Sociedad 20/11/2020

"Es cuando hablamos de medidas y no de pandemia que hay diferencias entre los países"

Alumnos de España, Colombia, Argentina y México debaten sobre cómo les ha afectado la pandemia

Eugènia Cardona
3 min
Gloria Arbones dinamitza el debat sobre la pandèmia i el confinament amb alumnes d'arreu del món

BarcelonaVeintitrés caras pequeñas aparecen en la pantalla del ordenador. Algunas sonríen, algunas gesticulan y otros buscan el apoyo del maestro, escondido en algún lugar de la clase, con una mirada tímida. Los hay que, a pesar de haberse conectado desde la habitación, se han vestido con el uniforme escolar para la ocasión. "Este año hemos perdido la alegría de veros rondar por la Facultad de Filosofía, pero tenemos la suerte de contar, por primera vez, con los compañeros del América Latina", empieza la directora del Grupo de Innovación y Búsqueda para la Enseñanza de Filosofía (Grupo IREF), Glòria Arbonès.

La crisis del coronavirus ha obligado a cancelar el encuentro de debate filosófico para niños que tiene lugar desde hace siete años en Barcelona. Como alternativa, se ha organizado una conexión entre los diferentes proyectos de la Red Iberoamericana de Comunidades Virtuales en Filosofía para Niñxs. Arbonès da la bienvenida, junto con el director del Barcelona Pensa, José Díez, a los niños de 5º de primaria que participan en esta insólita edición en línea desde Colombia, Argentina, México y España. Cada uno muestra un objeto que lo representa para presentarse al grupo: "He traído un libro sobre cien mujeres importantes a lo largo de la historia porque quiero ser la presidenta de mi país y así me inspiro", dice con convicción Hanna, de 11 años. Durante una hora ella y el resto de participantes crearán una comunidad de debate sobre los efectos de la pandemia en todo el mundo. Todos hablan desde una experiencia que todavía tiene un impacto enorme en su día a día.

"El virus nos afecta a todos por igual, enfermamos del mismo modo y utilizamos los mismos medios de protección sanitarios", dice Eduardo desde Cancún. Aun así, en función de la cultura y de la responsabilidad individual, la respuesta de cada lugar ha sido diferente: "Sé de un país donde los líderes dicen que el virus no nos matará, que lo que lo hará será el miedo", replica el Lucas. "Es cuando hablamos de medidas y no de pandemia que hay diferencias. Aquí en México no puedo salir de casa y hace mucho tiempo que hago las clases en línea. En cambio, en España las escuelas están abiertas", añade.

Poco a poco se establecen los consensos sobre como hacer frente a una pandemia mundial. Para combatirla se necesita responsabilidad individual, cuidados mutuos, educación y escucha activa de los miedos del otro. Todo ello para aprender a convivir, evitar los prejuicios, mantener una mirada amplia y ser consciente de las limitaciones de cada cual, ya sean económicas, sociales o puntuales. Y, como conclusión, todo el mundo actúa diferente, pero nadie lo hace con maldad intrínseca porque, de una manera u otra, "seguir vivo quiere decir estimar la vida, sea propia o ajena".

Las reflexiones finalizan con la lectura metafórica de las fases para levantar un castillo humano, que cada cual interpreta a su manera. Construir y desconstruir argumentos, hacer piña y abrazar ideas, llegar a un punto común o caer en que nunca se dispone de suficiente tiempo para resolver un tema de estas dimensiones. Quizás uno de los aprendizajes de la sesión no ha sido tanto dar recetas sobre cómo hacer frente a una situación tan complicada sino saber deliberar. Un aprendizaje capital, con independencia de la edad que se tenga.

stats