Coronavirus
Sociedad 05/08/2021

El TSJC autoriza el toque de queda 15 días más y dos municipios de la Costa Brava también lo reclaman

Palafrugell y Calonge i Sant Antoni habían pedido mantener el confinamiento nocturno pero han quedado fuera

Ara
4 min
Terrazas llenas de clientes al atardecer en una imagen reciente

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha autorizado el toque de queda en los 176 municipios catalanes que había pedido la Generalitat para los próximos 15 días. En las poblaciones afectadas la movilidad estará prohibida entre la 01.00 y las 06.00. La restricción se aplica a las localidades de más de 5.000 habitantes que tienen una incidencia igual o superior a los 250 contagios por cada 100.000 habitantes –la Generalitat endureció los criterios para mantener el toque de queda al máximo de municipios–. También incluye algunas poblaciones que están rodeadas por localidades con esta incidencia alta. Hay 25 municipios que entran en la lista y una quincena donde ya no se aplicaría gracias a la mejora de los indicadores. Sin embargo, hay poblaciones como Palafrugell y Calonge i Sant Antoni (en el Baix Empordà) que han reclamado que se mantengan las limitaciones de movilidad nocturna porque es una herramienta "fundamental" para evitar aglomeraciones.

Mapa interactivo: Municipios afectados por el toque de queda

En el informe que la Agencia de Salud Pública ha presentado al Tribunal –con fecha de 3 de agosto– se expone que los contagios en Catalunya continúan bajando pero “todavía se mantiene una transmisión comunitaria no controlada”, que puede “exceder las capacidades de respuesta del sistema sanitario”. Los positivos primero afectaron principalmente a la franja de edad de 15 a 29 años, pero se han extendido por todas las edades y afectan a los mayores de 70 años, que son los más vulnerables y los que requerirán más atención asistencial. Además, según Salud, los encuentros de personas son el “principal factor” que favorece el contagio comunitario. 

"Presión muy elevada" en los CAP y en hospitales

El departamento repasa diferentes indicadores de la evolución de la pandemia, y señala que han disminuido un 5% los ingresos en las UCI en una semana, pero que las defunciones han crecido un 83% en siete días. En este sentido, añade que ha habido infecciones en personas con la pauta completa de vacunación, y que todavía hay sanitarios de baja por sintomatología compatible con covid. De hecho, según datos de la Agencia de Salud Pública, el 29 de julio había 1.405 profesionales de baja, un 70% más que el 7 de julio (827).

Salud recalca que la afectación en los diferentes niveles asistenciales “se estabiliza”, pero que todavía hay “niveles de presión muy elevados”, especialmente en la atención primaria y en las hospitalizaciones en planta y UCI, que no permiten recuperar la actividad ordinaria de los centros. 

En cuanto a la vacunación, el informe apunta que el 1 de agosto había un 58% de catalanes de más de 16 años con la pauta completa; lejos, por lo tanto, del objetivo del 85%-90% de cobertura.

Ante las cifras presentadas por Salud, el TSJC concluye que la situación es “de riesgo inminente y grave”, especialmente por la variante delta –que es mayoritaria en Catalunya– y que contagia también a personas con la pauta completa de vacunación. Para el tribunal, las restricciones actuales han sido “efectivas” por el descenso de la incidencia registrada desde que se aplican, y por eso vuelve a aceptar las restricciones pedidas por el Govern y que incluyen mantener el toque de queda en 176 municipios y limitar los encuentros a un máximo diez personas.  

Palafrugell y Calonge, sin herramientas para evitar aglomeraciones

Precisamente, Palafrugell y Calonge i Sant Antoni, en el Baix Empordà, habían pedido mantener el confinamiento nocturno pero se han quedado fuera de la lista que el Govern ha transmitido al TSJC. Los alcaldes de las dos poblaciones consideran que es una herramienta "fundamental" para evitar aglomeraciones, sobre todo en las playas. El Ayuntamiento de Palafrugell ha aprobado este jueves un acuerdo de junta de gobierno para pedir al Procicat que mantenga el confinamiento nocturno en la población, según ACN. El alcalde, Josep Piferrer, dice en un comunicado que la supresión del toque de queda, vistos los datos actuales de transmisión, llega "en el punto más elevado de ocupación turística". "Nuestro municipio tiene 23.000 habitantes, pero actualmente podemos llegar en fines de semana a cerca de 90.000, y el confinamiento nocturno nos supone una herramienta fundamental que nos facilita la tarea de evitar grandes aglomeraciones difíciles de controlar en las zonas playeras", remarca Piferrer, que sostiene que no contar con el toque de queda puede crear "grandes dificultades de control".

El Ayuntamiento de Palafrugell ya ha pedido refuerzos para poder controlar las aglomeraciones. El alcalde destaca que en las últimas semanas la Policía Local ha estado "desbordada" controlando las personas que no cumplían el confinamiento nocturno y ahora prevé que se produzca un "efecto llamada" entre los que buscan alargar la fiesta y que están en municipios cercanos donde se mantiene el toque de queda. El alcalde de Calonge i Sant Antoni, Jordi Soler, también teme este posible reclamo: "Creo que esta decisión puede suponer un riesgo y un efecto llamada, puesto que los municipios más poblados y turísticos que tocan con Calonge i Sant Antoni, como son Castell-Platja d'Aro, Palamós y Santa Cristina d'Aro, sí que mantienen el toque de queda". Soler explica que hizo la petición a la Generalitat, pero que se la denegaron, y afirma que "es una decepción", a pesar de que agradece la atención recibida por parte de la delegada del Govern en las comarcas gerundenses.

stats