Sociedad 25/02/2021

Grupos confinados con muchos positivos: los centros educativos ya notan el impacto de la variante británica

La presencia de la nueva cepa se podría generalizar en toda Catalunya la semana que viene

3 min
El patio de una escuela, en una imagen de archivo.

BarcelonaHasta ahora, en casi ocho de cada diez grupos escolares confinados solo se había encontrado un único contagiado. El departamento de Educación asegura que el porcentaje se mantiene estable, pero admite que en algunos casos concretos se están empezando a detectar muchos más positivos. Por ejemplo –y según constatan los datos del Traçacovid–, en la Escuela Arrels II de Solsona han detectado 12 positivos en una misma clase de ESO; en el instituto Montbui de Santa Margarida de Montbui (Anoia) ha habido hasta 68 positivos y se han confinado 15 de los 23 grupos del centro; y en la guardería Pa amb Xocolata de Tona (Osona) han detectado 23 contagios. ¿Qué pasa? "La única explicación es la variante británica", constata Pere Joan Cardona, del servicio de microbiología de el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Can Ruti). Los últimos datos de Salud indican que esta variante, que se transmite más fácilmente, ya supone un 40% de los casos detectados en Catalunya y afecta especialmente algunas comarcas, como el Vall d'Aran, donde el 92% de casos de covid-19 son de esta nueva cepa.

Y la situación se podría complicar. "La presencia de esta variante es general en todo Catalunya y, si hay lugares con poca incidencia, quizás es porque se ha buscado poco. La semana que viene podemos llegar al 100% de presencia de esta nueva variante", avisa Cardona. Esto pone en alerta a los centros educativos, porque la expansión de esta variante en todo Catalunya supondría más grupos confinados y más días de cuarentena. El investigador explica que la concentración del virus es la misma que la variante original de Wuhan que conocíamos hasta ahora, pero que el virus "está dentro del organismo" más días: si hasta ahora incubábamos, teníamos síntomas y eliminábamos el virus en 8 días, la variante británica tiene una permanencia en el cuerpo de hasta 13 días. "Este diferencial de cinco días obliga a alargar las cuarentenas tanto antes como después", afirma Cardona. Es decir, investigar los contactos estrechos desde 72 horas antes de los síntomas (y no solo 48 horas, como se hacía hasta ahora) y alargar los aislamientos cuatro días más. "Salud nos ha dicho que como los casos son sospechosos de variante británica, tenemos que hacer 14 días de cuarentena y no 10", confirman al ARA fuentes de la Escuela Arrels II de Solsona. En este centro solo habían tenido dos grupos aislados por un positivo durante el primer trimestre, pero ahora la cepa británica les ha afectado de pleno: 12 alumnos de la misma clase se han contagiado.

Contactos familiares

La situación también fue difícil en Montbui, donde hace solo unos días el riesgo de rebrote superaba los 2.300 puntos. "El 90% de los casos van ligados al brote del instituto. El origen es el gran misterio", dicen fuentes municipales. De nuevo, todo indica que la variante británica está detrás de la explosión de casos en el municipio, que ha puesto a trabajar a los Servicios Sociales y la Policía Local para vigilar el cumplimiento de cuarentenas, ha cerrado parques infantiles y ha aplazado unos días la reanudación de las actividades extraescolares. En Montbui el gran foco era el instituto, pero enseguida empezaron a encontrarse casos positivos en una de las escuelas del municipio donde van hermanos pequeños de los alumnos de ESO, lo cual confirma lo que hace unos días explicaba al ARA el jefe de microbiología del Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona, Tomàs Pumarola: “La variante está subiendo con fuerza en Catalunya. Antes, cuando el virus entraba en un domicilio, afectaba a un porcentaje de los miembros, pero ahora la variante se transmite mejor y ya les afecta todos”. Más de la mitad de los brotes detectados en Catalunya se originan en los domicilios o en reuniones esporádicas entre miembros de una familia.

Con todo, Cardona da argumentos para la tranquilidad, al menos en términos médicos: "No hay motivos para preocuparse porque la variante británica no tiene más severidad". De hecho, todos los centros consultados por el ARA aseguran que los alumnos que han dado positivo presentan síntomas leves o bien son asintomáticos. Otra cosa es el impacto de la variante en el día a día de los centros educativos. Ahora hay 1.051 grupos confinados, 96 más que miércoles, cosa que afecta cerca de 26.000 alumnos. Todo ello es analizado al por menor por el Govern, que se reunirá este viernes por la mañana para ultimar posibles relajaciones de las restricciones, tal como pide el comercio y la restauración, a pesar de que serán "tan cuidadosas como sea posible", según ha dicho el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès, porque la velocidad de propagación aumenta lentamente y ya ha llegado a 1,02, una centésima más que ayer. De hecho, este pequeño repunte del virus se vincula básicamente a la variante británica y plantea muchas dudas sobre las consecuencias que podría tener flexibilizar las restricciones. Todavía hay 1.824 ingresados por covid en los hospitales, 569 de ellos en la UCI.

stats