélites que orbitan en baja altura para obtener datos. Según un estudio impulsado por la Generalitat y la Cambra de Comerç de Barcelona, este ámbito puede suponer un elevado valor añadido para otros sectores como la agricultura, la seguridad o las telecomunicaciones.

Según el estudio, en Catalunya hay actualmente 56 empresas y entidades relacionadas con el NewSpace, que facturan un total de 147 millones, y se prevé que en 2025 haya aumentado cuatro veces su ocupación, que llegaría a los 1.755 trabajadores.

stats