Abusos a menores
Sociedad 10/05/2022

Caso Benaiges: el síndic de Barcelona apunta a la "connivencia de la dirección de la escuela"

Según la resolución, se ha de hacer una investigación en profundidad y reparar el daño, mientras que el Consorcio de Educación no tuvo una actuación "ajustada a derecho"

3 min
Albert Benaiges

BarcelonaEl síndic de greuges de Barcelona, David Bondia, ha emitido un duro comunicado sobre los hechos sucedidos en la Escola Barcelona durante los años 80 y 90, cuando el profesor de educación física y excoordinador de fútbol del Barça Albert Benaiges abusó y vejó a decenas de alumnos. Así, según el relato de las víctimas que recogió el ARA y tres denuncias que recibió la misma sindicatura, se desprende que las violencias contra los menores "difícilmente habrían podido ocurrir sin la connivencia de la dirección de la escuela". Así mismo, Bondia manifiesta que es "incomprensible" que la administración no haya podido aclarar en los 5 meses que hace desde que se destapó el caso "cuál era la relación contractual" de Benaiges con una "escuela pública de la ciudad" ni la formación que tenía. El síndic, basándose en las recomendaciones emitidas por un grupo de trabajo formado por expertos, constata "con preocupación" que no solo "falla la prevención y detección de las violencias" en la ciudad, sino sobre todo "la respuesta y el seguimiento" que se da a las víctimas por parte de las instituciones y los centros educativos: hay una "falta de acompañamiento a las víctimas" y hay que impulsar "procesos de reparación desde las instituciones".

El 14 de diciembre del 2021 este diario explicó cómo diferentes alumnos trasladaron las quejas sobre Benaiges a las dos directoras del centro de la época (Mari Carmen de Miguel, directora entre 1982 y 1991, y Maria Corbairan, hasta el 2021). Para el síndic, es un elemento de "máxima gravedad" que la dirección no se creyera las denuncias de los menores, puesto que se "negaron, minimizaron y recriminaron al alumnado que se atrevió a ponerlas en conocimiento de los adultos responsables". "Es inadmisible que las afirmaciones del alumnado no se tomaran con la seriedad debida y no tuvieran ninguna consecuencia para el educador", dice la resolución. Uno de los exalumnos que aportaron su testigo relató que explicó a la dirección del centro su caso, junto con dos niños más, y que se los reunió con el mismo Benaiges y la directora y la subdirectora para obligarles a "pedir perdón" al profesor y advertirles "que no se tolerarían nuevas acusaciones como estas".

En el escrito, Bondia pone de manifiesto que, según el relato de las víctimas, los alumnos de la Escola Barcelona "no solo tuvieron que sufrir diferentes tipos de violencias durante toda su escolaridad, sino que tuvieron que convivir de manera permanente con un agresor que era una figura omnipresente en el centro escolar". Dada la magnitud del caso, a pesar de que no prosperó judicialmente porque los casos estaban prescritos , el síndic insta a las administraciones a hacer una investigación "en profundidad" sobre lo que sucedió durante tres décadas en la Escola Barcelona. "Es muy importante que, más allá de la posibilidad de intervención de la jurisdicción penal, se trabaje a partir del paradigma de la justicia restaurativa y la reparación del daño", dice Bondia. Así, se aplaude el anuncio que hizo el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, justo después de la publicación, cuando anunció una investigación, de la cual la sindicatura no ha tenido ninguna constancia hasta ahora. Un hecho que la sindicatura "lamenta profundamente" porque "las instituciones no pueden limitarse a condenar los hechos, sin desplegar acciones adicionales dirigidas a reparar el daño".

El consorcio falla

Bondia pone el foco en Educación, pero también en el Ayuntamiento, que adquirió "un compromiso para aclarar" los hechos y ha de responder de "manera efectiva", y en el Consorcio de Educación de Barcelona, que ha mantenido una actuación "insuficiente e incompleta", que no ha estado "ajustada a derecho". En este sentido, en el texto se insta a la concejalía de Educación de la ciudad a investigar los hechos para "aclarar la verdad y reparar el daño" y que el Consorcio ofrezca las "disculpas reparadoras que se merece el alumnado". Además, se recomienda que el consistorio cree una comisión de investigación de violencias a la infancia y la adolescencia que investigue y revise casos producidos en espacios municipales.

A preguntas de la sindicatura, el centro y el Consorcio explicaron que Benaiges no tuvo ningún vínculo contractual o laboral con el departamento de Educación o el Ayuntamiento, porque fue contratado por el Ampa, que en 2016, de acuerdo con el reglamento, destruyó la documentación que hacía referencia a Benaiges.

stats