Coronavirus
Sociedad 04/03/2021

Catalunya mantendrá el cierre perimetral por Semana Santa

El Estado busca el consenso para limitar los desplazamientos entre comunidades con la oposición de Madrid

4 min
Una viajera llega al aeropuerto del Prat. Imagen del 23 de noviembre del 2020
Disponible en:

Barcelona / MadridCatalunya mantendrá el confinamiento perimetral durante la Semana Santa, según ha podido saber el ARA. A estas alturas, la Generalitat no tiene previsto levantar a finales de mes el cierre perimetral que limita las entradas y salidas de Catalunya salvo causas esenciales y justificadas, y así lo ha trasladado esta tarde a la reunión semanal que celebra el ministerio de Sanidad con el resto de gobiernos autonómicos, el Consejo Interterritorial de Salud. El objetivo del Estado es acordar una posición unánime en el encuentro de la semana próxima, según ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, después de que este jueves se reúna la comisión de salud pública, que integra cargos técnicos de las comunidades autónomas y el ministerio.

La propuesta inicial de Sanidad ya concuerda con lo que hará Catalunya. "El gobierno es partidario de seguir salvando vidas, no de salvar semanas. Es un objetivo compartido con las comunidades autónomas seguir salvando vidas y que adoptemos las medidas que nos lo permitan, que incidan en la contención", ha afirmado en rueda de prensa, en la que ha defendido que se tomen medidas que limiten la movilidad y que incidan en la reducción de contagios. Sobre la posibilidad de obligar a todas las comunidades autónomas a cerrar sus fronteras, Darias lo ha visto con buenos ojos, pero ha subrayado que quiere que haya un acuerdo unánime de todos los gobiernos regionales para adoptar una decisión "homogénea" en todo el territorio. "Responsabilidad y sentido común", ha pedido.

De hecho, la Cadena Ser ha publicado una propuesta de acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud -fuentes de Sanidad no quieren confirmar que lo haya elaborado el ministerio- en el que quedaría limitada la movilidad con el cierre perimetral de todas las comunidades. Además, se insta a evitar los viajes que no sean necesarios y se recomienda que los universitarios que residen fuera de su domicilio habitual no vuelvan durante este periodo, entre el 26 de marzo y el 9 de abril. Este documento también establece que las medidas que tuvieran las comunidades implementadas dos semanas antes de la Semana Santa se mantendrían, aunque la evolución epidemiológica sea favorable.

El planteamiento también incluye que las reuniones entre grupos en espacios públicos y privados sea de un máximo de cuatro o seis personas, que el toque de queda empiece a las 22 h y que se desaconseje expresamente la celebración de encuentros sociales en los domicilios con personas no convivientes. Además, se establece que "no se celebrarán acontecimientos masivos con aglomeraciones de personas" y, las ceremonias que tengan lugar en espacios cerrados tendrán que seguir las normativas de aforo.

Madrid no quiere el cierre perimetral

Catalunya no es el único territorio que ha defendido mantener las restricciones: el País Valenciano, Euskadi, Asturias y la Rioja también apuestan por mantener las restricciones a la movilidad entre los territorios durante las vacaciones de Semana Santa. Darias espera que haya consenso total, pero ha advertido de que si hace falta se hará una declaración de actuaciones coordinadas del Consejo Interterritorial de Salud que obliga a todos los territorios a cumplirlo.

La Comunidad de Madrid o las Canarias rechazan a priori el cierre y quieren esperar unas semanas, quince días antes del festivo, según el gobierno madrileño, antes de tomar la decisión. Así lo ha expresado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha aprovechado una comparecencia desde Pozuelo de Alarcón para desautorizar a su vicepresidente, Ignacio Aguado, que en rueda de prensa ha opinado que los vacunados tendrían que poder circular libremente por el territorio español durante la Semana Santa, a pesar de que ha puntualizado que la decisión tendría que corresponder a la consejería de Salud y el gobierno español tendría que hacer una propuesta global para todo el territorio. "Me sorprende que después de dos horas de debate en el consejo de gobierno no lo hayan comentado. Las competencias en materia de sanidad las tiene un consejero que estaba ahí y a quien no se ha consultado", ha rebatido Ayuso.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha informado de que ya se ha puesto en contacto con los presidentes de las autonomías limítrofes –Catalunya, Aragón, Murcia y Castilla-La Mancha– o próximas, como las Baleares, para forjar un frente común y acordar una postura conjunta de cara a este periodo vacacional. El objetivo: conseguir que la ministra Carolina Darias acceda a limitar la movilidad por Semana Santa.

Fuentes del ejecutivo catalán han confirmado al ARA que Puig y el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès, hablaron esta semana por teléfono y compartieron "preocupaciones" por los festivos de Semana Santa. Las mismas fuentes insisten en que, hoy por hoy, ninguna de las comunidades tiene previsto levantar el confinamiento perimetral y de momento no han concretado ningún posicionamiento conjunto.

¿Cuál ha sido la reacción de las otras cuatro comunidades interpeladas por Puig? Tanto Murcia como Castilla-La Mancha son partidarias de mantener el cierre regional para seguir manteniendo la curva bajo control. De hecho, Murcia es uno de los territorios con la incidencia acumulada más baja del Estado, con 96 casos por cada 100.000 habitantes. Aragón no se ha querido mojar para "no generar falsas expectativas", si bien cree que es "pronto" para tomar una decisión, y las Baleares tienen intención de garantizar la movilidad pero endureciendo los controles de acceso a puertos y aeropuertos: a partir de mañana se exigirán PCR negativas a los viajeros que vengan de comunidades con una incidencia superior a los 100 casos por cada 100.000 habitantes.

stats