Sociedad  /  Educación 05/05/2022

Los sindicatos de educación anuncian cuatro días de huelga en mayo y en junio

El 25 de mayo y el 9 de junio las paradas durarán todo el día y el 17 de mayo y el 2 de junio dos horas

2 min
Unas 22.000 personas según la Guardia Urbana se manifestaron en Barcelona en la primera convocatoria de huelga del mes de marzo.

BarcelonaMás huelgas en el sector educativo. Los sindicatos de educación avisaron que el final de curso no sería tranquilo si el departamento de Educación no revertía los recortes para el curso que viene y, constatado el desacuerdo, han anunciado cuatro nuevas paradas en el tramo final: habrá huelga en mayo y en junio. El 25 de mayo y el 9 de junio los paros durarán todo el día y el 17 de mayo y el 2 de junio dos horas, de 8.00 h a 10.00 h. Los sindicatos convocan las protestas para denunciar las políticas del departamento que encabeza Josep Gonzàlez-Cambray, que entre otras cosas ha anunciado el adelanto del inicio de curso. Aun así, ahora los sindicatos lo que reclaman sobre todo es que la conselleria rebaje las horas lectivas en primaria (como el Govern había propuesto a los sindicatos) pero también en la ESO a partir del curso que viene (lo cual el departamento dice que es técnicamente imposible).

En una rueda de prensa en la sede del departamento de Trabajo, los sindicatos han insistido en varias reivindicaciones. Han vuelto a pedir la retirada del nuevo currículum, la reversión de los recortes y la supresión del decreto de plantillas y del nuevo calendario. También han exigido una FP pública de calidad en la que haya equiparación salarial y la estabilización del personal interino y laboral. Además, han reclamado que el departamento de Educación asuma la responsabilidad en la defensa de la inmersión lingüística.

Los nuevos paros llegan después de cinco jornadas de huelga en el mes de marzo. La chispa para convocarlas saltó cuando el Govern anunció el adelanto del inicio del curso escolar sin consultarlo antes con la comunidad educativa. Los sindicatos hicieron presión para aplazar un curso el cambio, pero ante la negativa de Cambray, decidieron ir a la huelga, sumando otras reivindicaciones sindicales. Las jornadas de huelga tuvieron un seguimiento muy destacado y salieron a las calles miles de docentes para pedir la dimisión de Cambray: el detonante era el calendario, pero las huelgas recogieron un profundo malestar entre los docentes después de años de recortes.

Después de aquellas protestas, sindicatos y Educación abrieron un periodo de negociaciones, que no acabó bien . Educación planteó una última oferta a los sindicatos, que pasaba por reducir una hora lectiva el horario de los maestros de primaria a partir del curso que viene y hacer lo mismo en ESO, bachillerato y FP el curso 2023-24. Las organizaciones sindicales rechazaron la propuesta porque no afectaba a todos los docentes a la vez, y la conselleria rubricó la carencia de acuerdo publicando la resolución para las nuevas plantillas sin incorporar las contrataciones extra que suponía esa medida.

Lejos de aflojar, los sindicatos han optado desde entonces por mostrar con contundencia su distancia con Cambray, y han boicoteado algún acto público, como el que el conseller tenía que hacer en la UB. Cambray criticó las imágenes de "personas violentas" y dijo que "no representan" a los maestros, y en un artículo en el ARA el conseller avisó, en una referencia velada a los sindicatos, que "quien se opone a las transformaciones no está pensando en el alumnado".

stats